Si esos colectivos armados salieron del estacionamiento de la FGR

“La China” Luisa Marvelia Ortega Díaz, es directa responsable de los ataques y muertes de civiles desarmados

Rafael Rivero Muñoz

Caracas 13/02/14

@rarmuz

  • “… Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima…”

Malcolm Little Norton “Malcolm X” (1925-1965)

Sobre las ocho de la mañana de hoy y según los números de Luisa Marvelia Ortega Díaz, alias “La China”, Fiscal General de la República (FGR) en funciones; durante la jornada de protestas estudiantiles de ayer:

1)   Tres asesinatos, Juan Montoya, dirigente de un colectivo del 23 de Enero; Bassil Alejandro Da Costa Frías, estudiante de la Universidad Alejandro de Humboldt y un tercero no identificado.

2)   Fueron 41 heridos en Aragua, 4 en Lara, 11 en Mérida, 1 en Táchira y 9 en Caracas

3)   Fueron dañados 48 vehículos particulares (86%) y 6 oficiales (14%)

4)   Entre los heridos 47 son civiles (73%) y 17 funcionarios (27%) de policía y militares.

Que hablen las imágenes:

Diapositiva02

Diapositiva03Agrega en su exposición por el dial RNV:

“… el Ministerio Público efectuará todas las investigaciones y actuaciones necesarias para determinar las responsabilidades por los hechos violentos…

Diapositiva04… Esto no va a quedar impune. Vamos a investigar… Vamos a hacer justicia…”

La FGR se auto–investigará

Tal como ha quedado grabado en imágenes fijas y en movimiento, pareciera que los grupos colectivos armados que atacaron a la marcha estudiantil concentrada frente a la sede central de la FGR, estaban acantonados en el interior de esa edificación oficial y una vez que los dirigentes estudiantiles, luego de horas de espera para ser atendidos, deciden retirarse; camionetas cargando en la batea paramilitares armados del PSUV; parejas de motorizados e individualidades a pie, comenzaron a salir del estacionamiento de la FGR y se iniciarían así los ataques a tiros contra los estudiantes y manifestantes.

Diapositiva05Por su parte, funcionarios uniformados del Sebin, desde posiciones a cubierta, disparaban contra los civiles desarmados que manifestaban; algunos, eficientemente, hasta tomaban puntería para acertar con los disparos de sus pistolas y armas largas.

Diapositiva06¿Por qué atacarlos cuando ya se retiraban?

Porque para ese momento ya la masa en dispersión, no contando con la fuerza del número, inducía a los rezagados antes que a la resistencia, a la huida y ese es el objetivo último que persigue el Terrorismo de Estado: miedo/pánico; desactivación/sumisión.Diapositiva07

El 11A, el asesor cubano de Hugo Rafael Chávez Frías, en las preliminares de la concentración y marcha en proceso,  le recordó un supuesto axioma: “… Ninguna concentración aguanta muertos con tiros en la cabeza…”; así Ramón Emilio Rodríguez Chacín, desde su escritorio en MinInteriores, transmitía sus órdenes: “… bájame otra mano de cambur…”, y bajaron 19.

Diapositiva10No por casualidad las muertes del 11A y las del 12F, fueron con tiros en la cabeza, mientras en aquella y esta matanza, sendas cadenas oficiales de radio y TV, dejaron expresamente el campo libre a los asesinos.Diapositiva11

Aco

Diapositiva08

tación

Extraño resulta que la jefe de la oficina que detenta el monopolio de la acción penal, a doce horas de ocurridas las muertes, aún ignora la identidad de uno de los asesinados a tiros.

Extraño que el primer asesinado al cual hace referencia, sea el coordinador de los colectivos armados del 23 de Enero y primero o segundo al mando, se dice que del renombrado grupo que se identifica como Alexis Vives, otros, del menos conocido, Leonardo José Pirela.

Paramilitares contra estudiantes

Libertad Para Juancho jpgJuan Crisóstomo Montoya González, “Juancho”, resulta ser el mismo sujeto que fuera uno de los acusados en 2008 por la colocación de una bomba en el edificio de Fedecámaras y luego en 2010, había sido detenido nuevamente por el CICPC, por asociación para delinquir y por terrorismo, sin embargo estaba libre, era funcionario de la Policía de Caracas.

Miembros activo del Secretariado Revolucionario de Venezuela que oficialmente agrupa a 107 colectivos de la Gran Caracas y era cabeza del colectivo Leonardo José Pirela del 23 de Enero.

Además, Juan Crisóstomo Montoya González, “Juancho”, era oficialmente  “Promotor de los planes de desarme” y por tanto, estaba adscrito al mismo vice ministro, José Vicente Rangel Ávalos.

Financiados por el régimen

José Vicente Rangel Ávalos el mismo viceministro quien por órdenes e instrucciones del titular de Interiores, MG Miguel Eduardo Rodríguez Torres, quien negoció en septiembre de 2012 con la banda criminal “Los Orejones”, la ilícita entrega territorial, llamados “Acuerdos de Paz”, sobre 3.778 km2 del territorio (47,52% de Miranda, 4,12% de Venezuela), con poder de decisión y acción, sobre una población de 211.767 habitantes (8% de Miranda, 0,7 de Venezuela)

No resulta extraño pues, que desde la perspectiva de las ejecutorias en las sostenidas tareas de Terrorismo de Estado, que el coordinador de 107 grupos paramilitares llamados colectivos armados del 23 de Enero, Juan Crisóstomo Montoya González, alias “Juancho”, esté precisamente en la zona donde estudiantes realizaban una manifestación y que, además, el área de concentración de esos paramilitares del régimen, estuviera tan cerca como posible, en el estacionamiento vehicular del edificio sede de la propia FGR:

¿Estaba en calidad de funcionario de la Policía de Caracas o, como queda en los hechos evidenciado, como coordinador de los paramilitares que ejecutaron el hostigamiento y las acciones armadas contra una población civil desarmada y concentrada o apiñada –entre 3.000 y 5.000 seres–, sobre una superficie no mayor a 3.000 metros cuadrados?

¿Ajuste de cuentas?

Pero para quien observa la vida y actividades de los colectivos armados en el 23 de Enero, algunas muy publicitadas, no resulta extraño recordar que, entre los distintos grupos y jefes de grupos que integran la misión de gobierno asignada al coordinador asesinado, Juan Crisóstomo Montoya González “Juancho”, existen serias rivalidades que han producido varios asesinatos; más aún, es comentario difundido por algunos miembros del grupo más publicitado, los Tupamaros, quienes, “… no descartan que “Juancho”, haya sido asesinado por el Sebín.

Complementa despliegue de violentos

Diapositiva1En imagen difundida y por verificar, sobre la ciudad vuela el helicóptero YV–1874; notable que lo tripulan además de piloto y copiloto, dos francotiradores desplegados a cada lado de la aeronave.

Resulta evidente que la labor de los tiradores nada tiene que ver con vigilancia y supervisión de la marcha de civiles desarmados; está allí con fines criminales.

Nadie puede negar la posibilidad de que este haya sido la “sugerencia” del general de brigada cubano y Comisario Político de la Fuerza Aérea Venezolana, Félix Alonso Rodríguez; el despliegue de un helicóptero matricula civil con dos tiradores.

Conclusión

Ya la sospechosa como autora material –mediata o inmediata– del ataque contra civiles desarmados, Luisa Marvelia Ortega Díaz, “La China”, ignorando y escondiendo las evidencias conocidas y hechas públicas, decidió asumir el control de las investigaciones de esa matanza.

A sabiendas y consciente del peligro de lo que una investigación técnica derivaría, sin siquiera conocer la identidad de una de las víctimas, mucho menos conocer los detalles de la secuencia de eventos que produjeron los ataques, heridas y muertes de civiles desarmados, ya habilitó jueces y tribunales; según algunas informaciones, ya se dictaron órdenes de captura.

Ha comenzado un nuevo show para fabricar uno o varios nuevos Simonovis.

Al igual que en la Masacre de Miraflores, 11A, las tan evidenciadas conductas, el hacer y dejar de hacer criminal en el antes, durante y después de los más altos mandos del régimen, en esta nueva matanza en Candelaria, son contundentes y no les queda otra alternativa, tanto para garantizar impunidad personal como para mantener e incrementar los derivados del Terrorismo de Estado.

Salvo sustentada y documentadas evidencias en contrario, las imágenes difundidas no dejan lugar a la más mínima duda.

Faltaría determinar si fue la propia Luisa Marvelia Ortega Díaz “La China”, la que dio la orden para iniciar los ataques y aunque no hubiese sido personalmente ella la que la dio, es tan criminal como aquel o aquellos, desde el momento en que las instalaciones de la FGR, bajo su total y absoluta responsabilidad, fueron utilizada como cobertura, escondite, refugio y soporte físico para la emboscada, el rápido despliegue y la operación de los atacantes armados.

Si como quedó en esas imágenes registrado, esos colectivos armados, paramilitares, estaban concentrados y acantonados y a una orden superior, salieron del estacionamiento de la FGR para hostigar, atacar, herir y matar población civil desarmada, indiscutiblemente “La China” Luisa Marvelia Ortega Díaz, es directa responsable de los ataques, de las heridas y de muerte de esos civiles desarmados.

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

One Response to Si esos colectivos armados salieron del estacionamiento de la FGR

  1. aehlatina1954 dice:

    Gracias por tan detallados artículos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: