El cucuteño Nicolás: pandillero de la más baja ralea

 

Condena a la MUD, esta relevancia y esta trascendencia que abre su más infamante página política

 

 

 

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 05/06/14

@rarmuz

 

  • “… El crimen organizado es una conspiración continuada que se perpetúa a sí misma para obtener ganancias y poder utilizando el temor, la corrupción y buscando la inmunidad legal…
  • … Cualquier policía que luche contra el crimen organizado por la paga que recibe, es un perfecto idiota; al crimen organizado se le enfrenta y combate, por convicción…”

Ralph Francis Salerno, NYPD, 1960

 

 

Mientras los famosos representantes de la MUD esperan a ser convocados y oídos en Miraflores para concretar diálogos políticos sobre asuntos de Estado; el cucuteño Nicolás –cuya forjada identidad, lo hace llamar Nicolás Maduro Moros–, públicamente y a partir del 19/05/14, luego de convocados, reúne y negocia con sus colegas de los sindicatos de las Industrias Básicas, los términos de acuerdos para el reparto de dádivas y privilegios económicos.

Queda así indiscutiblemente materializado y en un indubitado “Mensaje a García”, la modalidad y tipo de concesiones que eventualmente son consideradas y negociables por el pandillero Nicolás en Miraflores: “… para facilitar un diálogo destinado a dar solución a la actual crisis política…”

Modalidad de anuncio oficial destinado en expreso, primero, a los más experimentados, avezados y conocidos expertos y practicantes en las ciencias políticas, económicas, militares y sociales, más la tan variada constelación de consultores que les apoyan dentro y fuera de fronteras; en su gran mayoría, incorporados a la Mesa de Unidad Democrática (MUD); en segunda instancia, mensaje para toda la comunidad venezolana dentro y fuera de fronteras y en tercera y trascendente dirección, a los gobiernos extranjeros; muy especialmente, a la OEA y a su Secretario General, José Miguel Insulza Salinas.

¿Sindicatos y sindicalistas?

Yorman Pedro Márquez Rodríguez, alias “Gordo Bayón” Sicario oficial en Miraflores

Yorman Pedro Márquez Rodríguez, alias “Gordo Bayón”
Sicario oficial en Miraflores

296 venezolanos sindicalistas, han sido asesinados en 66 continuados meses –junio 2008/diciembre 2013–, uno de sus ejecutores, un investigado, detenido, sindicado y liberado por el tribunal 3° de Control de la jurisdicción del estado Bolívar; el sicario: Yorman Pedro Márquez Rodríguez, alias “Gordo Bayón”

Éste arribaría a Maiquetía el 14/05/14 en vuelo comercial, sin demoras subió a la capital y se registró en la habitación 536 del Hotel Venetur, Alba Caracas.

Invitado en expreso por Nicolás y como representante de 400 tercerizados, vocero del Movimiento 27F, a partir del 19/05/14, el sicario Yorman Pedro Márquez Rodríguez, alias “Gordo Bayón”, asistía diariamente a las negociaciones que adelantaban, bajo la directa tutela de Nicolás, Sidor y Sutiss en la Sala de Gobernadores del Palacio de Miraflores.

Un sicario oficial, validado interlocutor de Miraflores

Allí mismo, en la misma edificación y oficinas desde donde despacha ese otro sindicalista reposero que conocemos como Diapositiva3Nicolás, quien por sobre uno tras otro fraude, ejerce como titular de la Presidencia de la República.

El lunes 02/06/14 en su intervención, el “Gordo Bayón”, hizo denuncias puntuales sobre irregularidades en las empresas del Estado, en dirigencias obreras y en sindicatos.

Siendo las 20:50 horas de ese mismo lunes, luego de dictadas sus denuncias y antes de terminar la reunión Sindicatos/Gobierno de ese día, se retira de la Sala de Gobernadores y junto con sus dos acompañantes –que visten igual que él–, le escoltan; en mototaxis contratados, se dirigen al hotel.

En el trayecto son interceptados por tres vehículos, los dos acompañantes/escoltas citados, huyen a la carrera y lo abandonan.

Al sicario, lo bajan de la moto a punta de pistolas y ametralladoras; los interceptadores de seguida le ordenan al moto–taxista que se retire del área y sin mediar más, disparan y matan a tiros a Yorman Pedro Márquez Rodríguez, “Gordo Bayón”.

¿Qué de particular?

  1. Entre el mes de junio de 2008 y diciembre de 2013, en 66 ininterrumpidos meses, han sido asesinados en Venezuela, no menos de 296 sindicalistas; éstos, en su gran mayoría, del área de la construcción.
  2. Yorman Pedro Márquez Rodríguez “Gordo Bayón”, el 29 de febrero de 2012 en el barrio Vista Alegre, en San Félix, estado Bolívar, encabezando un horda de sicarios, emboscan y ejecutan a tiros a Richard Carvajal, a Maikel Sánchez y a José Jaimes.
  3. Yorman Pedro Márquez Rodríguez “Gordo Bayón”, fue detenido, investigado, enjuiciado por ese caso del triple homicidio del Barrio Vista Alegre; dictada fue la detención judicial y luego, liberado condicional con prohibición de salida del estado Bolívar, por el juez 3° de Control.
  4. Yorman Pedro Márquez Rodríguez “Gordo Bayón”, sería de nuevo detenido y juzgado por porte ilícito de arma de fuego; pero de nuevo, sería liberado en forma condicional, esta vez, por el juez 2° de Control en 2013; también, con medida de prohibición de salida del estado Bolívar.
  5. En forma suficientemente sustentada, queda en evidencia que Yorman Pedro Márquez Rodríguez “Gordo Bayón”, es un asesino por encargo; un sicario que tiene acceso directo a Miraflores y es oficialmente interlocutor de su colega sindicalista, el cucuteño Nicolás.

Capo es una cosa, pandillero ejecutor, otra

Una de las principales y determinantes características que asumen y cuidan con celo las principales cabezas de una verdadera organización del Crimen Organizado –Mafia, la más conocida–, es precisamente que, como “Hombres de Honor” y a riesgo de su rápida eliminación física, a ninguno jamás se les puede, tan fácil, vincular directamente tanto con los criminales como con los crímenes de los cuales se les pretenda encausar en algún momento dado.

La probadamente mantenida material distancia con los personajes y ejecutores conocidos, con sus ejecutorias criminales y con los crímenes, es la primera y la más documentada y sólida evidencia que presentan sus defensores –jurídicos y políticos– ante cualesquiera sean las instancias y causas por la que, eventualmente, puedan ser llamados a una indagatoria.

Serán necesarios años de mucho trabajo de investigación policial; de largas y tecnificadas operaciones para la observación continuada, el registro y cruce de hechos que les vinculen a los ejecutores y a los crímenes.

Arduo trabajo técnico que con el correr del tiempo en las operaciones de vigilancia y seguimiento, con doblajes puntuales de subalternos, son complementados eventualmente, con las evidencias materiales, las informaciones, los señalamientos y los testimonios de uno que otro arrepentiti (al estilo Joseph Valachi, USA y más reciente, Tommaso Buscetta, Italia)

Todo ello, para la concatenación y análisis de las relaciones personales/profesionales con los ejecutores materiales en los múltiples y variados hechos criminales que van desde los secuestros extorsivos a los asesinatos –sea de competidores u oponentes, lo fuere de simples víctimas de sus desempeños criminales–, y pasando por toda una gama de delitos mayores que van desde los robos de fondos públicos a los asaltos armados; que además abarcando desde la producción, distribución, tráfico y comercialización de bienes y servicios ilícitos, llegan hasta las más variadas formas de extorsión.

Conclusión

El cucuteño Nicolás, no ha calzado, no calza ni calzará jamás, las botas y mucho menos, acumula los atributos y conductas de jefe de una banda organizada.

A lo sumo, Nicolás puede ser clasificado como pandillero quien, si bien como inquilino de Miraflores, es el titular de la Presidencia de la República, sus validados interlocutores, no han estado, no están ni estarán en el mundo de la política, de la economía, de las ciencias militares y sociales.

Sus validados interlocutores, están en sus “colectivos” a cuyos jefes, en coyunda con Cilia Flores, comenzó a dotar de equipamiento bélico a partir de 1999 y, están particularmente, en el mismo ámbito social, de ejecutorias y espacios físicos, donde habitualmente se desempeñan los criminales de baja estofa.

Ese mundo que le es propio a las tareas de la Policía de Investigación Criminal, en sus desempeños técnicos contra el crimen y los criminales comunes.

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

One Response to El cucuteño Nicolás: pandillero de la más baja ralea

  1. Pingback: De “La Caimana”[i] a caimacanes[ii] y sus caimaneras[iii] | Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: