¿Zar de la Droga[i] y en Venezuela?

 

No existe, las más connotadas fichas son sólo, simples asalariados; a lo sumo, comisionistas

 

 

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 24/12/15

  • “… está garantizado que allí donde gracias a las drogas se obtienen beneficios sustanciales, habrá corrupción, complicidad oficial, a menudo en los más altos niveles…”

Moisés Naím “Ilícito” 2005

 

 

 

Aún cuando persiste en el mundo de comunicadores y medios, el atribuir y denominar con categoría de capo o zar a cuanto personaje –uniformado o no– que se haga notorio o notable por titulares; o que, comience a destacarse, dentro y fuera de Venezuela, por las consuetudinarias referencias a sus vinculaciones con el mundo del crimen y de los criminales.

Todos esos tan publicitados personajes dentro de la Venezuela “revolucionaria” de Hugo Chávez –él incluido–, adolecen no sólo de las capacidades personales, conocimientos y experiencias; de los arrestos y sobre todo, de una realidad material que les acompañe y directamente derivada del peso personal sobre sus pares y en el control que ejercen sobre el terreno en y para el manejo de una determinante y significativa cuota de mercados ilícitos y/o en el ámbito de su especialidad criminal y, de los inmanentes montos de monedas fuertes derivados de la renta ilícita que captura, maneja y distribuye entre sus subalternos y asociados, mediando una dinamizada red de flujos financieros.

Atributos indispensables en un sostenido ascenso personal en el tiempo, para y hasta alcanzar, posiciones en el mundo de la criminalidad nacional e internacional, semejantes o quizás equivalentes, a alguno de los verdaderos históricamente reconocidos capos o zares en el Crimen Organizado.

De la talla, sea del ítalo–norteamericano Charles “Lucky” Luciano, de New York; del italiano, Salvatore “Toto” Riína de Sicilia; sea de los más recientes, conocidos y cercanos, los colombianos Fabio Ochoa Vásquez, Pablo Escobar Gaviria, de Medellín o de los hoy connotados narco–negociadores de las FARC en La Habana: Luciano Marín Arango, Seuis Pausivas Hernández, Luis Alberto Albán Burbano, Rodrigo Granda, por citar sólo algunos.

Cocaína: una narco–perspectiva hemisférica

Desde las “propuestas” de Fidel Castro Ruz y las derivadas negociaciones entre los dos “mejores nuevos amigos”, Juan Manuel Santos Calderón y el teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías, éstas tuvieron y mantienen como objetivo, sacar a Colombia de los persistentes titulares en los medios como principal expotadora de la creciente producción de cocaína del Cártel FARC.

Política y estrategia que además de, en su momento, abonar el terreno para la ulterior apertura de negociaciones de paz en La Habana, reducían significativamente las perturbaciones mediáticas a los términos y ejecutorias de la ayuda político–financiera norteamericana en materia de lucha antidrogas a Colombia.

Jamás se trató de o podría hablarse, que existiría y operaría en territorio venezolano, una estructura funcional para la incorporación y rectoría de bandas criminales asociadas y mucho menos, bajo mando, direccción o conducción de un capo o zar nativo.

La reorganización para el apoyo de la más grande, estructurada y funcional empresa criminal del Cártel FARC, la producción/comercialización de cocaína, que se instaló en Venezuela luego de los acuerdos Castro/Santos/Chávez, sólo estaba, ha estado y está prevista, para el seguro tránsito, depósito, estibado y exportación de la creciente producción de cocaína a los mercados internacionales y están destinados a la captación, mantenimiento y control de un creciente porcentaje en el mercado de las drogas.

Mercado cuyo estimado en flujos financieros para el año 2015, se cifró en líquido, por sobre los sesenta mil millones de dólares americanos (US$ 60.000.000.000,oo).

Caso Makled

slide06

Quizás la individualidad nativa más cercana a lo que podría denominarse un capo o zar de la droga, la representa el hasta ahora, mejor conocido y más eficiente broker de la cocaína que haya operado sobre territorio venezolano, el siriovenezolano Walid Makled García, alias “El Turco”, “El Árabe”; sin embargo, llegó a organizar y operar por años su eficiente estructura, pero no calzó por completo las botas de un capo, zar o jefe de cártel, sólo el del más eficiente broker de la cocaína producida en Colombia.

slide17

 

“El Árabe”, un antiguo pirata de carreteras quien, cabalgando una coyuntura política, paso a paso, con el tiempo y amparándose en las edificadas relaciones con sus asociados y asalariados[ii] militares y políticos activos en el régimen de Hugo Chávez, logró levantar y cimentar, las bases para la eficiente operación de ese complejo de actividades que cubrieron desde el suministro seguro y sostenido de precursores para el procesamiento de la cocaína en Colombia, pasando por la segura carga y acarreo, el almacenamiento, el estibado de la producción de cocaína negociada con carteles colombianos, en naves y aeronaves operando desde puertos y aeropuertos venezolanos, para culminar con la entrega de multi–toneladas de cocaína de alto tenor, en los mercados internacionales: USA vía Centroamérica y vía África, a la Unión Europea.

Toda esa estructura funcional del complejo Makled, fue suficientemente analizada y luego resumida en las gráficas de la nota “Política de las drogas y las drogas en la politica”, 30/11/2010.

Caso Reverol[iii]

El ahora Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, el Mayor General Néstor Luís Reverol Torres inicialmente señalado por el citado broker de la cocaína Walid Makled García, luego de su detención en Cúcuta Colombia el 25/04/10 y en entrevistas a medios desde la Cárcel de Máxima Seguridad, Cómbita Bogotá[iv] https://youtu.be/65X1esXiDp4.

Posteriormente, lo haría el fugado ex–fiscal militar y ex–magistrado del TSJ general (r) Eladio Aponte Aponte, el 18/04/12, quien lo cita expresamente, como el Zar de la Droga en Venezuela http://ln.is/www.youtube.com/YFnGz … a la par, con su socio, el también general Cliver Alcalá Cordones.

Si embargo, desde nuestra perspectiva, siendo que estos supuestos zares, no son ni jefes, ni coordinadores, ni patrones; mucho menos han tenido ni tienen participación, ni voz ni voto en alguna sea el eventual cónclave o proceso de preparación y de toma de decisiones de grupo o asociación de grupos criminales dedicados, fuere a una u otra especialidad criminal o, en este caso, a la industria y la exportación de drogas.

Han sido en toda la historia criminal venezolana, son y seguirán siendo, simples y prescindibles soportadores del Crimen Organizado.TarekMinInterior200812

Entre 2012 y esta, diez consecutivas notas[v] han tenido como personaje central al citado supuesto zar de las drogas en Venezuela.

Baste para precisarlo, ninguno de estos supuestos zares, independiente del número de soles que les haya regalado Chávez y luzcan en sus chareteras, ha participado jamás o participa en las negociaciones Castro/FARC/Santos; sólo Hugo Chavez en algún momento, pretendió presumir de haber facilitado los contactos iniciales de esas negociaciones; de resto, ningún venezolano, con o sin uniforme y en función de los intereses de Venezuela, Hugo Chávez incluido, ha tenido voz en esas narco–negociaciones de La Habana; antes por el contrario, han sido citados, sea para rendir cuentas, lo fuere para escuchar, recibir y ejecutar decisiones, como aquellas del Cónclave de La Habana[vi], el 09/03/12.

Subalternos

Simples o muy complejos soportadores en y con las mútiples y variadas actividades que, dado los cargos públicos que eventualmente ejercen o por sus estrechas complicidades/relaciones/enlaces con los centros visibles e invisibles del poder político/militar/económico/financiero, están capacitados para desviar, frenar, impedir o liquidar físicamente, en cualesquiera sean las etapas de los procesos regulares o extraordinarios en la industria criminal, las ejecutorias estatales que embalen, perturben o molesten, en las actividades y negocios del Crimen Organizado.

Son desempeños y actividades continuadas imprescindibles, tanto que sin su coordinación y ejecución el complejo de actividades del Crimen Organizado no podría hacerse del control y existir en Venezuela y por eso, por esas indispensables ejecutorias, independiente del cargo o de los soles que luzcan sobre la charretera, estos simples subalternos del Crimen Organizado, devengan, sea asignaciones o salarios fijos o extraordinarios, fuere las suculentas comisiones, regularmente pagadas en monedas fuertes, en liquido o transferidas a sus cuentas registradas fuera de fronteras venezolanas.

Tareas de indispensable soporte al Crimen Organizado

Al igual que en su momento lo hiciera Fidel Castro Ruz en Cuba con Pablo Escobar Gaviria en la década de los sesenta y luego en la época de las Operaciones Irán–Contra en Centro América, con el trueque de armas por drogas, las tarifas son negociadas y fijadas y quien no las paga, simplemente se le incautan los bienes ilícitos para ser reciclados e incorporados de nuevo al mercado, por otros canales; tal como se recuerda fuere la operación del general de la Guardia Nacional, Ramón Benigno Guillén Dávila.

En el caso de la cocaína, como ejemplo, una tarifa por kilo para las cargas depositadas y custodiadas en el territorio; otra por kilos por las cargas en tránsito o que sobrevuelen el territorio.

En el particular caso de la Guardian Nacional de Venezuela, está el ya conocido y famoso “Pote del Comandante”; una modalidad para apropiación indirecta de renta ilícita, que consiste en la obligación ineludible de depositar en ese “pote”, un fijado porcentaje de los cobros y de las comisiones y ganancias ilícitas, que cada jefe o integrante de unidad de operaciones, en cada actividad de seguridad y en cada punto de control sobre el territorio nacional, logra capturar.

Algunos detalles de esa dinámica del soporte

  1. a) Pasar avisos a tiempo sobre la evolución de investigaciones policiales dentro/fuera fronteras y sobre operaciones puntuales que pongan en peligro intereses de sus patrones.
  2. b) Hostigar individualidades y grupos asentados o comenzando operaciones en el territorio o área de actividad criminal, en competencia con las de sus patrones.
  3. c) decomisando reciclando cargamentos de drogas que luego incorporan a la red de exportación;
  4. d) Brindar seguridad física sobre cargamentos de bienes ilícitos sea en depósitos o en tránsito por el territorio.
  5. e) Brindar seguridad física en puertos y aeropuestos oficiales y/o en pistas clandestinas para el estibado de bienes ilícitos en naves y aeronaves, sea de acantonamiento en el terrotorio o en tránsito.
  6. f) Transmitiendo a tiempo las claves de trasponder para evitar ser detectados e interceptado sobre el territorio o aguas bajo jurisdicción.
  7. g) Facilitar las condiciones para la fuga de fichas importantes de los carteles, caso Marceliano Diaz Ariza, alias El Boyaco con Miguel Rodríguez Torres.
  8. h) Ante hechos cumplidos, detenciones, interpelaciones, incautaciones de fichas importantes de un cártel, facilitar la destrucción, alteración, contaminación de evidencias físicas que las invaliden en cualquier juicio.
  9. i) En casos de muertes violentas, asignar el personal menos capacitado para el manejo de la escena del crimen, promoviendo con ello la contaminación, alteración, destrucción o invalidación de evidencias, caso Wilber Arilio Varela Fajardo, alias El Jabón.
  10. j) Imponer por cualesquiera sean los medios y circunstancias, el silencio de testigos, tal es el caso de Walid Makled García, depositado en el SEBIN.

Y a defecto de una asignación periódica por una u otra sea(n) la(s) banda(s) que pagan y hacen uso de estos servicios de soporte y hasta por sobre éstas en algunos casos vibrantes, fijan las tarifa para cada operación o secuencia de operaciones por tanto, además de asalariados, resultan también comisionistas

¿Confirmados o refutados los señalamientos?

Tomaremos como ejemplo el caso de este mayor general Néstor Luís Reverol Torres, Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana por dos puntuales razones: a) la gravedad de los señalamientos y b) las recientes informaciones que lo señalan como sujeto a investigación y juicio en Estados Unidos (USA), como quien suministraba información, “pitazos” a los carteles de la drogas, sobre investigaciones en curso, preparación y ejecución de operaciones policiales contra sus intereses por oficinas de policía de varios países; de hecho, citan algunos expertos en el área, que cuatro países se retiraron de cualquier relación con oficinas de seguridad venezolanas, como derivado del fracaso de varias operaciones, debido a “pitazos” que fueron transmitidos desde Venezuela.

Es decir, en USA no se investiga al mayor general Néstor Luis Reverol Torres como zar, capo, jefe o cabeza de algún cártel de las drogas, ni siquiera del tan sonado Cártel de los Soles, no, se le investiga y está sujeto a juicio penal, por ser informante, “sapo”; aquel quien a tiempo alertaba a sus empleadores, sobre amenazas o peligros en curso contra sus intereses.

2.068 días sin ser refutados los señalamientos

Es decir desde hace 2.068 continuados días, para tomar el caso Reverol Torres como referencia, existe información sobre la participación de generales activos en la protección de estructuras criminales en el negocio de la cocaína y ni la FANB con su servicio de inteligencia; ni el SEBIN con su estructura de Seguridad de Estado; ni el CICPC como policía criminal; menos aún en la FGR, como rectora de toda causa criminal, tomaron nota de esas informaciones e iniciaron las indagaciones a objeto de verificar o desvirtuar esos precisos señalamientos[vii].

Antes por el contrario, derivado de los acuerdos entre Hugo Rafael Chávez Frías y Juan Manuel Santos Calderón, por expresa presión militar interna, el broker de la cocaína Walid Makled García fue extraditado a Venezuela y una vez en Caracas trasladado y encerrado en SEBIN alejado de todo medio de comunicación y jamás en esos 2.068 días transcurridos desde su detención en Cúcuta, ninguno de los cinco entes oficiales señalados, ni pidieron información a Colombia, tampoco a USA que solicitó su extradición de Colombia y mucho menos han interrogado al detenido; éste fue absolutamente silenciado.

Ninguna de las aseveraciones que se hicieron públicas, las de Walid Makled García 2010, ni las de Eladio Aponte Aponte 2012, fueron investigadas, confirmadas y mucho menos refutadas.

De existir una sola diligencia en estos desempeños, uno y otro organismo, uno y otro jefe policial o Fiscal del Ministerio Público, podría eventualmente exhibir o hacer públicas las actas oficiales y resultas de tales diligencias.

Más aún, como jefe de la ONA Nestor Luis Reverol Torres fue designado custodio de todos los bienes, empresas y cuentas bancarias de Walid Makled García, éste a su vez, lo señala de nuevo como usufructuario de sus bienes sin rendir cuentas del uso de esas propiedades ajenas, que si bien pasaron a custodia de ONA, no se abrió ni culminó una causa penal en curso, menos sentencia judicial definitiva sobre la disposición de los bienes: Según Makled, son no menos de US$ 140 millones líquidos derivados de las actividades comerciales que se manejaron en sus empresas y sobre las cuales Reverol Torres no ha rendido cuentas.

Sólo confidentes de carteles; en el argot de malandros: sapos

CWbdrXEXAAAXd4U

 

isLas informaciones desde USA están señalando a Néstor Luis Reverol Torres y su segundo en ONA Edylberto José Molina Molina –agregado militar de Venezuela en la Embajada en Berlín y quien fuera evacuado de una aeronave de PDVSA que despegaba con destino a Alemania[viii]–, no ha señalado a la FANB por tanto, la causa se refiere a conductas y acciones criminales de dos individualidades dentro de las fuerzas así que, en el caso del Ministro de la Defensa Vladimir Padrino López –el conocido inmovilizador–, quien en nombre de las FANB rechaza los señalamientos.

Vladimir Padrino López como ministro de la Defensa, a los efectos de validar su posición, tendría que documentar/certificar todas y cada una de las diligencias/gestiones/indagaciones dentro y fuera de Venezuela, destinadas a confirmar o refutar los señalamientos hechos por venezolanos, en Venezuela, contra los dos ahora señalados por USA, a defecto de lo cual, Padrino López con su conducta entra en el rango de la negligencia, de la complicidad o de la cobardía puesto que, su expresa inacción, es la generadora y tiene los efectos ultrajantes sobre todo el resto de los integrantes de la FANB.

Asalariados y comisionistas, pero zar de la droga en Venezuela, como lo cita el ex–juez Eladio Aponte Aponte, no ha existido y mucho menos habría podido existir durante este período revolucionario de Hugo Chávez y de su heredero, el colombiano que se hace llamar Nicolás, ahora muy citado luego de las detenciones de los dos sobrinos de su mujer Cilia Adela Flores por una investigación para la exportación de 800 kilos de cocaína a USA.

 

 

[i] Tsar o zar, designa a monarca o gobernante supremo europeo; al Mayor General Comandante de la GNB, Néstor Luís Reverol Torres, lo calificó como tal, el ex fiscal militar, ex magistrado del TSJ y fugado de Venezuela, Eladio Aponte Aponte,

[ii] Nómina Makled:

  1. Mayor General Henry de Jesús Rangel Silva, Ministro de Defensa, hoy gobernador de Yaracuy
  2. Mayor General Felix Antonio Velásquez Comandante 5ª División Infantería de Selva
  3. Mayor General Luís Alfredo Motta Domínguez Comandante GN, INTI
  4. Almirante Carlos Máximo Aniasi Turchio Comandante de la Armada 2009
  5. General de División (E) José Gregorio Montilla Pantoja, Agregado Militar en Alemania
  6. General Brigada Hugo Armando Carvajal Barrios alias “El Pollo” DIM
  7. General Néstor Luís Reverol Torres ONA,vice ministro Interior y Justicia
  8. General Orlando Medina Miranda; Inteligencia de la GN
  9. General Franklin Márquez; Jefe del Core 1 de la Guardia Nacional
  10. General Gabriel Armas González; ex-jefe del estado mayor del Comando Regional No. 2 de GNB.
  11. General Alexis Maneiro Gómez; Ex Jefe del CORE 7 Guardia Nacional, ex Director de Inteligencia
  12. General de Brigada Av Wilson Marín Leal; Grupo 4 Maiquetía
  13. General Eladio Aponte Aponte; Sala Penal TSJ
  14. General Luis Felipe Acosta Carlés Gobernador Carabobo, socio piratería carretera
  15. Capitán de Navío Ramón Rodríguez Chacín; MinInterior, vicepresidente PSUV,Presidente Tribunal Disciplinario y electo gobernador de Guárico.
  16. Coronel Ramón Alonso Carrizales Rengifo, gobernador Apure
  17. Tte Coronel Favio Zavarce Pavón, Comandante Destacamento 25 GNB PtoCabello, Carabobo.
  18. Mayor Nelson Morales Fiscalía Militar Aragua
  19. Mayor Francisco José Ameliach Orta vice Asamblea Nacional PSUV
  20. Tarek Zaidan El Aissami Maddah Ministro Interior y Justicia, ahora gobernador en Aragua
  21. Firaz El Aissami Maddah, hermano y encargado de empresa de suministros a cárceles
  22. Nicolás Maduro Moros, ex–chofer de Metrobus, Canciller y ahora presidente en funciones
  23. Cília Flores; escribiente de la PTJ, PSUV, Presidente AN y Procuradora, ahora Primera Dama
  24. Ramón Carrizales piloto civil e hijo del vicepresidente de la República
  25. Saúl Guillermo Ameliach Orta viceministro del petróleo
  26. Iris Varela PSUV ministra de cárceles
  27. Funcionario Jesús Alfredo Itriago CICPC
  28. Funcionario Nelson Lara CICPC
  29. Luís Tascón PSUV (+)
  30. William Lara PSUV gobernador de Guárico (+)

[iii] Mayor General GNB, Néstor Luis Reverol Torres, titular de la cédula de identidad V–7.844.507; egresado de la Promoción Batalla de Araure 1984 como Licenciado en Ciencias y Artes Militares. Su historial revolucionario incluye al menos 12 nombramientos gubernamentales, aderezados de múltiples escándalos políticos por su presunta vinculación con narcotraficantes. Siendo coronel se desempeñó como Jefe de la Guardia de Honor Presidencial; en 2007 Director de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA); luego vice Ministro de Seguridad Pública bajo órdenes de Tarek Zaidan El Aissami Maddah y durante todo el proceso para la destrucción de la capacidad instalad de policía, en la fase final de ésta, el 13/10/12, asumió como Ministro del Interior y Justicia hasta 22/04/13 que Nicolás lo sustituyó por Miguel Rodríguez Torres; previsto su retiro para el 08/07/2015 sin embargo, fue el único efectivo ratificado y designado Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana el 27 de octubre de 2014. Otros cargos: presidente de CorpoZulia; subdirector del Sebin; presidente de la Comisión Nacional de Casinos, salas de bingo y maquinas traganíqueles; gerente del proyecto de solución tecnológica integral para el montaje e instalación de centros de atención del 171; miembro de la Fundación Venezolana para la Prevención y Tratamiento de Consumos de Drogas; Integrante del Consejo Directivo del Servicio Nacional de Administración y Exoneración de Bienes Asegurados o Incautados, Confiscados y Decomisados.

[iv] Casto Ocando https://youtu.be/H6MK6CCj3dw, reseñada por El Nacional

[v] https://rriverom.wordpress.com/2014/12/31/cuando-sonara-el-disparo/

https://rriverom.wordpress.com/2012/11/14/que-se-maten-entre-ellos-mismos/

https://rriverom.wordpress.com/2013/10/09/nicolas-maduro-moros-a-la-orden-de-cuba-se-sienta-sobre-las-bocas-de-los-canones/

https://rriverom.wordpress.com/2013/10/06/la-yv-2531-con-los-1-400-kilos-de-cocaina-de-tarek-zaidan-el-aissami-maddah/

https://rriverom.wordpress.com/2013/09/27/la-connection-venezuelienne/

https://rriverom.wordpress.com/2013/04/17/1839/

https://rriverom.wordpress.com/2013/04/11/nestor-luis-reverol-torres-atrapado-en-el-simplismo-primitivo/

https://rriverom.wordpress.com/2013/03/03/donde-esta-hugo-rafael-chavez-frias/

https://rriverom.wordpress.com/2012/12/11/esta-guerra-del-general-nestor-luis-reverol-torres-mppij/

https://rriverom.wordpress.com/2012/12/10/verdugos-pidiendo-clemencia/

[vi] [i]  El 09/03/12 en El Laguito, presidido por Raúl Castro flanqueado por seis generales cubanos, entre ellos Frank Yánez y Herminio Rodríguez; por Venezuela asistieron, Hugo Rafael Chávez Frías a su vez franqueado por ocho de sus generales, entre ellos, los de mayor renombre mediático, Henry de Jesús Rangel Silva, para ese momento, Ministro de la Defensa; Euclides Amador Campos Aponte, Comandante General del Ejército; Clíver Antonio  Alcalá Cordones, Comandante de la Cuarta División de Blindados Maracay, Aragua y Jesús Rafael Suárez Chourio, Comandante de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista acantonada en La Placera Maracay, estado Aragua.

[vii] Tampoco en los últimos 33 años, el más activo operador de las FARC en Venezuela, capitán de navío Ramón Emilio Rodríguez Chacín hoy gobernaor de Guárico, uniformado o no, si bien durante el período de Jaime Lusinchi, el juez militar Ángel Edecio Zambrano Chaparro le dictó medida como implicado en la Masacre de El Amparo, motivo por el cual, por presión expresa del general Humberto Camejo Arias, Comandante del CEJAP, Lusinchi despojaría al juez de la causa trayéndola bajo su control a Caracas.

[viii] Indiscutible que una vez que sale a la luz la información de USA, el más interesado en impedir que Edylberto José Molina Molina, quedase en manos de la DEA, es Néstor Luís Reverol Torres, como subalterno y socio, es quien tiene a la mano la mayor y mejor información y documentación posible de revisar.

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: