Nicolás Maduro Moros no es “Presidente Constitucional de Venezuela”

No fue “electo por el pueblo”; antes que “orgullo”, representa la más grande humillación

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 07/07/13

@rarmuz

  • “… En la sociedad, el hombre sensato es el primero que cede siempre. Por eso, los más sabios son dirigidos por los más necios y extravagantes…”

Jean de la Bruyere (1645-1696)

timthumbDesde la primera nota en adelante (21/04/13) y a medida que se ha avanzado en el tiempo (78 continuados días), el escandaloso silencio del régimen y de la oposición, ha ido quedando con suficiencia a la descubierta frente un trascendente hecho político sin precedentes: Nicolás Maduro Moros no es Presidente Constitucional de Venezuela.

Si de algo se han cuidado los presidentes antes, durante y después de ser electos o selectos, es de dejar suficientemente sustentada su legitimidad constitucional –de hecho o en derecho– como venezolanos por nacimiento; cuando sobre Juan Vicente Gómez, en su época, se puso en dudas o se le acuso de haber nacido en Colombia, en el término de la distancia y tiempo, solicitó y mostró su Partida de Nacimiento Certificada como nacido y registrado en territorio venezolano; otro tanto, más reciente, sucedió y la reacción de Carlos Andrés Pérez, fue de inmediato.

Pero Nicolás Maduro Moros, este colombiano nacido en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander, Colombia, dicen en 1962, no ha estado ni está por tanto en capacidad absoluta de mostrar y de demostrar con una auditable Partida de Nacimiento Certificada en mano, su indispensable y legal soporte del estatus de venezolano por nacimiento.

Por eso guardan silencio gobierno y oposición; para algunos representantes, que expresamente se van por la tangente, lo de la doble nacionalidad de Nicolás Maduro Moros, es irrelevante pero, eso es el primer y único requisito insoslayable que le permite, en hechos, y en derecho en los términos del texto fundamental, ejercer la Presidencia de la República de Venezuela.

A tenor

Reza la Constitución de Venezuela vigente desde 1999:

“… Artículo 41. Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento y sin otra nacionalidad, podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Presidente o Presidenta y Vicepresidentes o Vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, Presidente o Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Procurador o Procuradora General de la República, Contralor o Contralora General de la República, Fiscal General de la República, Defensor o Defensora del Pueblo, Ministros o Ministras de los despachos relacionados con la seguridad de la Nación, finanzas, energía y minas, educación; Gobernadores o Gobernadoras y Alcaldes o Alcaldesas de los Estados y Municipios fronterizos y aquellos contemplados en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional…”

Recohineo estatutario

Ya observamos algunos opinantes lanzando cabos “jurídicos” de salvamento a una providencial argumentación “técnica” en la decisión, caso necesario, del más alto tribunal de la República, el TSJ y su nueva directiva.

Sobre cuatro hechos se pretende sustentar la no trascendencia del asunto:

“…1- Nicolás Maduro nació en el año de 1962…

… 2- Maduro sacó su cédula en Venezuela a la edad de 11 años (según medios)…

… 3- Es hijo de madre colombiana y padre venezolano (bajo investigación, según medios)…

… 4- Cuando Nicolás Maduro nació y cuando se sacó su cédula estaban vigentes las siguientes constituciones y leyes: La de Colombia de 1886 y la de Venezuela de 1961…”

Se argumenta que:

“… colombianos que durante la vigencia de esta constitución (1886) tomaron otra nacionalidad, perdieron la nacionalidad colombiana automáticamente…”

“… La ciudadanía se pierde de hecho cuando se ha renunciado a la nacionalidad (Constitución de Colombia de 1991 que deroga la de 1886).

“… La constitución de Colombia de 1991… reconoce la doble nacionalidad, de aquellos colombianos que durante la vigencia de esta constitución tomaron otra nacionalidad …”

“… Los colombianos que perdieron la nacionalidad colombiana cuando estaba en vigencia la constitución de 1886, (como es el caso de Nicolás Maduro) deben cumplir el nuevo artículo 98…”

Pero

  1. El tema del ejercicio de la Presidencia de la República de Venezuela, revela exclusivamente de lo que paute como norma para el antes, durante y después de la juramentación, la Constitución de Venezuela; la Constitución de Colombia, no tiene en lo absoluto referente.
  2. Nicolás Maduro Moros siendo hijo de ciudadana colombiana y supuestamente de un natural de Venezuela, nacido en Cúcuta, ingresó y se radicó después de los once años en Venezuela.
  3. El otorgamiento de la Cédula de Identidad de Venezuela en forma fraudulenta para un nacido en el extranjero, aún siendo hijo de venezolano pero que se radica en Venezuela luego de la edad estipulada para el estatus de venezolano por nacimiento; si cumplidos los 18 años no expresó su voluntad de ser venezolano y se publica en Gaceta Oficial, entonces, si bien es supuesto hijo de venezolano, ello por si solo no otorga ese estatus de venezolano por nacimiento.
  4. Antes por el contrario, queda en el argumento expresado por los lanzadores del cabo jurídico, que ingresó después de la edad y no realizó las gestiones necesarias en su tiempo para adquirir la venezolanidad por adopción, por tanto, si ese trámite no fue ejecutado en su momento, aún aceptando válido lo de la Constitución colombiana de 1886, no perdió entonces su nacionalidad colombiana.
  5. Y en los extremos, perdida o no la nacionalidad colombiana, Nicolás Maduro Moros nació en Colombia, con una o doble nacionalidad quizás a los efectos del análisis, pero no es venezolano por nacimiento..
  6. Nicolás Maduro Moros, pese a todo el recochineo estatutario que pretendan alegar los expertos en derecho, no es Presidente Constitucional de Venezuela; pero es que tampoco ha sido Presidente Encargado; tampoco ha sido Vice Presidente Ejecutivo y tampoco ha sido Canciller; quedaría para los expertos del recochineo estatutario, si fue constituyentista.
  7. Si Nicolàs Maduro Moros no nació en Venezuela difícilmente a un nacido en Cúcuta, los venezolanos comunes le acepten sin protesta, que ejerza el cargo de Presidente, menos, cuando en el proceso de elecciones, suficientes argumentos han sido soportados y determinan, salvo prueba en contrario, un robo de las elecciones.

El problema no es jurídico

En contravención expresa de la norma –Constitución de la República de Venezuela–, antes durante y después de promulgada su vigencia, Nicolás Maduro Moros ha ejercido cargos público para los cuales, por no ser venezolano por nacimiento, a él le está expresamente vedado por norma, tanto su juramentación como el ejercicio del cargo.

Aparte de su desempeño en la Constituyente y en orden descendente por su importancia e independiente del orden secuencial y momento, Nicolás Maduro Moros se ha juramentado y ha ejercido ilícitamente como: Presidente de la República; Presidente Encargado; Vicepresidente Ejecutivo; Presidente de la Asamblea Nacional; Canciller de la República.

No es jurídico un asunto que se expresa, se impone y circunscribe en lo material, a una o varias continuadas y sucesivas situaciones de hecho; la continuidad violatoria del texto o norma de la cual se trate, no sustenta alegato de costumbre y no brinda por ese hecho, legalidad a uno o una secuencia de ilícitos; en todo caso, sólo hace muchos más grave el asunto.

Circunstancia inédita, silenciada no sólo por el interesado Nicolás Maduro Moros, sino también tanto por su equipo de asesores políticos y jurídicos, a los que se unen un partido político que le respalda (PSUV), un cuerpo de ministros que le secundan en el ejercicio ilícito del cargo y que hasta cuenta con el comprado apoyo de un concierto de intereses en el contubernio de presidentes de otras naciones, latinoamericanas o no.

Más inédito aún, con el mucho más escandaloso silencio de los expertos políticos y jurídicos de una oposición, organizada (MUD) o no (Sociedad Civil y organizaciones políticas y gremiales de todo género).

Por tanto, difícil para un morador común –que no ciudadano– de este territorio, aceptar que el asunto en comento pueda y tenga argumentación y solución en el ámbito de lo jurídico.

Es político

Si bien el problema de marras lo califica en principio una pauta jurídica vigente; por la continuidad en el tiempo (no menos de 14 años) y por la cualidad, calidad y cantidad de individualidades responsables involucradas por acción y omisión, en el antes, durante y después de la juramentación en el cargo de Nicolás Maduro Moros; con la expresa inobservancia y violación en la específica – denominada “irrelevante”– pauta de las normas maestras que rigen para Venezuela, su estatus de Estado independiente y soberano, en y para si misma, y frente al concierto de naciones.

Por esas razones, el asunto es primero político y luego, solucionado lo político, será que se atiende o no lo jurídico.

Político puesto que si de sociedad se califica a la comunidad política que hace vida al interior del territorio de Venezuela, para poder aceptar como válido ese criterio, sociedad, hace falta que esté sujeto el hacer social y político de todos y en todos los demás órdenes que podamos abordar, a las pautas que establece la norma, el contrato que rige la organización política.

Por tanto, si la norma suprema del ordenamiento jurídico, ese contrato, a semejanzas de un libro de anaquel, adorno, de hecho y en derecho, materialmente letra muerta; por tanto, no tiene validez práctica para cualquier que sobre ese texto y por cualesquiera sean las causas, pretenda dirimir diferencias; mal puede entonces nadie, hablar de lo jurídico ni plantear soluciones en ese particular y especializado ámbito.

Si, como queda en los hechos verificado, quienes han asumido la dirección de la comunidad y de toda la estructura política y social  del Estado, en gobierno y en oposición y hasta de la sociedad civil, de acuerdo o no o en posiciones contrapuesta sólo en el campo de lo discursivo y no en lo material y no tienen todos, como imperativo referente e insoslayable los términos del contrato, la Constitución; eso no es ni podrá ser jamás jurídico, eso es político y el terreno de solución, está estrictamente en lo político.

Conclusión

Salvo opinión en contrario, documentalmente soportada por la pluma y en la voz de los expertos constitucionalistas –de bando y bando– que tanto abundan y tanto atiborran de tecnicismos al pasivo morador del territorios en sus televisadas disertaciones; filípicas o no, para un simple morador del territorio, no experto en esos asuntos, con o sin recochineos estatutarios y en contraposición material de aquella vieja estrofa central escrita por los adulantes de turno cuando Marcos Pérez Jiménez; afirmamos sin temor a errar:

Nicolás Maduro Moros no es “… Presidente Constitucional de Venezuela…”; no fue “… electo por el pueblo…” y ante que “… orgullo nacional…”, como colombiano, falso venezolano por nacimiento, y “Hombre de La Habana en Caracas”, representa en los transcurridos 202 años de vida republicana, la materialidad de la más grande humillación al gentilicio venezolano.

Consecuencialmente, todos y cada uno de los Actos Administrativos de Nicolás Maduro Moros, quien desde 1999 hasta el presente se ha juramentado y desempeñado en distintos cargos políticos de la Administración y hoy pretende extender su cuestionado e ilícito ejercicio de presidente hasta 2019; todos, absolutamente todos sus Actos Administrativos, son pasivos de nulidad absoluta; es decir, no existen; ascensos militares incluidos.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

One Response to Nicolás Maduro Moros no es “Presidente Constitucional de Venezuela”

  1. PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA DR.GABRIEL ANGEL VILLEGAS MORENO 1970 A 1975 PARTIDO ACCION DEMOCRATICA QTA. LA AHUMADA EN SANTA FE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: