“Santiago”: Mision, implosionar Ejército de Colombia

 

Hoy, único poder de fuego que limita el avance y la priorización de los intereses de

Cuba por sobre toda Latinoamérica

 

 

 

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 27/08/14

@rarmuz

 

 

 

  • “… Todo el Arte de la Guerra se basa en el engaño. El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin luchar…”

Sun Tzu

 

 

 

A partir de la huída de Fulgencio Batista y Zaldivar en diciembre de 1959, las dos más importantes voluntades políticas y

"Santiago" el otro Topo de Fidel Castro Ruz

“Santiago” el otro Topo de Fidel Castro Ruz

técnicas, las fuerzas letales y las capacidades militares a las que se enfrentó Fidel Castro Ruz por imponer esa su variante de comunismo en Latinoamérica, no fueron las norteamericanas, han sido, primero el gobierno y el Ejército de Venezuela y luego, su par, el gobierno y el Ejército de Colombia.

Esa primera de estas dos capacidades letales, como queda suficientemente comprobado en los hechos, comenzó su desmantelamiento a partir de la decisión política del titular de la presidencia de Venezuela, Rafael Antonio Caldera Rodríguez, con esa su tan apresurada como pretendida y de nuevo errada versión II de “Política de Pacificación”, al reincorporar a filas y con todos sus derechos a los cientos de oficiales y a los miles de tropas alzadas contra Carlos Andrés Pérez Rodríguez en las dos fracasadas intentonas militares de 1992; en febrero Chávez, en noviembre Grüber.

Caso Venezuela

Se le sembraría hondo una enorme carga de profundidad y de lenta mecha, en la sentina de la FAN, si imagináramos ésta como un gran navío de guerra en su travesía por aguas profundas.

A la vista los derivados veinte años después de esa “ingenua” letal decisión de Rafael Antonio Caldera Rodríguez, luego de asumir por segunda vez el cargo el 02/02/1994 y al sobreseer las causas penales, liberar de cárcel y reincorporar a filas a los alzados de 1992; el resto de la tarea de destrucción de la FAN, quedó en manos del “mejor nuevo amigo” de “Santiago”, Hugo Rafael Chávez Frías.

Son aquellos oficiales subalternos de aquella época, los hoy generales y almirantes, y quienes están al mando supremo de esta nueva y contravenida fuerza militar venezolana: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Así que, en el tiempo, por la simple e inapelable dinámica de los hechos, arrancada de raíz y desaparecidos los 91 años de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que derrotara una y otra vez a Fidel Castro Ruz, y pisando éste las cenizas de brumosos recuerdos, sobre la mismas instalaciones físicas, con los mismos y hasta renovados equipamientos bélicos, con nuevos sistemas de armas, con nuevos uniformes, con nueva nomenclatura jerárquica, con nueva imagen orgánica, nuevo escudo, nuevas banderas, nuevo rostro del héroe de la independencia, nuevos asesores extranjeros y hasta con una nueva doctrina.

Y así nacen y se consolidan en quince años, estas nuevas FANB que, contrarias y en oposición radical a todos las nueve décadas de lo que fuera su predecesora, están férrea y totalmente sujetas a los intereses de Cuba y al control, mando y conducción de Fidel Castro Ruz y/o sus delegados.

Caso Colombia

Para el control de este oponente, peligroso segundo enfrentado Ejército latinoamericano, el colombiano, la operación tiene una muy larga silenciosa tramoya de muy elaborada textura en el tiempo y hoy, apenas si se comienzan a percibir las primeras señales abiertas de un desempeño programado en función de unos efectos deseados.

Explicarlo, obliga a remontarse a dos precedentes; uno, que nada casual sino más bien causal, estaría en la presencia física en el evento político/terrorista que diera inicio a la subversión armada en Colombia, Fidel Castro Ruz[i]; dos, los antecedentes de quien, ocupando hoy, “casualmente” en Colombia la misma posición decisoria equivalente a la del Rafael Antonio Caldera Rodríguez y del Hugo Rafael Chávez Frías de Venezuela para aquellos momentos cruciales.

Sin embargo, en el personaje de marras, no luce ni se detecta que entre sus conocidos atributos, exista la más mínima “ingenuidad”.

Antes por el contrario, todo luce como derivado del frío cálculo; se perciben muy bien pensados, elaborados y certeros en el espacio y en el tiempo, sus concatenados pasos.

Nos referimos, a la pieza clave para esta culminación de una nueva jugada a la cubana: al actual presidente en ejercicio en Colombia.

El alias “Santiago”

Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago”, según Ricardo Puentes Melo, desde sus tiempos de universitario, era admirador de “Ché Guevara” y de Fidel Castro Ruz:

  • “… luego de ser ministro de César Gaviria, y de haber contactado a Fidel Castro, realiza varios viajes –entre 1995 y 1997– a la isla…”

Por lo menos dos de esos conocidos viajes, fueron encubierto, volando desde Colombia a Panamá y luego por Cubana de Aviación, a La Habana.

Sus reuniones en La Habana eran con Fidel, con Raúl Castro y con un prominente miembros del Departamento América del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; se afirma que este ultimo fue el encargado de su reclutamiento y su controlador como topo.

Después de esas peripecias, en Colombia Juan Manuel Santos Calderón, por órdenes de Fidel Castro Ruz, coopera activamente y presiona en lo politico–mediático para que el gobierno en turno, acuerde con las FARC, una zona de despeje.

Cita la misma fuente que, durante unas vacaciones en Cuba, en secreto se reuniría con Luis Édgar Devia Silva, alias Raúl Reyes y con Liliana López Palacios, alias Olga Lucía Marín, de las FARC y luego de lo cual, redacta la carta fechada 22/10/1997 y dirigida a la Comisión Nacional de Conciliación; allí propone la zona de despeje para las FARC; alega en un párrafo de la misiva:

  • Diapositiva3“Ordenar el despeje de un área previamente acordada del territorio nacional en conflicto, o lo que es igual, a efectuar el retiro de la fuerza pública del espacio geográfico predeterminado. Esta área se convertirá en zona de distensión y diálogo a fin de facilitar, con plenas garantías y total seguridad, el encuentro de representantes del Gobierno, del Congreso, de la sociedad civil y de la Comisión de Conciliación Nacional con los insurgentes.”

Ejecutando la tarea 

Así es como Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago”, cooperando con el G–2 pero bajo instrucciones de Fidel Castro Ruz, presiona sostenidamente hacia una “Zona de Despeje” en San Vicente del Caguán y a los “conversatorios” con las FARC.

ZonaDespejeCaguánCon Andrés Pastrana Arango ya juramentado y en la presidencia, se habilita la zona de despeje en San Vicente del Caguán, dictándose la resolución 85 del 14/10/1998; así Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”, acepta la propuesta de Andrés Pastrana Arango para formar parte de la comisión de acompañamiento y verificación de la zona de distensión.

Por ese camino, como quedará registrado en la historia política de Colombia, llevará al matadero político[ii] a Andrés Pastrana Arango.

Como quedó suficientemente comprobado, durante los cuatro años de vigencia de la Zona de Despeje y con el control absoluto de las FARC en los 42.000 km2 –Municipios La Uribe, Masetas, La Macarena y Vista Hermosa, Departamento del Meta; San Vicente del Caguán, Departamento del Cáqueta–, ésta incrementaría sustancialmente sus capacidades bélicas tanto en equipos como en hombres; ampliaría y diversificaría con suficiencia, todos sus medios ilícitos para el financiamiento de sus actividades terroristas, entre los que destacan el control del negocio de la cocaína, desde la siembra hasta la exportación a los mercados internacionales.

¿Cómo llega “Santiago” al Palacio de Nariño?

Sería, mediante la mejor pensada, excelentemente estructurada y brillantemente montada comedia en el tiempo,  y ejecutada a partir de esa fabricada oportunidad que se edificó sobre otro acto de ingenuidad política y llevado de la mano de Álvaro Uribe Vélez, el más consistente político colombiano al cual se hayan enfrentado en todos los terrenos, tanto los intereses de Cuba como los desempeños bélicos de las FARC, como sempiternos aliados de los hermanos Castro.

Juan Manuel Santos Calderón, alias “Santiago” en el año 2002, abandona el Partido Liberal y se convierte en uno de los más activos fundadores del Partido de la U; designado Ministro de la Defensa por Álvaro Uribe Vélez (2006/2009), edifica, construye, arma y hace ejecutar las dos más grandes y “heroicas” operaciones militares del Ejército de Colombia, contra las FARC:

  1. La Operación Fénix 06/03/08; ataque al Campamento de las FARC bajo mando de Luis Édgar Devia Silva, alias “Raúl Reyes”.

    Operación Fenix

    Operación Fenix

  1. La Operación Jaque Mate 02/07/08; rescate de la “Joya de la Corona” en manos de las FARC, Ingrid Betancourt.

 

 

Operación Jaque Mate

Operación Jaque Mate

Con esos dos mediatizados e indiscutibles triunfos en la guerra contra las FARC y puestos por Cuba en sus manos, para Juan Manuel Santos Calderón, “Santiago”, el ascenso al Palacio de Nariño, estaba más que asegurado.

Cuba está en la jugada

Imposible imaginar que, con todos los antecedentes conocidos en la vida secreta de “Santiago” y sus indiscutidos vínculos directos con Fidel Castro Ruz y los intereses de Cuba, durante todo su desempeño como Ministro de la Defensa de Colombia durante los dos períodos presidenciales ejercidos por Álvaro Uribe Vélez, los hermanos Castro ignoraran absolutamente los detalles e informaciones de los desempeños militares, estratégicos y tácticos, del gobierno de Colombia, contra sus aliados de las FARC.

Antes por el contrario, conocido en parte cómo se manejan al interior de los Estados los serios asuntos estratégicos de seguridad interna y externa, especialmente, en el caso del gobierno de Cuba desde 1959, se puede asegurar que tanto la Operación Fenix como la Operación Jaque Mate, en todas y cada una de sus etapas, eran del absoluto y total conocimiento “en línea” de los hermanos Castro.

Desde las preliminares de la Operación Fenix, pasando por la misma “fuga” del subteniente Jhon Frank Pinchao del campamento FARC donde estaba secuestrado, todo era del conocimiento de los hermanos Castro.

En otros término, de nuevo Fidel Castro Ruz, hace asesinar y se deshace de uno de sus aliados; esta vez, en función, de colocar en el Palacio de Nariño, su más importante pieza en el juego por imponer sus intereses y dominar por sobre los propios a Colombia.

Diapositiva2

Sin la decidida y programada acción de los hermanos Castro, no hubiese existido la Operación Fénix , menos aún la liberación de Ingrid Betancourt, ni estos sonados y mediatizados triunfos militares del Ministro de la Defensa Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”; mucho menos, hubiese sido posible su nominación como candidato a la presidencia de Colombia y mucho menos aún, el ejercicio efectivo de ese cargo en función, casi exclusivo, de los intereses de La Habana:

Colombia tomó su turno como enemigo a vencer

Allí está la respuesta a quien se pregunte ¿cómo, por qué, para qué?, Juan Manuel Santos Calderón “Santiago”, en severa contravención con los pautado en la Constitución vigente, ordena a sus subalternos, oficiales generales activos del institucionalizado Ejército de Colombia, viajar a La Habana, para, sentarse a deliberar, en igualdad de condiciones y en un programado y humillante “tête à tête“, con los representantes y los jefes de los terroristas de las FARC.

La misión de “Santiago” a estas alturas de los acontecimientos, es similar a la ya ejecutada en Venezuela, esta vez, mediante variantes llegar a lo mismo: implosionar el Ejército de Colombia.

Hoy, la estructurada voluntad militar y la reconocida capacidad técnica que asoma como único poder de fuego que, potencialmente limita o limitaría, el avance y la priorización definitiva de sólo los intereses de Cuba y de los hermanos Castro por sobre y en contra, de todos y cada uno de los propios a los países que integran Latinoamérica.

Conclusión

¿Tendrán o les quedará el tiempo necesario a los hermanos Castro para disfrutar de los resultados de sus desempeños criminales?

¿Que pasará en todo este tablero de múltiples atemperadas entradas, cuando definitivamente desaparezcan de Cuba y de Latinoamérica, las prioridades locales y continentales impuestas y priorizadas a sangre y fuego, por este par de criminales?

Eso está por verse

 

[i] Imposibles ignorar, separar, deslindar neto a Fidel Castro Ruz, de la política de seguridad colombiana; tanto en el ámbito general de la subversión armada como en el específico de las actividades de sus aliados, de las FARC. Desde los mismos orígenes de las FARC y su brazo citadino M–19, hasta las hoy “Conversaciones de Paz en La Habana”. Han sido 796 continuados meses (más de 66 años), contados a partir de la presencia física del pandillero Fidel Castro Ruz aquel mediodía del 09/04/1948, justo en la esquina y a la vista de la puerta del edificio Agustín Nieto en el momento en que, de allí salía Jorge Eliezer Gaitán Ayala a almorzar en el Hotel Continental; momento en que, el terrorista Juan Roa Sierra –al menos con ese nombre se le menciona–, acercándose y frente a Gaitán Ayala, empuña y acciona en su contra toda la carga de un revólver ocasionándole las heridas mortales. Imposible no recordar que, Fidel Castro Ruz y su comparsa cubana–colombiana, fueron detenidos y que quién gestiona la liberación y regreso a Cuba de Fidel Castro Ruz, sería el para entonces recién electo Senador, Fulgencio Batista y Zaldivar; al menos así se conoce por múltiples datos, no refutados.

 

[ii] Sentenció el Consejo de Estado, máximo tribunal de la justicia contencioso administrativa de Colombia: “en la zona de despeje el Estado colombiano bajó la guardia y los delitos que se cometieron fueron por omisión del Estado… El Alto Tribunal con ponencia de la magistrada Stella Conto Díaz, indica que la ausencia del Estado a nivel administrativo, judicial y militar en la zona en donde predominaba el control de las Farc, impidió que se abrieran investigaciones judiciales por crímenes cometidos en la zona…”.

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: