Encubre fusilamiento de siete civiles desarmados en Palo Verde

Dos de las víctimas mueren en el sitio y las otras cinco resultaron heridas

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 110613

@rarmuz

  • “… Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima…” Malcolm X (El-Hajj Malik El-Shabazz, nacido Malcolm Little)

Slide10El lunes diez sobre el mediodía, el MPPPInterior y Justicia mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres anuncia a los medios que en operaciones realizadas en Coloncito, Táchira y Guanare, Portuguesa capturaron nueve colombianos “… integrantes de grupos paramilitares como Los Rastrojos”.

Entregando a los medios fotografías de los detenidos y enceres capturados, abunda en detalles oficiales meramente especulativos:

“… Existen vinculaciones entre los dos grupos capturados, iban a cumplir misión en Caracas…

… podría tratarse de un plan vinculado con la política para hacerle daño al presidente Nicolás Maduro…

… operaciones que estas personas conocen muy bien, los colombianos, que son el sicariato y el magnicidio…

… Ellos dicen que ya debe haber otro grupo en Caracas armado con fusiles y armas largas…

… hay en Caracas grupos de francotirados…

… las pruebas recabadas y la información recolectada en interrogatorios llevan a presumir que hay un plan para atentar contra la vida del presidente Nicolás Maduro y la estabilidad del país…”

A otro perro con ese hueso

Lo que expresamente se silencia y en este acto oficial se trata de cubrir o hacer ignorar con los habituales parapetos mediáticos, es el inédito acto criminal de un habilitado “Paredón en Caracas” donde civiles desarmados son obligados bajo amenaza de las armas a colocarse contra una pared, para luego ser baleados: técnicamente fusilados.

Y es precisamente en ese sector de la ciudad, Palo Verde, donde bajo las expresas instrucciones de Miguel Eduardo Rodríguez Torres han sido retiradas las fuerzas policiales regulares y se ha asumido el control militar absoluto con el cacareado “Plan Patria Segura”.

Es decir, toda la seguridad en ese espacio físico de la ciudad la cubre “Plan Patria Segura” con el desempeño de las fuerzas militares que bajo el directo mando y conducción del mariscal de campo Miguel Eduardo Rodríguez Torres se han desplegado en la ciudad de Caracas.

Fusilamiento

Es el crimen que queda a la descubierta; lo que verdaderamente es trascendente y que aún cuando es un acto criminal que por su especial dinámica requiere de especial de atención y es pasivo de juicio por ante la CPI, antes por el contrario, en la voz y expreso desempeño del mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres, el régimen lo ignora, lo trata de esconder, de silenciar.

Sesenta (60) horas antes de esta su nueva ya cotidiana rueda de prensa del ministro, sobre las 12:30 de la madrugada del sábado primero de junio, cuando una veintena de adolescentes y adultos jóvenes residentes de la urbanización Leoncio Martínez en las adyacencias de la estación Metro Palo Verde; estando reunidos frente al Colegio Simón Bolívar y cerca de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, sorpresivamente son asaltado por un contingente armado que llega al lugar, los rodea y los obliga bajo amenaza de las armas de fuego a pegarse contra una pared.

En el barullo la confusión, algunos de la veintena emprenden la huida y comienza allí una balacera contra los que estaban ya colocados ya contra la pared, siete de los vecinos resultan baleados; dos mueren y cinco son heridos.

Víctimas muertas y heridas tendidas en la calle y huyen los tiradores avisando de viva voz que regresarían.

Slide11Terminada la balacera, mientras unos vecinos acuden en ayuda de las víctimas otros se acercan a la carpa del “Plan Patria Segura” a demandar la intervención y auxilio de los efectivos de la Guardia Nacional y éstos responden con dos precisas expresiones a sus demandas:

  1. No podemos salir de aquí y dejar sola la carpa
  2. No tenemos saldo para comunicarnos con el CICPC

Un Paredón en Caracas

Eso, por si a algún oficial general no se lo enseñaron en la Escuela Militar o no lo recuerda ya, desde siempre se ha conocido como fusilamiento y en este caso, no se trata de combatientes en algún tipo de guerra –declarada o no– sino que se trata, en tiempo de paz y de plena vigencia del cuerpo de leyes, de víctimas civiles desarmadas.

Y siendo que la responsabilidad por la seguridad pública en ese preciso lugar de esta masacre de civiles, crimen de lesa humanidad, está al control de las fuerzas al directo mando y dirección del citado ministro.

Vale preguntar:

  1. ¿Cómo un grupo armado puede transitar y operar libremente contra civiles desarmados en un área de la ciudad capital bajo control militar del “Plan Patria Segura”?
  2. ¿Cómo pudo ese grupo armado ejecutar impunemente esa operación criminal contra civiles a tan escasos metros de una de las Carpas del “Plan Patria Segura” sin contar para ello con la anuencia o complicidad de los Guardias Nacionales de ese puesto de control?
  3. ¿Es o no con la anuencia y/o complicidad que se evidencia en la conducta de los Guardias Nacionales que montaban guardia en la carpa:
  • primero, dada la ausencia de reacción natural cuando en plena balacera a unos pocos metros del puesto de control ni siquiera esos efectivos tomaron medidas en la preservación de sus propias vidas, por tanto, es de asumir, estaban suficientemente conscientes de que no corrían peligro alguno;
  • segundo, negándose en forma tajante a prestar rápido y debido auxilio a las víctimas y vecinos que lo demandaban?
  1. Y si es cierto que ese personal de guardia en esa carpa del “Plan Patria Segura”, expresamente no estaban dotados de medios de comunicación que permita solicitar y brindar auxilio en caso de ataque, entonces:
  • ¿para qué están allí?
  • ¿qué hacen allí?
  • ¿fueron abandonados por el comando a su suerte?
  • ¿como carne de cañón?
  1. ¿Ante este hecho criminal en cuál de las dos particulares y extremas situaciones nos encontramos: la de acción o la de omisión?
  • El ministro Miguel Eduardo Rodríguez Torres y su Estado Mayor Operacional, tienen el control total, absoluto y permanente de las fuerzas militares desplegadas y esa operación de hostigamiento y hasta fusilamiento de civiles, forma parte de una operación militar con efectos deseados y objetivos previstos.
  • El ministro de marras y su cuerpo de mando, no tiene ningún control sobre las fuerzas militares que desplegó en la ciudad y éstas operan al estilo de bandas armadas, a su libre albedrío y a voluntad de oficiales medios o de cada oficial de línea en el sector asignado o alternativamente desplazándose a otros sectores

Especulativas sus informaciones, especulemos pues:

Queda indiscutiblemente a la descubierta la ya conocida ausencia de efectividad de este “Plan Patria Segura”, el número 22 del régimen[i] en 14 años.

Independiente de otras consideraciones, salvo prueba en contrario, se percibe que el efecto deseado y el objetivo previsto en el cacareado plan se circunscribe a:

  • Aterrorizar a la población civil por la vía de un “toque de queda” de hecho, al dejar las calles solas sin transeúntes alguno durante las noches.

1. Una Política de Seguridad Pública donde los propios efectivos de la Guardia Nacional cometen atracos, como en Chacao; quizás para incrementar las cifras delictivas que le permitan a Nicolás maduro Mors y a otros representantes del régimen, descalificar a uno u otro gobierno local en sus diarias presentaciones en cadena.

2. Es la misma Política de Seguridad que haciendo uso de la –quizás olvidada pero muy conocida– técnica militar empleada por el héroe francés, el general Jacques Massu en Argel cuando L’Elysée (Palacio de Gobierno Francia) le misionó, precisamente, para controlar la Seguridad Pública en la capital de Argelia (1955).

Como táctica de acción directa, plagando de puntos de control las entradas salidas de barrios, con alcabalas, patrullaje militar y la complementó en Argel, con las operaciones de hostigamiento sobre la población civil para limitar a unos mínimos el tránsito por las calles y en las noches, para mantener las calles absolutamente vacías de vehículos y transeúntes.

Y lo de Palo Verde en Caracas, sería una de las más severas variantes dentro de la táctica, eran las aleatorias detenciones compulsivas, sometimiento por la fuerza de las armas a los grupos de civiles que persistían en permanecer en las calles; seguidas de secuestros, desapariciones, arrestos o confinamientos de civiles en cuarteles militares.

En esta oportunidad en Palo Verde, 58 años después de Argel, como en aquella del referenciado general Jacques Massú.:

  1. Ante la reunión de civiles en las calles, la llegada sorpresiva de unidades militares armadas.
  2. Cubriendo con las armas los flancos de grupos de civiles.
  3. Conminar a los civiles a pararse con la frente sobre alguna pared o muro y manos en alto.
  4. Vapulear a los civiles con porras, fusiles y patadas.
  5. Interrogatorios violentos, registros y decomisos de bienes.
  6. Cualquier civil que haga resistencia palizas y arrestos violentos.
  7. Cualquier civil que emprenda la carrera, desatará la andanada de tiros y ráfagas de fusilería.
  8. Dependiendo de las circunstancias políticas, abanando muertos y heridos la posterior huida del sector de la unidad militar ejecutora del acto de terrorismo de Estado.
  9. Antes y durante la retirada, la advertencia al vecindario, regresarán una y otra vez.

Nada nuevo

Hay que recordar experiencias y experticias del premiado y recién ascendido ministro Miguel Eduardo Rodríguez Torres, por algo está en el cargo, es alabado, ascendido y premiado; son esas informaciones que jamás han sido desmentidas, mucho menos han sido investigadas y refutadas por/en juicios controvertidos y sentencias de tribunales.

  1. Asesinato de varios policías cuando como capitán dirigió el asalto a la residencia La Casona el 04/02/1992: de la Disip asesino a, Gerson Gregorio Castañeda, Edicto Rafael Cermeño, Jesús Rafael Oramas; de la Policía Municipal de Sucre, a Jesús Aponte Reina, quien murió por el impacto de un mortero; en esa oportunidad se batió a tiro limpio con la primera dama de la República, Blanca de Pérez.
  2. Subalterno y operador principal de Ramón Emilio Rodríguez Chacín para la prospección, selección, captación en Colombia y traslado a Caracas, del lote de sujetos que luego serían lanzados y baleados frente al Destacamento 51 Guardia Nacional en El Paraíso Caracas; los conocidos Paracachitos.
  3. Siendo director, fuga de José María Corredor Ibagué, El Boyaco del cuartel central de SEBIN (DISIP) en el Helicoide Caracas.
  4. Fuga de El Boyaco, programada en función de intereses de su padre, el Alcalde del Alto Apure base principal de operaciones de las FARC para tránsito de cocaína con destino a USA y Europa.
  5. Vínculos con Luís Correa, Alexander del Nogal y González Morales “El Gordo” operadores del Cartel de los Soles.
  6. Vínculos con  el traficante colombiano Hermágoras González Polanco, “El Gordito”
  7. Sus indiscutidos vínculos con “Teodora” (senadora@piedadcordoba.net); Andrés Vásquez (andresvasquez@piedadcordoba.net) por vía de su buzón privado  meduardo21@gmail.com en la coordinación de logística para grupos de narcoguerrilla y especialmente del Hezbollah en Nueva Esparta.
  8. Según afirman algunos medios, por ante la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional, se adelanta una investigación por crímenes de lesa humanidad y terrorismo.

Conclusión

Con este nuevo parapeto del régimen en la voz del MPPPInterior y Justicia Miguel Eduardo Rodríguez Torres, se esta tratando de encubrir una masacre de civiles, el fusilamiento de siete civiles desarmados en Palo Verde; aún cuando sólo dos murieron y los otros cinco quedaron heridos.

Por tanto y salvo prueba en contrario, esa es la Política de Seguridad de Nicolás Maduro Moros, la que ordenó y ahora alaba y premia en cabeza de su subalterno y ejecutor principal, el mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres por lo cual, ambos personajes junto a todo el cuerpo de oficiales generales, subalternos y de línea que se someten y ejecutan esas criminales órdenes, son y serán, indiscutiblemente, los principales responsables de los crímenes que de ellas derivan[ii], sea por ante tribunales nacionales o extranjeros; sean o no clasificados como crímenes de lesa humanidad.

Esta expresión de barbarie  del “Plan Patria Segura” con el fusilamiento de estos siete civiles desarmados –dos fueron ejecutados mientras cinco frustrados– en un país donde sólo 2 de cada 100 asesinatos llegan a juicio y Luisa Ortega Díaz (FGR) logra sentencia condenatoria, no es una acción que pueda dejarse impune y la primera responsabilidad, como se ha comentado, está en cabeza de dos de sus autores tras los autores, son ellos: Nicolás Maduro Moros y su subalterno y brazo ejecutor, Miguel Eduardo Rodríguez Torres.


[i] Afirmó Miguel Eduardo Rodríguez Torres el 01/06/13, “Plan Patria Segura” disminuyó 60% el índice delictivo; pero si como afirma a su vez el viceministro del Sistema Integrado de la Policía, Marcos Figueroa, Venezuela registró 6.500 homicidios  en cinco meses –desde principios de año hasta finales de mayo de 2013–; 2013 cerrará con no menos de 39.000 homicidios y eso sería igual a un incremento e asesinatos de más del 80% sobre 2012.

[ii] No está demás recordar precisiones en el Estatuto de Roma

Artículo 8 Crímenes de guerra:

“… La Corte tendrá competencia respecto de los crímenes de guerra en particular cuando se cometan como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala de tales crímenes…

Artículo 25 Responsabilidad penal

3. “… será penalmente responsable… quien…

b … Ordene, disponga o induzca la comisión…

c … Con el propósito de facilitar la comisión… sea cómplice o encubridor o colabore de algún modo en la comisión o la tentativa… incluso suministrando los medios…

Artículo 28 Responsabilidad de los jefes y otros superiores

1 … El jefe militar o el que actúe efectivamente como jefe militar será penalmente responsable por los crímenes… que hubiesen sido cometidos por fuerzas bajo su mando y control efectivo, o su autoridad y control efectivo…

a … No hubiese adoptado todas las medidas necesarias y razonables a su alcance para prevenir y reprimir su comisión…

2 … en razón de no haber ejercido un control apropiado sobre esos subordinados…

a … Hubiese tenido conocimiento o deliberadamente hubiese hecho caso omiso…

Artículo 30 Elementos de intencionalidad

b … En relación con una consecuencia, se propone causarla o es consciente de que se producirá en el curso normal de los acontecimientos…

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

8 Responses to Encubre fusilamiento de siete civiles desarmados en Palo Verde

  1. Pingback: Nicolás maduro Moros “Perro Cobero” | Rafael Rivero Muñoz

  2. victor says:

    bueno como le va comisario, lo del fusilamiento en las vegas de petare como se le conoce a la urb.leoncio martínez no fue un contigente, fue un solo tipo que estaba buscando un enemigo por un tumbe, no fue un fusilamiento en si.

    • rriverom says:

      Lo que se toma en cuenta es el hecho de asesinar, dar muerte a civiles desarmados, sea el hecho ejecutado por grupos o por individualidades, afectas o no al régimen de turno, uniformados o no, pero en función de una política de Estado que si bien se cubre bajo el eufemismo de seguridad, la misión es la de imponer el terror generando inseguridad, sea por propia mano de los funcionarios, fuere por grupos armados llamados colectivos; fuere imponiendo y manteniendo la impunidad para los criminales.
      Si bien ejecutar a una persona, en este caso civiles desarmados –en plural o en singular–, con descargas de armas de fuego y disparándoles con ese modelo de arma conocido como fusil, se conoce con el genérico término de fusilar; pero existen también y tiene variantes circunstanciales para esa denominación, así:
      1. Con fusiles el método clásico que rememora el paredón de Fidel Castro Ruz, se llama fusilar
      2. Con pistola, según Jorge Sosa Chacín en su momento director de la PTJ cuando el caso de los “Desaparecidos de Coro”, se llama “pistoletear”.
      3. Según la técnica de Kim Jong–un –dictador de Corea del Norte–, se llamaría entonces “morterear” puesto que, condenado sumariamente y amarrado ya al botalón, ordenó al pelotón de fusilamiento no usar sus fusiles sino otra arma destinada a desaparecer, extinguir físicamente todo rastro del vice ministro de las Fuerzas Armadas de Corea del Norte, general Kim Chol, quien luego de la muerte del presidente, su padre Kim Jong–il, en pleno velorio, se tomó un par de tragos de licor; lo “fusilaron” con un tiro de mortero.

  3. Pingback: Nicolás Maduro Moros, al aire las posaderas | Rafael Rivero Muñoz

  4. Pingback: Nicolás Maduro Moros con la FANB ataca a civiles desarmados | Rafael Rivero Muñoz

  5. Pingback: frentepatriotico.com » Nicolás Maduro Moros con la FANB ataca a civiles desarmados

  6. Pingback: Resumen informativo para Nicolás Maduro Moros con la FANB ataca a civiles desarmados en Vuelalo.com | Noticias, Convocatorias, Listados y Resultados de Misiones Bolivarianas.

  7. Pingback: La población civil en Venezuela un “objetivo militar” | Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: