Nicolás Maduro Moros ordena repartir armas militares entre la población civil

Organiza así capacidades para la “Conmoción Civil” decidida en La Habana el 09/04/12

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 24/05/13

@rarmuz

  • “… Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad…”

Arthur Schopenhauer (1788-1860)

Slide1Según reseña el diario ABC de España en su edición de hoy: “… Maduro armará millones de obreros venezolanos para defender la Revolución…

… ha optado por apretar las filas en el régimen y crear una milicia que llegado el momento podría actuar como guardia de corps que asegure su supervivencia al mando del país…

… En nuevo cuerpo, dotado de disciplina, armamento y uniforme tendría como objetivos fortalecer la unión cívico-militar y defender la Revolución bolivariana. Dirigida por él…

… dos millones de obreros y obreras uniformados, armados…”

Nada nuevo

Nos revela hoy el diario español, si tomamos en cuenta que la decisión discutida y tomada en el cónclave de El Laguito en La Habana el nueve de marzo del pasado 2012, se definió como objetivo “civico–militar”, la propuesta que le hizo a Raúl Castro y su cuerpo de seis generales, el titular del Ministerio de la Defensa de Venezuela de aquel momento, el mayor general Henry de Jesús Rangel Silva:

“… la creación de un estado de conmoción civil, destinado a justificar la toma absoluta del poder por los militares…”

En otros términos, Nicolás Maduro Moros, como el “hombre de La Habana en Caracas” y ya hoy desde Miraflores, brazo ejecutor de Raúl Castro, en ausencia de causales que hasta ahora y pese a todo el esfuerzo desplegado, le hayan permitido una declaratoria de Estado de Emergencia, sobre una decisión Ejecutiva –sin condiciones ni elementos materiales algunos que lo sustenten, en pleno uso de sus facultades físicas y mentales y voluntariamente–, impone los términos para una escalada al ordenar repartir más armas militares, hasta dos millones según lo precisa, entre la población civil.

Por su parte, y pareciera que por propia iniciativa, el silencioso titular del Ministerio de la Defensa almirante en jefe Diego Alfredo Molero Bellavia, también reparte armamento militar sacado de los arsenales militares bajo su responsabilidad, según queda suficientemente claro en las recientes confesiones públicas del presentador de VTV Mario Silva: “… A mi Molero nos dio cinco fusiles más. Tenemos ahorita 12 fusiles…”

Dos gráficos ejemplos de reciente data

Muamar al Gadafi

En los estertores del régimen libio y después del mensaje de Muamar al Gadafi: “… El Ministerio de Defensa libio anunció… que prepara un operativo para armar más de un millón de hombres y mujeres…”

Ciento cincuenta días después de estos anuncios y en medio de las carnicerías de civiles desarmados ejecutadas con el despliegue de las capacidades bélicas de las fuerzas militares del régimen, sin solución de continuidad derivadas hacia los enfrentamientos entre civiles y con centenares de miles de asesinados, el resultado.

Muamar al Gadafi fue capturado por una poblada que lo identificó y lo sacó de un escondite en un paso de agua bajo una autopista; en medio de la turba y violencia de aquel momento, es sodomizado y finalmente pateado, paleado, apedreado, tiroteado hasta su muerte; en síntesis, linchado.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=o48P68phAJA

 

Slide2Charles Taylor

En 1983 huyó de una cárcel en Estados Unidos después de haber estafado un millón de dólares del presupuesto nacional liberiano; regresó a Liberia en 1989, en 1991 apoyó a los rebeldes de Sierra Leona y se convirtió en presidente de Liberia en 1997.

“… Nunca puso el pie en territorio sierraleonés, pero se le ha considerado responsable directo de los asesinatos, mutilaciones y violaciones de civiles, así como del reclutamiento de niños soldado y la esclavitud de mujeres y campesinos inocentes…

… Era un jefe de Estado y aunque no participara personalmente en los crímenes, su estatus añade gravedad a la situación puesto que traicionó la confianza de la ciudadanía…”

Condenado a 50 años por la Corte Penal Internacional por crímenes; si bien es cierto que personalmente no hizo uso de armas contra nadie, si fue el responsable de ordenar y repartir las armas, municiones y explosivos entre los grupos civiles enfrentados dentro y fuera de su territorio.

Estatuto de Roma

Artículo 8 Crímenes de guerra:

“… La Corte tendrá competencia respecto de los crímenes de guerra en particular cuando se cometan como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala de tales crímenes…

Artículo 25 Responsabilidad penal

3. “… será penalmente responsable… quien…

b … Ordene, disponga o induzca la comisión…

c … Con el propósito de facilitar la comisión… sea cómplice o encubridor o colabore de algún modo en la comisión o la tentativa… incluso suministrando los medios…

Artículo 28 Responsabilidad de los jefes y otros superiores

1 … El jefe militar o el que actúe efectivamente como jefe militar será penalmente responsable por los crímenes… que hubiesen sido cometidos por fuerzas bajo su mando y control efectivo, o su autoridad y control efectivo…

a … No hubiese adoptado todas las medidas necesarias y razonables a su alcance para prevenir y reprimir su comisión…

2 … en razón de no haber ejercido un control apropiado sobre esos subordinados…

a … Hubiese tenido conocimiento o deliberadamente hubiese hecho caso omiso…

Artículo 30 Elementos de intencionalidad

b … En relación con una consecuencia, se propone causarla o es consciente de que se producirá en el curso normal de los acontecimientos…

Amnistía Internacional

“… El índice de asesinatos en Venezuela seguía siendo (en 2012) uno de los altos en América Latina, debido, entre otras cosas, a la ausencia de control sobre la disponibilidad de las armas de fuego y las municiones…

… la inseguridad en el país como uno de los más preocupantes, junto con la violencia en las prisiones y el retiro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos…

… Entre 9 y 15 millones de armas ilegales circulan en Venezuela (con casi 29 millones de habitantes), según una estimación oficial de 2009…

Población civil armada

Si tomásemos como cierta la cifra de 15 millones de armas en manos de civiles y sumáramos las dos millones que se ordena repartir bien podríamos asegurar la existencia de un arma por cada habitante en el territorio entre las edades de 10 y 80 años: serían 17.000.000 millones de armas.

Nicolás Maduro Moros técnicamente ha ordenado terminar de armar a todos y cada uno de los habitantes de Venezuela; 18.228.466 de habitantes entre las edades 10 a 80 años según el Censo de 2011, menos 6,73% estimación de incapacitados de algún tipo, serían 17.000.000 de habitantes)

Salvo prueba documentada en contrario, no existe en el mundo ningún país cuyo gobierno haya permitido y autorizado en 14 años que toda la población entre 10 y 80 años disponga a su libre albedrío de un arma de fuego y municiones; menos aún que, para completar el posible faltante de esa capacidad plena, en el 2013 el propio gobierno haya decidido y ejecute la entrega hasta completar el total de la población.

Saltan las preguntas

¿Quién puede negar que Nicolás Maduro Moros, a falta de condiciones las está creando para lanzar a la población del país hacia el deseado “estado de conmoción civil”, a cuyos efectos ordena armar nuevos contingentes de civiles?

¿Quién puede negar que Nicolás Maduro Moros como el “Hombre de La Habana en Caracas” y en su calidad de agente del G2 de Cuba, recibe y cumple así las órdenes de directas de Raúl Castro?

¿Quién puede negar que el reparto de armas a nuevos contingentes de civiles en Venezuela no esté vinculado y en acuerdo a las decisiones políticas tomadas en La Habana el nueve de marzo del año 2012?

¿Quién podrá negar entonces las responsabilidades directas de Nicolás Maduro Moros en las matanzas de civiles como derivado de su programado dispuesto “estado de conmoción civil”?

¿Quién puede negar entonces que, a pesar de que Nicolás Maduro Moros no tenga el coraje ni la capacidad para emplearse directamente sobre el terreno de los hechos como matarife de civiles, sin embargo, al ordenar la distribución de armas a la población civil, al igual que Charles Taylor en Liberia, sea “… considerado responsable directo de los asesinatos, mutilaciones y violaciones de civiles, así como del reclutamiento de niños soldado y la esclavitud de mujeres y campesinos inocentes…”?

Conclusión

Desde el momento en que, voluntariamente Nicolás Maduro Moros ordena repartir armas militares entre la población civil, tomó la decisión política para organizar las capacidades y crear las condiciones para la emergencia de una “Conmoción Civil”, la misma que fue propuesta, discutida y decidida en La Habana el 09/04/12 y que le ha sido ordenada por Raúl Castro..

“… Qué culpa tiene la estaca si el sapo salta y se ensarta…” (Juan Vicente Gómez dixit)

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: