Padrino apadrina la cocaína de Cabo San Román

En su escalada a posiciones de poder el Crimen Organizado sienta plaza en el CEO

Rafael Rivero Muñoz

Caracas 17/10/13

@rarmuz

“… La evidencia es la más decisiva demostración…”

Cicerón (106 AC-43 AC)

AltoMandoFANBNada más y nada menos que, el recién designado por el cucuteño Nicolás Maduro Moros, como el verdadero Ministro de la Defensa –aquel quien realmente tiene en sus manos el poder de fuego del régimen, puesto que el cargo nominal de la Almirante en Jefe Carmen Teresa Meléndez Rivas, es solo y exclusivamente administrativo–; el  Jefe del Comandando Estratégico Operacional de las FANB, general en Jefe Vladimir Padrino López, por vía oficiosa, el lunes 14/10/13 en la red, por lo que aparenta ser su cuenta Twister personal, anuncia:

  • “… Uno d los 2 aviones incursores inmovilizados por formacion d combate F-16 anoche sur deSlide7 Apure. La lucha es frontal!…”.
  • Incorporando la fotografía con el link: pic.twitter.com/1jm6Z1TkGK…”

Inconsistencia

Sólo observando esa particular fotografía incorporada a su anuncio, comenzamos a notar algunos trascendentes detalles, que llamando poderosamente la atención, obligan a retomar con mayores detalles el asunto del tráfico de cocaína desde Venezuela a mercados internacionales:

  1. “… Inmovilizados por formación de combate F–16…”, transmite la idea de derribo de las aeronaves, sólo una de ellas está en la fotografía anexa a la información.
  2. Que se complementa y reafirma la percepción de derribo, con la expresión “… La lucha frontal…”
  3. “… anoche sur de Apure…”, lo que indicaría que la foto fue tomada, luego de la inmovilización y en la escena del evento y espacio físico del terreno donde “cayó” y en un lapso no mayor a 24 horas.

Slide2“… Falso de toda falsedad…”[i]

  1. Esos amontonados y ordenados restos de aeronave, no se corresponderán jamás con una “inmovilización” en el aire –eufemismo por derribo en vuelo– o en tierra de una avión civil y como derivado directo de la acción de una “formación de combate de F–16”.
  2. Lo que se observa en la gráfica difundida por el general en jefe es una aeronave aparentemente civil, completa y sin signo externos aparentes de una colisión con tierra o del impacto de algún artificio bélico en contra de su estructura, en tierra o en vuelo y que, según esa gráfica, definitiva y expresamente sujeta a fuego masivo, quemada, en ese sitio hasta calcinarla; se insiste, estando la nave estacionada sobre el terreno y motores apagados.
  3. La aeronave aparece como totalmente calcinada, toda el área de cabina, alas, tren de aterrizaje, cubierta de turbinas; una estructura metálica de 16,15 metros de envergadura; longitud de fuselaje 13,22 metros, con una superficie de alas de 92 metros cuadrados y de 4,57 metros de altura del piso; sólo se salva del intenso destructor fuego, la parte distal del timón de cola.
  4. La aeronave que brinda espacio hasta para 13 pasajeros, calcinada si, pero ello no es congruente con el terreno circundante o escena del evento oficiosamente anunciado.
    1. El monte que rodea los restos, no están quemados; no pareciera que esa área física de viejo asentamiento de los restos, hubiese estado sometida a un fuego tan intenso que desintegró e hizo cenizas toda una estructura metálica , tanta temperatura de fuego como para alcanzar el punto de fusión del aluminio.
    2. Por tanto es imposible que esa aeronave haya sido derribada por F–16, menos aún que haya sucedido la noche del lunes 13/10/13 y menos aún que haya sido quemada 24 horas antes de tomar la fotografía.
    3. Se observa la diferencia entre el tono del monte circundante, verde definido y un color de paja reseca alrededor de los restos; pareciera que los efectos del intenso fuego sobre el monte tienen larga data y que ya se encuentra en proceso de recuperación, hasta el punto de haber crecido por sobre los 20 centímetros; indicaría que la fecha de la quema fue muchísimo antes –muchos meses– de lo sugerido en la información.
  5. A las claras se observan, en las dos hélices anclaje de las aspas o cuchillas, aún incorporadas a la copa; en cada uno de esos motores, el grueso tubo que sale de cada turbina.
  6. La distancias entre los dos restos de motores con sus hélices, se corresponde a la original de una aeronave posada en tierra.
  7. Hacia el extremo derecho por sobre la línea media horizontal de la foto, un timón de cola tipo T
  8. Slide3Con estas solas características, bien pudiere tratarse de una aeronave tipo Raytheon Beechcraft King Air 200, turbohélice de cola T y bimotor.
  9. Y comienzan los detalles a revelar otros:
    1. En timón de cola tipo T, en el borde anterior del tronco vertical, un tipo particular de diseño en la pintura.
    2. En el tronco horizontal, la típica banda negra de la zona de ataque del conjuntoSlide4 horizontal del timón de cola.

10. Se complica el asunto puesto que, las pocas o muchas características que se observan en los restos calcinados, al permitir no sólo reconocer el tipo de aeronave, sino identificar a la YV–2531 de los 1.400 kilos de cocaína de Cabo San Román y nos ubica, por sus truculencias, en uno de los más graves casos de tráfico de cocaína conocidos en Venezuela.

  1. A tenor y salvo prueba en contrario, las características de la aeronave calcinada y en particular el diseño de la pintura en el cuerpo vertical del timón T de cola, coincide con la YV–2531, aeronave perdida desde el 13/08/11, luego de despegar del Josefa Camejo, piloteada por un funcionario del CICPC.

11. Como se ha sustentado y se ha sostenido en notas anteriores, sin haber sido jamás oficialmente refutados, esa particular “operación” del 12/08/11, involucró directamente tanto al para entonces titular del Ministerio de Interior y Justicia Tarek Zaidan El Aissami Maddah, a su antecesor y protector Ramón Emilio Rodríguez Chacín –asociado al broker de la cocaína Walid Makled García–; tanto, como a su sucesor inmediato y presidente de la ONA, el mayor general Néstor Luis Reverol Torres y alcanza directamente al actual ministro en funciones, el mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres.

12. Y para poner una hermosa, brillante y exuberante guinda en este pastel del tráfico de cocaína en Venezuela, ahora, por propia confesión y evidencia material mostrada pública y voluntariamente en medios electrónicos, involucra también al genera en jefe Vladimir Padrino López, el jefe de todo el poder de fuego militar en Venezuela; el Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armanda Nacional Bolivariana

En más de medio siglo

Jamás en cinco décadas y media de continuada actividad y seguimiento en los problemas del Crimen Organizado y del Tráfico de Cocaína, jamás se habían acumulado tantos y tan fuertes y determinantes indicios que, salvo prueba irrefutable en contrario, señalan prácticamente a toda la estructura superior de mando civil y militar del régimen en funciones de gobierno, involucrada en el tráfico de cocaína; incluido el propio cucuteño Nicolás Maduro Moros, quien ya en notas del 2010, aparecían mencionados sus vínculos con el broker Walid Makled García.

Se han trabajado caso de serios vínculos entre la política y el crimen; Lizardo Márquez Pérez con el decomiso del cargamento más grande de cocaína, para aquella fecha (30/09/1983), con directa vinculación al ministro titular de Interiores Rafael Andrés “Pepi” Montes de Oca; las de los hermanos Cunteras Caruna de la Mafia original siciliana y sus relaciones de “amistad” con fichas de los partidos en gobierno y oposición; de las actividades del Comando Específico José Antonio Páez con su principal operador sobre el terreno, el capitán de navío y asesino serial, Ramón Emilio Rodríguez Chacín (sus diez masacres  y cien asesinados desde Cantaura 1982, pasando por Amparo y Amparitos, hasta los Paracachitos 2004), al origen de estas estrechas relaciones entre la cocaína, las FARC y los representantes del régimen.

Pero la situación actual del complejo cocaína/régimen, ha escalado a estadios muchísimo mas claros en los ámbitos políticos, militares, jurídicos, económicos, criminales e internacionales; determinantes y activos son las funcionales evidencias en este caso en comento de la YV–2531 con la carga de 1,4 toneladas de cocaína de Cabo San Román.

Expediente

Imposible no saltar sorprendido con las evidenciadas torpezas de la pandilla del “diplomado universitario” de la ULA –abogado y criminólogo– Tarek Zaidan El Aissami Maddah[ii]; el exministro del Interior y actual gobernador “electo” de Aragua; de quien se escuchan ya en sus expresas manifestaciones entre sus allegados pandilleros y sus campañas promocionales, las pretensiones de figurar en la lista para una eventual selección y candidatura para ocupar la silla de Miraflores.

¿Serán por eso los apuros y el evidenciado y desastroso desempeño por silenciar y enterrar el grave caso de los dos asesinatos con la participación de no menos de 40 activos del CICPC en la escena del crimen; los 1.400 kilos de cocaína de Cabo San Román y la ulterior desaparición –hasta hace apenas 50 horas– de la Beechcraft King Air 200: N467JB en Belice 2010, YV–2531 San Román 2011?

La impunidad

Frente a esas continuadas y sostenidas tropelías, emerge como principal determinante para el hacer de estas comanditas de criminales, la calidad y el nivel que ha alcanzado la impunidad con la que Hugo Rafael Chávez Frías arropaba a sus afectos y con la cual aún, con el impostor cucuteño Nicolás Maduro Moros en Miraflores, se cubren y pretenden seguirse cubriéndose los funcionarios del régimen.

Esa misma que, con el correr de tres continuados lustros, los han habituado a estas conductas y formas de descarado proceder que se presentan así, a la luz de una observación imparcial, con características entre simples, severas inocentadas o quizás idiotizadas, en las que pareciera, no se miden a cabalidad los derivados futuros, dentro y fuera de fronteras.

Algunas de ellas extremada y criminalmente dramáticas, como es el caso del institucionalizado ensañamiento contra Iván Simonovis y las otras, definitivamente aparatosas por sus complejidades y el volumen de personajes que sin comedimiento alguno involucran y ésta con la reciente quema de la YV–2531, es una de ellas; una donde emerge como actor principal, un hasta el 14/10/13 desconocido “padrino” de apellido y funciones.

La impunidad de “la cosa juzgada”

Hacer condenar a inocentes y ahora quemar la desaparecida avioneta, con la pretensión de destruir evidencias para cubrir las responsabilidades en los múltiples crímenes y para limpiar, en algunos, sus conocidos y publicados antecedentes criminales.

En el caso que nos ocupa en esta nota, se trata de los dos silenciados asesinatos, la cabeza y cola del asunto, en medio del frustrado  envío de 1.400 kilos de cocaína de exportación (≥ 90% de pureza), al mercado internacional.

La YV–2531 o N467JB

Slide5Ya en notas anteriores –16/08/11; 05/10/13–, hemos pormenorizado los detalles del affaire de esa aeronave, pero esta nueva incidencia, lejos está de alejar los señalamientos hechos sobe el protegido de Ramón Emilio Rodríguez Chacín, ex ministro de Interior y gobernador; antes por el contrario, reafirma y hasta consolida los ya reseñados pero a la vez, expande el ámbito de las repercusiones políticas, militares y criminales puesto que brindan sentido de continuidad sostenida para el negocio de la cocaína en manos de altos funcionarios  del régimen.

No basta ya las citadas vinculaciones del titular en funciones de Interiores y Justicia, mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres, jamás investigadas pero si silenciadas por Luisa Ortega Díaz, FGR.

De quien como se recordará, siendo director del SEBIN y bajo su responsabilidad la custodia del narcotraficante alias “El Boyaco” –José Adrián Rodríguez Buitrago, también conocido como Raúl Buitrago y los alias Chepe, José María Corredor, Jaime Sánchez y Carlos Alberto Henao–, el segundo al mando del frente 16 de las Farc y subalterno del “Negro Acacio”, se le fugaría el 11/06/05; se mencionó en su momento, un pago de no menos de tres millones líquidos de dólares americanos.

No basta ya las citadas relaciones del citado “El Boyaco” con el Alcalde del Alto Apure, Jorge Rodríguez Galvis, padre de Miguel Eduardo Rodríguez Torres, con el más próspero de los negocios de las FARC, el tráfico de cocaína que, dadas esas vinculaciones con estos personeros del régimen, han convertido al estado Apure en depósito, estacionamiento, escondite para aeronaves, robadas o no, que son mantenidas ocultas en el monte a la espera de la carga para carretear en las seguras pistas naturales o plataforma de lanzamiento, para los cargamentos de cocaína con destino a los mercados internacionales.

36 audiencias, indefensión y sentencia

Imposible observar la trascendencia del caso y lo que lo distingue de los anteriores citados, sin entrar en detalles de estos escabrosos desempeños individuales y colectivos en una extremadamente amañada parodia de juicio.

“Juicio” donde entran en definida y definitiva acción las complicidades o más bien co–autorías de resto de representantes de los poderes del Estado.

Desde las propias y medidas acciones de un integrante del Poder Moral, la Fiscalía General de la República con Luisa Ortega Díaz como jefe y al mando de esa orquesta y por otro, los tribunales de la República.

  1. En el juicio no se mencionó, menos aún se investigó el asesinato –con un tiro en la cabeza de próximo contacto– de Edilberto Rosales Escalante, el conductor de la Ford F–350 A76AEOB, el mismo que recogió en un hasta ahora desconocido depósito la cocaína –el origen de la carga–, la transportó en ese vehículo hasta el costado de la aeronave y esperaba descarga/carga para recibir su pago; lo que recibió fue un tiro.
  2. En el juicio no se mencionó, menos aún se investigó el asesinato –con un tiro en la cabeza de próximo contacto– del Guardia Nacional Luís Alberto Fuentes Pernía, quien portaba una credencial vigente de Cabo Segundo de la GNB y quien como copiloto de la aeronave, despegó de La Carlota y aterrizó en la recién asfaltada vía perimetral al Cabo San Román, lugar Puerto Escondido en el estado Falcón; único operador que conocía el país, las coordenadas para aterrizaje y momento para la descarga –el destino– de los 1.400 kilos de cocaína.
  3. Jamás FGR investigó la procedencia de la aeronave bimotor Raytheon Beechcraft King Air 200, turbohélice de cola T, matrícula venezolana YV–2531, siendo que, para la fecha del despegue de La Carlota y del evento de la cocaína en Cabo San Román 12/08/11, informaciones señalaban que esa misma aeronave con la matrícula norteamericana N467JB, había sido detenida en Belice en noviembre de 2010, cuando aterrizó en una carretera de provincia para la entrega de una carga de cocaína: ¿cómo llegó a Venezuela esa aeronave puesto que si fue devuelta luego de esa detención, eso fue un procedimiento de Estado a Estado?; ¿o es que la matrícula con la que despegó del aeropuerto militar de La Carlota, era falsa?.
    1. Jamás la FGR determinó la identidad del propietario de la aeronave y documentó a tenor los registros de operaciones y el origen.
    2. No ha solicitado ni documentado el soporte básico de todo el devenir de una causa penal que involucre el movimiento o tráfico de una aeronave; para comenzar por el principio: el despegue y salida de la aeronave desde el aeropuerto militar de La Carlota, según afirman, sin plan de vuelo y sin lista y registro de tripulantes.
    3. Jamás la FGR investigó e identificó al piloto de la YV–2531, señalado como funcionario activo del CICPC; al parecer llamado en el medio como Capitán Morales; un piloto quien en pareja con el asesinado GNB Luís Alberto Fuentes Pernía:
      1. Desmanteló el interior de la aeronave para hacer espacio para carga
      2. Despegó aterrizó en La Carlota cuatro veces antes del vuelo definitivo con destino a Cabo San Román.
      3. Luego de la balacera, con el asesinato de los vínculos del origen y del destino de la cocaína, la intervención del CICPC, de la llegada del helicóptero militar, con la carga completa de la cocaína, la aeronave con el piloto del CICPC a los mandos, carreteó y despegó de la carretera San Román y aterrizó en la pista del aeropuerto Josefa Camejo
      4. para que el MinPoPoInjust Tarek Zaidan El Aissami Maddah, quien viajó en expreso a tenor, diera la información a los medios frente a los paquetes extendidos sobre la pista.
      5. El día 13/08/11, otra vez al mando de la YV–2531 el mismo piloto del CICPC, la despegó del Josefa Camejo y desapreció la aeronave, hasta el día de esta publicación de la foto de la calcinada aeronave en un paraje de Apure, por el CEO general en Jefe Vladimir Padrino López: 678 días estuvo perdida en Venezuela esa aeronave.
      6. La FGR jamás investigó, determinó y llevó a ninguna de las audiencias, si asunto de la YV–2531, fue:
        1. Según versión oficial transmitida por el general Néstor Luis Reverol Torres, vice ministro y titular de la ONA, quien afirmód que era una “operación de droga controlada”
        2. Según la versión, también oficial expuesta por Tareck El Aissami quien informó de “una operación de inteligencia muy compleja, que se venía realizando desde hacía varias semanas”.
      7. Jamás la FGR investigó y documentó la directa intervención de la gobernadora del estado Stella Lugo de Montilla en el antes, durante y después de Cabo San Román:
        1. Destitución del Jefe de Poli–Falcón Jesús Marcano y quien sin embargo aún permanece en la policía.
        2. Ningún otro jefe de Poli–Falcón fue sujeto de medidas ni procesado.
        3. Cómo es que los impuestos defensores de los cinco policías juzgados y sentenciados son pagados por la gobernación del estado Falcón.
      8. VII.  FGR no verificó y documentó el Libro de Novedades de la policía de Mene Mauroa donde está asentado un registro:  “… el 5 de agosto 2011, 4 efectivos del Cicpc, Jorge Sangronis, Oswaldo Díaz, Danilo Fuenmayor y Pedro González, fueron detenidos por la Guardia Nacional y Poli–Falcón, con armas largas, bidones de combustibles transportadas en camionetas.
        1. Si esos CICPC fueron retenidos por la policía y la Guardia Nacional en esa fecha, sin embargo aparecen en la lista de los funcionarios destacados y operando la noche del evento con la YV–2531, es decir, apenas siete días después.
      9.  Interioridades de la causa penal
        1. Los funcionarios del CICPC que fueron destacados y operaron la noche del 12/08/11, a pesar de que en el asunto ocurrieron dos asesinatos con disparos a la cabeza y próximos a contactos, fueron declarados y mucho menos realizadas las diligencia que disponen las normas; son ellos:
          1.                                                                  i.     Comisarios: Venancia Amaya, Julio Rivero, Cristoferson Ulloa
          2.                                                                 ii.     Sub-comisarios: Héctor Toro
          3.                                                               iii.     Inspector Jefe: Gregorio Castro.
          4.                                                               iv.     Inspectores: José Cadiz, Nelson Carrero, Alirio Castellanos, Oswaldo Díaz, Luis Gil, Manuel González, Rafael Gutiérrez, Pedro González, José Hernández, Owerman Hermoso, José León, Orlando Mudalel.
          5.                                                                 v.     Sub-Inspectores Miguel Aponte, Juan Colmenares, Ingrid García, Pedro Guarapo, José Rodríguez
          6.                                                               vi.     Detectives: Jesús Álvarez, José Arnedo, Anderson Coronado, Marianela Fariñas, Danilo Fuenmayor, Irvin De La Rosa, José Lucas, Geilor Ramírez, Ricardo Rojas, José Sánchez.
          7.                                                              vii.     Agentes: Ernesto Álvarez, Marcelino Aguilar, Kerwin Armas, Rafael Godoy, Joxim Mundarain, Wendy Padilla.
          8. Tampoco ha llamado e interrogado al general de división de la Fuerza Aérea, Eslainis Longa, quien al mando de una tripulación y en helicóptero, se hizo presente momentos después de la balacera y los dos asesinatos.
      10. No se conoce el resultado de las experticias, si es que se realizaron, sobre los objetos puestos bajo custodia; a saber:
        1. La carga de cocaína.
        2. La avioneta YV–2531 desaparecida y que hoy se cita como calcinada
        3. Los 7 bidones de combustible.
        4. Los equipos de balizaje nocturno
        5. Los equipos de transmisión y los teléfonos móviles.
        6. El camión F350.
        7. La camioneta Cheyenne 70VPAE.
        8. La moto Vensun.
        9. El spark placa AC280EA.
        10. Y muy especialmente, la baleada patrulla de Poli–Falcón que, como la avioneta, también desapareció.
      11. Pero quizás la más llamativa de las informaciones que se registran sobre el caso de la cocaína de la YV–2531, sea contratación y pago de la defensa de los funcionarios de Poli–Falcón:
        1. Los iniciales y primeros abogados contratados por las familias de los policías, fueron los profesionales Euro Colina, Salvador Guarecuco, Lolimar Gutiérrez, Samuel Medina, a quienes sólo se les permitió actuar en la primera audiencia preliminar, la de presentación.
        2. Designados y pagados por la gobernación del estado Falcón, fueron impuestos a la fuerza, los abogados que regularmente llevan en el estado los asuntos jurídicos que afectan los intereses del PSUV regional, así los abogados Pablo Castellanos, Miguel González, y Eric Petit, fueron contratados por la gobernadora del estado Stella Lugo de Montilla.
          1.                                                                  i.     Para esa forzada designación de la defensa los policías fueron remitidos a la Ciudad Penitenciaria y luego de su ingreso, se presentaron los citados abogados de la gobernadora y “convencieron”  los policías para aceptar y designarlos por ante el tribunal como sus defensores.

Conclusión

De todos los casos conocidos durante este lapso de actividades profesionales, quizás sea este de la YV–2531 donde se han ejecutado con, pareciera, milimétrica y calculada secuencia todas y cada una de las truculencia posibles de imaginar y destinadas a mantener vigente las garantías de impunidad que fueran instauradas para sus afectos, por el líder de la revolución Hugo Rafael Chávez Frías y que hoy, como ha quedado sustentado, se mantiene bajo las directrices del cucuteño Nicolás Maduro Moros.

Así, en el caso del rentable y relancino negocio de la cocaína, los intereses que operan delante y tras bastidores, han logrado colocar una muy importante pieza, en una mucho más importante posición de mando, aquella que tiene en sus manos todo elpoder de fuego del Estado.

Por ahora y para cerrar definitivamente el caso YV–2531 que, eventualmente, pudiere ralentizar o frenar el ascenso a Miraflores al gobernador de Aragua Tarek Zaidan El Aisami Maddah y garantizar así el mantenimiento en las posiciones de poder a sus aliados, simplemente, como ha sido reseñado, montan juicio, negocias o imponen condiciones a los condenando policías, sobre la marcha ordenan a la juez de la causa condenar, mietras anulan las evidencias físicas que pudieren aún existir y para ello, sacan a un descampado la desaparecida avioneta, y la queman.

La peligrosa “culebra” del exministro y gobernador Tarek Zaidan El Aisami Maddah, ha sido descabezada y, jurídicamente se clasifica como: “Cosa Juzgada”


[i] Suele ser empleada cuando mienten; tapan la mentira de la forma más rotunda posible. No basta con que sea falso un asunto, la acción expresa saturación para tapar más la mentira.

[ii] El administrador de las Residencias Universitarias, ULA, devenido en posadero de los miembros del ELN, FARC, traficantes de cocaína y otros criminales, operando en territorio desde bases en la ciudad de Mérida.

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

2 Responses to Padrino apadrina la cocaína de Cabo San Román

  1. Javier dice:

    Sr Rivero

    La foto que se presenta como la de un avión derribado, se parece mucho a una que apareció en el periódico 2001 hace unos meses y aquí le va el link http://www.2001.com.ve/en-la-calle/gnb-inutilizo-avioneta-usada-para-el-narcotrafico.html En aquel momento pareció extraño el asunto porque cualquier avioneta recuperada le puede servir luego a cualquier ente del estado para cosas útiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: