General en Jefe Vladimir Padrino López; otro chapucero más

Con descaro miente con lo de las avionetas “inmovilizadas” por formaciones de F–16

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 30/10/13

@rarmuz

  • “… Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería…”

Otto von Bismark (1815-1898)

Slide02Slide10Ya en nota anterior precisamos detalles sobre el asunto de las supuestas avionetas del narcotráfico “inmovilizadas”, anunciadas oficiosamente el 14/10/13 y luego con bombos y platillo por el Comandante del CEOFANB, general en jefe Vladimir Padrino López; evento amplia y oficialmente difundido por el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI)

Argumentamos y documentamos, que se trataba de una burda mentira fabricada sobre algunos restos de aeronaves, una de ellas, la desaparecida YV–2531 de los 1.400 kilos de cocaína de Tarek Zaidan El Aissami Maddah y que, por “razones técnicas”, habían sido quemadas por los mismos narcotraficantes, en una de esas tantas incidencias propias al negocio de la cocaína y que, luego con el tiempo son “localizadas” por funcionarios del régimen.

El 21/10/13 de nuevo a los medios la información del CEOFANB esta vez con dos avionetas más inmovilizadas por formaciones de F–16.

“… El jefe del Comando Estratégico Operacional, Vladimir Padrino López, informó este lunes que en lo que va de año la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha  inmovilizado 13 aeronaves, y dos han sido inutilizadas…”

Detalles significativos:

  1. Sobre ninguna de las 13 avionetas “inmovilizadas” se informó de pilotos y de la droga; no existen; a menos que, las citadas aeronaves sean alguna variante de dron, esos aviones sin piloto que operan en Afganistán.
  2. Sólo de tres de las avionetas “inmovilizadas”, se tienen imágenes.
  3. Las tres imágenes difundidas de las avionetas “inmovilizadas” dejan clara evidencia de que se trata de aeronaves que estaban en tierra y que fueron quemadas en el mismo sitio donde fueron ubicadas; no se observa indicio alguno de los efectos destructivos de impactos de cohetes o metralla sobre los restos, menos que la inmovilización militar haya sido en vuelo y menos por una formación de F–16
  4. Ninguna de las dependencias de seguridad y menos la eficiente Luisa Ortega Díaz, FGR, que se haya informado, han ordenado y ejecutado la verificación e identificación plena de cada aeronave –seriales de motores, hélices, etc– en ninguno de estos 13 casos de avionetas sin piloto ni droga, “inmovilizadas” por órdenes del CEOFANB; es decir, salvo prueba documental en contrario, sólo existe la versión suministrada por el general en jefe y la SIBCI.

De nuevo a la luz la trácala

Reciente información desde Honduras:

Slide11“… Tegucigalpa, 28 oct (EFE) / imagen cortesía El Heraldo.- Una avioneta con matricula venezolana que se presume transportaba droga fue hallada hoy, destruida, en el departamento de Colón, en el Caribe de Honduras, informó una fuente militar…

… La aeronave bimotor aterrizó esta madrugada en una ‘finca privada’ en el municipio de Limón, donde fue ‘incinerada’ por sus tripulantes que luego huyeron del lugar antes de que llegaran las autoridades, afirmó a Efe el coronel Germán Alfaro…

… Los narcos quemaron la avioneta para no dejar rastros de droga. La avioneta quedó incinerada casi en su totalidad…

… Cuando los pilotos intentaron alzar vuelo se percataron que el tren de aterrizaje se había dañado, por lo que procedieron a quemar la avioneta. La aeronave con número de registro N895AC…”

Detalles:

Comparando las dos gráficas de aeronaves, la inmovilizada el 13/10/13 por los F–16; los restos de la YV–2531 que informa el general en jefe Vladimir Padrino López, con la que reporta como encontrada el 28/10/13 –15 días después– en el departamento de Colón, al norte de Honduras, la N895AC, según informa el coronel de Honduras Germán Alfaro, jefe de la operación Xatruch, con sede en el Bajo Aguán (Caribe), observamos:

  1. A simple vista, parecieran ser imágenes de una misma aeronave calcinada, sin embargo son dos aeronaves distinta, la de Apure, una King Air 200 de timón de cola en T; la de Colón Honduras, aún cuando fuere una Beechcraft, correspondería a una bimotor más pequeña, posiblemente una Beechcraft Duke, cuyo timón de cola es de distinta arquitectura.
  2. Ambas aeronaves, totalmente calcinadas en toda el área de cabina, sólo quedaron inidentificables los motores, las cuchillas de hélices, las copa de motores, los tubos de escape y buen pedazo de los timones de cola.
  3. Slide09Si comparamos ambos casos con las otras dos fotos suministradas por el general en jefe Vladimir Padrino López, nos encontramos, pese a ser aeronaves distintas, con las mismas características por la acción del fuego: quemada totalmente el área de la cabina, a salvo extremo distal de planos, timón de cola, motores,  cuchillas de hélices y copas.
  4. Ninguna de esas aeronaves, a la vista está, sufrieron daños por impacto contra la tierra, mucho menos, para las encontradas Slide08en Venezuela, los propios a los efectos de la cohetería y de la metralla de los F–16 que los inmovilizaron.

Traficantes de aquí, de allá y de acullá queman las aeronaves:

  1. Tratándose en su mayoría de aeronaves robadas o “supuestamente robadas”[i], el negocio está en sacar y transportar la carga desde el área de producción y almacenes y ponerla en el lugar más cercano al comprador al mayor; en el negocio es la cocaína, cualquiera sea la aeronave, su valor contable es cero; a tenor, el Boeing 727, 10 toneladas de cocaína, quemado en Mali, África, por la red vinculada al broker Walid Makled García[ii].
  2. Se quema la aeronave una vez que es descargada y entregada la carga de drogas y una vez que pilotos logran una vía de escape por tierra o aeronave de apoyo.
  3. Habiendo sido detectada en vuelo la aeronave por alguno de los sistemas de seguridad de uno u otro Estado, deben aterrizar, quemarla y abandonar el área en el inmediato.
  4. Cuando se deben quemar las evidencias que vinculen alguna aeronave con alguno de los personajes de la cadena, sea a la cabeza del negocio o en uno de los dos extremos del viaje, el depósito de drogas y/o el receptor de la entrega; ergo la YV–2531.
  5. Cuando por alguna razón en el aterrizaje sobre terrenos escarpados el equipo resulta dañado y no puede despegar de nuevo.
    1. Falla (contaminación) o falta de combustible
    2. Algún daño en los planos o en los equipos de propulsión.
    3. Pérdida del tren de aterrizaje que no les permite despegar.
  6. Regularmente y salvo muy contadas excepciones y de muy alto riesgo, una aeronave utilizada para transportar una carga de cocaína, no se vuelve a utilizar, al menos por los mismos traficantes y a menos que, como en el caso de la YV–2531, los vínculos con el poder de turno garantice la seguridad y la ejecutiva  liquidación física de enlaces en caso de problemas.

Queda suficientemente comprobado

Salvo prueba técnica en contrario, resulta tan falso la “inmovilización” de trece avionetas del narcotráfico en Venezuela, como que dos de éstas hayan sido “inmovilizadas”, eufemismo por derribar, a fuego de cohetes y demás armas de guerra de los F–16.

Alternativa:

  1. O las avionetas en Venezuela, las trece quizás, pero bien seguro las de las fotos mostradas oficialmente por la SIBCI, fueron quemadas por los propios narcotraficantes en el sitio donde fueron fotografiadas y en fecha bastante anterior a las tomas de imágenes y eso aún cuando en una de las fotos tomadas, al parecer desde un helicóptero y para impresionar incautos, se deja ver claramente el cañón de una ametralladora.
  2. O las capacidades operacionales del general en jefe Vladimir Padrino López, son de tal magnitud, que sus F–16 también “inmovilizaron” la Beechcraft Duke en en el departamento de Colón, al norte de Honduras.

Último supuesto que nos obligaría a preguntar entonces si el sustantivo incremento las capacidades de ataque con fuego aéreo que anuncia la Ministro de la Defensa AJ Carmen Teresa Meléndez Rivas con los dos superbombarderos supersónicos Tupolev TU–160, más el Antonov 124:

¿Los TU–160, pasarán a formar parte del arsenal aéreo en manos del CEOFANB general en jefe Vladimir Padrino López para ésta, su guerra contras las aeronaves del narcotráfico?

Conclusión

TU160BombarderoSuena un poco exagerado eso de, en una guerra contra avionetas del narcotráfico, emplear bombarderos supersónicos de 300 millones de dólares americanos por unidad, con velocidad mach 1,6, techo 16.000 metros, alcance 13.200 kilómetros, dotados de misiles crucero, misiles hipersónicos X–15 y carga máxima de 40.000 kilos.

Pero en fin, son las cosas de los especialistas en estas revoluciones y de los revolucionarios al servicio de los hermanos Castro y de Cuba; pero sobre todo, se piensa, de las comisiones que se reparten en las negociaciones de gobierno a gobierno.

En todo caso y salvo prueba en contrario, queda evidenciado que, el general en jefe Vladimir Padrino López comandante del CEOFANB, en las trapisondas con las informaciones e imágenes oficiales difundidas sobre la “inmovilización” de aeronaves del narcotráfico, pasaría a formar parte de un selecto grupo en el poder y como otro chapucero más, visto que, con descaro e impunemente, miente y pone al régimen a mentir, con eso de las trece avionetas “inmovilizadas” por formaciones de F–16


[i] La única excepción conocida en Venezuela, fue con los 667 kilos de cocaína que sacó el capitán de navío y profesor de la ULA, Lizardo Márquez Pérez de la región merideña y con destino a USA, pero con escala cerca de Caracas. Lo hizo en una avioneta registrada a su propio nombre; la cocaína había sido detectada y al no poderla cargar en La Fría en el DC–8 de carga de la panameña InAir proveniente de Chicago, debieron esconderla y luego fraccionarla para aeronaves más pequeñas. Al sacar la cocaína del depósito para cargar la aeronave de Márquez Pérez, fue detectada y la droga estuvo sujeta a seguimiento; la cocaína sería incautada en el Aeropuerto Caracas el 30/09/1983; por cierto, las investigaciones fueron en su totalidad bloqueadas y desparecidas evidencias, ello, en virtud de los vínculos que se habían detectados entre el financista español Florentino Carlo Fernández García y su socio Víctor Manuel Barranco Castillo; el método de financiamiento, unos falsos Certificados de Depósitos de bancos en el Caribe inexistentes y en US$, colocados a 90 días y a tasas preferenciales en el mercado financiero en Caracas y la demasiado estrecha proximidad de los asociados al titular del Ministerio de Relaciones Interiores y candidato in pectore del presidente de turno.

[ii] Boeing 727 matrícula de Guine Bissau aterrizó a las 23:00 horas en La Chinita Maracaibo el 16/10/09, una hora para cargar combustible; despegó madrugada 17/10/09; sobrevolando Barinas reportó a Torre de Control Barquisimeto, indicando desvío de ruta por mal tiempo; la aeronave aterrizó en una pista clandestina en Barinas o Apure, cargó diez toneladas de cocaína, despegó y luego fue localizada el 05/11/09 a 15 km de Gao, Mali, África, totalmente calcinada

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: