Hugo Rafael Chávez Frías abandono el Esequibo

El cucuteño Nicolás “Hombre de La Habana en Caracas”, ahora lo entrega

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 12/08/15

  • “… Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde…”
  • Sir Francis Bacon (1561/1626)

Estamos presenciando la mise en scéne de la entrega y pérdida definitiva del total de los territorios en
reclamación, ubicados al oeste del río Esequibo.Diapositiva209

No estamos en capacidad para asegurar hoy que, bajo el esquema de acción e inacción programado por esta llamada revolución, esa pérdida no se extienda sobre el mar, hacia las desembocaduras del Orinoco y quede comprometida también, la soberanía sobre las aguas de la llamada Fachada Atlántica de Venezuela.Diapositiva208

Inadmisible

Diapositiva209Resulta considerar que los integrantes de la Comisión Especial que viajó a La Habana el 08/08/15 en busca de apoyo para Venezuela en la reclamación del Esequibo, ignorasen los antecedentes del asunto en el antes, el durante y el después de los acuerdos secretos entre Fidel Castro Ruz (Cuba) y Linden Forbes Sampson Burnham (Guyana) de 1981.

Diapositiva212Determinado esos acuerdos secretos, por una parte, por las limitantes para Cuba (La Habana/Luanda 10.960 km contra La Habana/Georgetown 3.216 kms y Georgetwon/Luanda 8.142 kms), por la otra, las determinantes bélicas del “Imperialismo cubano” sobre África (para 1985 sumaban 36.000 tropas cubans equipadas: Angola 23.000, Argelia, Siria, Congo Brazzaville, Etiopía 12.000)

 

Imposible

Diapositiva211Que lo ignorasen tanto el Internacionalista UCV y Magister en Estudios Europeos de la Universidad de Cambridge Jorge Alberto Arreaza Monserrat, hoy Vicepresidente Ejecutivo del cucuteño Nicolás, como el ex–embajador Alexander Gabriel Yánez Deleuze y vicecanciller para América Latina y Caribe.

Menos en el caso del diplomado en Ciencias Políticas UCV, master en Estudios del Desarrollo University of Sussex in England, ex–embajador de Venezuela en USA (2003/10), Bernardo Álvarez Herrera, hoy Secretario Ejecutivo del ALBA–TCP

La otra delegada

Rosa Virginia Chávez Colmenares, no contaría para el comentario puesto que, salvo ser hija del fallecido Diapositiva210Hugo Rafael Chávez Frías, el mismo quien aceptaría las órdenes de Fidel Castro Ruz para abandonar las pretensiones venezolanas sobre la zona en reclamación; de ella, ignoramos que “pito toca en este entierro”

Indefendibles

Les resultará a todos y cada uno de estos tres citados y encumbrados diplomados universitarios, especiales delegados del cucuteño Nicolás ante Raúl Castro Ruz, alegar ignorancia sobre las criminales sostenidas y continuadas acciones bélicas de Fidel Castro Ruz sobre Venezuela y su población civil y eso, durante no menos de 20.000 documentados días de guerra.

Más aún, no tienen, ni tendrán jamás, argumento alguno –ante si mismos, sus descendientes, sus pares y el resto de los venezolanos– que les limite o atenúe responsabilidades criminales por sus definitivas y voluntarias actuaciones en exclusivo beneficio de los intereses de Cuba.

Baste para recordarles

Tomar en cuenta aquel preciso y declarado objetivo bélico de Fidel Castro Ruz, sobre los que articularían luego planes bélicos y las hostilidades en contra de Venezuela, evidenciado en su particular propuesta al recién electo Presidente Rómulo Betancourt Bello, en Miraflores, en la ocasión de su solicitada reunión privada de febrero de 1959:

  • “… Tú con tu petróleo y yo con mi revolución dominaremos…”, alegaría Fidel Castro Ruz
  • “… El petróleo es de Venezuela y de los venezolanos…”, respondió  Rómulo Betancourt Bello.

Irrefutable

Que alguno de los diplomados internacionalistas o alguien más especializado, deslinde ese declarado objetivo geopolítico y bélico del imperialismo cubano, de los resultados derivados del control que asumió Fidel Castro Ruz, antes, durante y/o después de 1992, sobre el teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías y sus asociados.

Control tanto para “dominar” a Venezuela como para disponer a su albedrío de los dividendos de ese petróleo de los venezolanos, para prostituir Latinoamérica, comprando y pagando tanto la dirigencia interna venezolana –dentro o fuera de gobierno–, como la de los representantes de gobierno y de oposición en los países incorporados y luego asociados a aquellos acuerdos de 1981 que hemos citado.

No existe prueba alguna que pueda refutarlo, con el petróleo venezolano, como lo dijo en 1959, Fidel Castro Ruz y su revolución, compraron, pagaron y dominan.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: