Pueblo y patria en el juego del “… quítate tu para ponerme yo…”

Dos estribos que cabalgan las uniformada botas del crimen sea éste organizado o desorganizado

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 17/08/16

 

  • “… A diferencia de la fuerza, que es atributo y propiedad de cada hombre en su aislamiento frente a todos los demás hombres, el poder sólo aparece allí donde los hombres se reúnen con el propósito de realizar algo en común, y desaparece cuando, por la razón que sea, se dispersen o se separen…”
  • Jesus Ramón Quintero Prieto 1999

 

slide22¿Existe y opera realmente como nación esto que el régimen identifica como pueblo y se les conoce con el gentilicio de venezolano?

Bien valdría documentar y responder si realmente este pueblo, a cuya definición, concepto o término, se refiriera el Abate Sieyès (1748/1836) en sus análisis; ese propio pueblo venezolano, a partir de 1830 y en los 186 años de ininterrumpida existencia de la Venezuela autónoma, ha llegado verdaderamente a constituirse y operar políticamente como un todo, y en su conjunto, como nación.

Una ventana

Bastaría a tal fin y asomarse a una ventana, para tomar y observar la más determinante arista, la que le sería existencialmente propia y en teoría irrenunciable, a toda comunidad humana vinculada o identificada con un gentilicio, con sus propios, sólidos, consistentes y aglutinantes intereses; todos identificados, asentados y políticamente consolidados y operando sobre un territorio.

Sólo para entrar en éste, el más álgido pero gráficamente mejor documentado de los temas político–militares, observemos rápidamente cómo la Venezuela original de los 2.100.026 kilómetros cuadrados (km2) de territorio de la Capitanía General (creada con la emisión de la Cédula Real de Carlos III del 08/09/1.777), perdiendo así y sin disparar un tiro 460.628 km2 (22%), redujo su territorio a 1.639.398 km2 en 1882 y luego, en iguales o parecidas circunstancias, perdiendo otros 722.953 km2 (34,5%) reduciendo el territorio hasta los 916.445 km2 actuales y que en este período del hoy 1999/2016 bajo el régimen de un militarizado y cacareado Socialismo del Siglo XXI, con su menos del 43,6% del territorio original, se negara a recuperar los 159.542 km2 del Esequibo, (7,6%) de su territorio original.

Dejación, entrega o rendición

Un evento político–militar de trascendencia, a lo cual se sumarán nuevos abandonos y nuevas pérdidas territoriales en curso y sobre nuevos y severos riesgos para las generaciones futuras; quedando Venezuela desamparada por esa, la voluntad de su propio pueblo y enfrentada a la expoliación, con la criminal explotación por intereses económicos ajenos a los propios, de su riqueza en la aguas, fondos y subsuelos marinos en la pantalla atlántica; allí justo, donde se han acumulado los sedimentos arrastrados a esos fondos marinos –para no referirnos más atrás– durante no menos de sus 240 años de su existencia, por las aguas del río Orinoco.

Y para culminar este proceso, por obra del líder continental o galáctico, el teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías, y ya definitivamente Venezuela en manos y por manos del ejército de ocupación al servicio de los intereses extranjeros, los 916.455 km2 cuadrados, han sido en los hechos, políticos, militares, económicos y sociales, definitivamente anexados al territorio de Cuba

¿Nación?

¿Y dónde estuvo, antes, durante y después, y dónde está ahora esa voluntad del pueblo constituido en nación, para defender la integridad de su propio territorio?

¿Se ha pronunciado hoy ese pueblo nación a la luz de la pública y nueva pérdida, entrega o escisión territorial, con los abandonados 159.542 km2 del Esequibo?

¿Se atreverá y podrá algún experto documentar la substancial diferencia entre aquella inorganicidad del pueblo sobre los que cabalgaron “… los partidos políticos y las élites en el poder…” (Quintero Prieto 04/02/99) para arrebatar “… a la voluntad popular su derecho a determinar la marcha de la cosa pública y el destino común de los venezolanos…” sólo “… con el innoble propósito de perpetuarse en el poder…”.

Existiría alguna sustentable, documentable y neta diferencia con esta “política del poder por el poder”, que hoy es el más conocido y distintivo signo de esta supuesta “revolución bolivariana” con su evidenciado “innoble propósito de perpetuarse en el poder”.

Difiere aquel pueblo de éste

¿Podrán los estudiosos expertos, distanciar aquel pueblo de AD/Copei y de las élites del Sistema de Conciliación (Rey), del denostado “puntofijismo” de Carlos Andrés Pérez, de Rafael Caldera, de Jaime Lusinchi, de este otro pueblo de Hugo Rafael Chávez Frías, del colombiano Nicolás, definitivamente no constituido en nación y definitivamente bajo el yugo de esta acomplejada y depredadora izquierda, del PSUV y de una uniformada claque de supuestos profesionales de las artes militares –2.000 generales para un contingente no mayor a 140.000 efectivos–, prolíficos todos en “… decisiones y promulgaciones de leyes notoriamente perjudiciales al interés nacional, prohijando la corrupción generalizada de la vida política e institucional y el descrédito de las instituciones…”, donde ya 17 años han definitivamente institucionalizado y opera con absoluta total impunidad, el crimen, tanto organizado como desorganizado.

O quizás, sin una posible respuesta por esa vía de los estudiosos y expertos diplomados, a la luz y experiencia del hombre de a pie, pretendido ciudadano, se trata simplemente del mismo sempiterno juego en los 186 años de esta “patria” del populismo/caudillismo/malandrismo, a sintetizar en los cinco conocidos vocablos: “… quítate tú, para ponerme yo…”

 

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: