La masacre y sólo 14 días después, presentan las armas de Uribana

Iris Varela: sembró armas y monta show para tapar la barbarie de una matanza de civiles desarmados

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 10/02/13

Slide02

“… La necesidad, al menesteroso le obliga a ser mentiroso…”

Proverbio

Ya en dos notas anteriores sobre el tema de la matanza en el Centro Penitenciario de la Región Centro Occidental, Cárcel de Uribana, se ha insistido en el hecho de que, ese uso indiscriminado de la capacidad letal de la infantería y blindados de uno de los cuatro componentes de las FANB contra una concentración de población civil, en sus extremos, se sujetaría a las particularidades de un crimen de lesa humanidad.

Como parte de las determinantes, han de considerarse tres evidentes, conocidos y necesarios elementos para la concepción de la operación, la planificación, el despliegue de las capacidades bélicas y el ulterior uso y dirigido empleo de una concentrada capacidad para el exterminio.

Una coordinada secuencia

La muy bien pensada preparación en una coordinada cadena de eventos que se inician con una necesidad (motivo), que define el objetivo y busca previamente información interna del penal; a tenor, obtenida, verificada y vaciada oficialmente por el servicio de inteligencia del Estado tanto en un informe inicial (26/09/11), como los cuatro subsiguientes entre el 21 y 30 de agosto de 2012; en paralelo las coordinaciones entre las jefaturas de distintos entes civiles y militares tanto para la expresa habilitación y disposición de los medios, con el desplazamiento, acumulado y emplazamiento de los recursos bélicos (la capacidad); que continua con la selección y creación del momento político más favorable (la oportunidad); para la toma de la decisión y para la ejecución, coordinada por cierto, personalmente in situ, por la máxima autoridad en el recién creado ministerio responsable de las cárceles.

Serán algunos elementos que encajan en la clasificación de la modalidad criminal citada, el hecho de que, para el momento de esa articulada coincidencia de ese motivo, de las capacidades y de las seleccionadas oportunidades, la población civil seleccionada víctima de la acción militar, estaba:

  1. Confinada. Encerrada al interior de una superficie de terreno cercada y bajo el control de fuego de blindados y apiñada al interior y centro de esa área, forzada y recluida en instalaciones edilicias.
  2. Entrampada. En ese confinamiento y cercada por la capacidad letal evidenciada por el abanico de fuego, no estaba en capacidad para escapar, salir del cerco; tampoco para en individual o colectivo, buscar amparo físico o refugio distinto a aquel que eventualmente brindarían algunos recovecos sobre la superficie sujeta al fuego de las armas y la metralla, los muros y las paredes de las edificaciones.
  3. Desarmada. Incapacidad para la resistencia armada en defensa de la vida e integridad individual y colectiva; la población civil, no contaba con equipamiento bélico equiparable a las unidades militares de combate desplegadas en la periferia y al interior del Centro Penitenciario de la Región Centro Occidental, Cárcel de Uribana.

Catorce días después de la matanza

Slide03María Iris Varela Rangel ministro titular del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario (MPPPSP), en convocada rueda de prensa 336 horas después de ejecutada la matanza de civiles bajo su expresa orden y supervisión, presenta ante los medios, entre otros, las armas de fuego y equipamiento bélico con el cual supuestamente se habrían atrincherado y hecho frente los internos en el penal de Uribana.

Suficientes los detalles ya citados en cuanto al antes y el durante en las condiciones y características en la ejecución de esta particular operación militar contra civiles; nos detenemos ahora, luego de las declaraciones oficiales de la ministro Varela Rangel, en el después.

En esos trascendentes detalles de esta muy tardía argumentación y profusa exhibición oficial de armas, municiones, granadas y demás ítems, con los que se intenta, a los efectos de ignorantes, cubrir una –como queda constatado en los hechos– programada matanza de civiles.

Ambigüedades

Quizás lo primero más significativo de esta rueda de prensa lo tengamos en la expresa y profusa exhibición de imágenes de las armas de Uribana, a su vez combinadas con gráficas de anteriores incautaciones que difunden los órganos de información del régimen y aderezadas con las contradicciones entre unas y otras informaciones oficiales y a partir del mismo momento de la ejecución de la masacre.

Lo segundo, acotaciones sobre algunas precisas particularidades en algunas de las gráficas difundidas en esta rueda de prensa en comento.

Las drogas:

María Iris Varela Rangel –quien se dice diplomada universitaria como abogado y en las especialidades constitucional, procedimental penal y criminalística– en su descripción de los materiales incautados, se detiene de entrada a citar un número significativo de envoltorios, de paquetes o de ladrillos, sobre los que expresamente refiere como contentivos de: “presunta cocaína”; “presunta marihuana”; “presunta droga”.

Catorce (14) días después de tomado el control de ese enorme y significativo número de envoltorios de drogas en Uribana, por lo visto aún en manos del Ejecutivo y sin que haya intervenido en las tareas propias a la investigación criminal el ente responsable que monopoliza la acción penal, la FGR.

Resulta inadmisible que en materia de cárceles y luego de una operación militar donde murieron un centenar de civiles, el funcionario de más alto rango en el Ejecutivo quien dirigió la operación, hable de presunciones.

En ese lapso, 14 días, ya que la ministro asume las responsabilidades y visto la no intervención de la FGR en la investigación criminal previa a la apertura de una causa penal, la mínima capacidad y eficiencia administrativa, determinaría que una muestra de cada lote decomisado hubiese sido enviada a un laboratorio técnico policial para su examen, determinación y certificación del contenido; por tanto inaceptable resulta ese término de la ministro abogado: presunto o presunta.

Las armas

Mientras VTV, principal órgano de información del régimen, cita  196 armas de fuego, la ministro jefe de la operación menciona 106: ¿error material?

“… Para el 24 de enero de este año, supuestamente había en la cárcel de Uribana 3.459 reclusos…” (El Nacional sábado 090213)

Slide23Iris Varela “… no sabe cuántas personas murieron, ya que, según insólitas declaraciones suyas a La Verdad, no se deberían contar los ‘muertos viejos’ que permanecían ya cadáveres en el centro penitenciario, cuando ocurrió la requisa de la Guardia Nacional…”

“… La evaluación forense contradice lo dicho por Iris Varela, quien informó que la mayoría de los presos murieron por heridas de arma blanca…”

“… No sabemos cuál de las armas que están aquí segó la vida del funcionario de la Guardia Nacional que en paz descanse…

… un muchacho que lo que estaba era sirviendo de escudero, estaba por allá acerca del portón y fue vilmente atacado por alguien oculto que disparó y generó un hecho de sangre…”

“… Autoridades no quieren revelar la cifra real para ‘evitar cuestionamientos’…

… número total de fallecidos el viernes 25 de este mes en la cárcel de Uribana, que fue de 58, hay que sumarle tres más entre los reclusos y 19 guardias nacionales, para llegar a un total de 80 víctimas…”

“… Francotiradores actuaron en el penal larense… una fuente del Ministerio de Interior y Justicia, asegura que de los efectivos castrenses solo falleció uno y dos resultaron heridos…

… El arsenal que allí encontraron es superior al que había en la clausurada cárcel de La Planta y en Yare juntas…

… Tres efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana estaban conviviendo con los internos de la cárcel de Uribana, desde octubre del año pasado…

… Debían moverse entre lo reos, llegar hasta el líder negativo y ganarse su confianza, para así enterarse de todos los movimientos que hacían tanto dentro como fuera del penal…

… uno de los guardias se compenetró tanto con los reclusos que en un momento fue descubierto y, más bien, lo utilizaron para que filtrara la información oficial…”

El listado de armas:

“106 armas de fuego, de las cuales 27 son revólveres, 5 escopetas, 62 pistolas, 4 subametralladoras, 8 fusiles, 4 chopos, que son armas de fabricación carcelaria, 12 granadas, de las cuales tres fueron detonadas, un rifle, 108 cargadores para pistola, 24 cargadores para fusil, 2 cargadores para escopeta, 12 bombas lacrimógenas y cuatro cintas eslabonadas

… Un total de 8.568 municiones de diferentes calibres fueron decomisadas. ‘1.293 de calibre nueve milímetros, 93 de calibre 357, 651 de calibre 38, 22 de calibre 380, 230 de calibre 45, 168 de calibres P40, 100 de calibre 12, dos de calibre 32, 713 de calibres 5,56, 3.853 de calibre 762×39 y 1.443 de calibre 762×31’…”

Dos detalles

Slide04De la gráfica de conjunto hacia el ángulo inferior derecho se observan dos determinantes elementos:

  1. Una correa de munición eslabonadas del calibre 7,62 x 51; este es un calibre Nato de uso estandarizado en cargadores para el viejo fusil de norma de las FANB modelo FN FAL y en esta presentación en correas eslabonadas, es para el fusil y ametralladora pesada M–60.
  2. Resaltan a la vista dos detalles, las condiciones externas de la munición, limpias, brillantes y de los eslabones, también limpios sin oxido ni daño visible alguno; se agrega el detalle, de la incorporación en el eslabonado de una bala cada cinco cartuchos que se diferencia de las otras por su de color rojo en la punta; esas son balas trazadoras.
  3. Entonces ¿dónde está el fusil ametralladora M–60?M–60Slide17
  4. Una docena de bombas lacrimógenas de tres fases y de uso común policial, donde igualmente destacan las condiciones físicas externas de cada una de ellas; nuevas, absolutamente limpias; lucen como recién sacadas de los contenedores individuales de despacho del fabricante y para preservación y  su almacenaje.

Slide06A simple vista ambos detalles ponen en duda que tales elementos –las balas, los eslabones, las trazadoras y las granadas lacrimógenas– presentados por la ministro María Iris Varela Rangel, hayan estado por mucho tiempo sin embalaje original y fuera de un almacén –militar unos, policial las otras– y en manos de la población penal recluida en Uribana.

En otros términos, si ambos ítems no estaban en manos de los reclusos, dada su visible condición de preservación, es porque fueron incorporadas en el display de la ministro; por tanto fueron “sembrados”.

Y si fueron “sembrados” dos de los elementos presentados como decomisados a los reclusos:

¿Quién garantiza que el resto de todas las armas, municiones, granadas, drogas y demás particulares no hayan sido a su vez sembrados?

¿Sería esa la causa por la cual no se exhibieron durante 14 continuados días?

Basta que en un manejo de evidencias en una escena de un crimen, no se respeten a cabalidad todas y cada una de las normas y de los procedimientos pautados para la inspección de la escena; para la detección, fijación, recolección, preservación, transporte, almacenamiento, ulterior examen técnico; presentación física de resultados y de la propia evidencia en la controversia durante el juicio, para que no exista en lo absoluto –o de existir se rompa– la Cadena de Custodia y eso, anula todo el valor de cualquiera sea la evidencia; mas cuando como es este el caso, se observan a simple vista las imprecisiones, manipulaciones e incongruencias en la información oficial.

De las formalidades

Este display de la ministro de cárceles se organiza y presenta a los medios, como ya ha sido apuntado, después de ejecutada la matanza de civiles.

Resulta por tanto violatoria de toda norma y actividad procedimental penal en el caso de una investigación, revisión de los procedimientos formales, juicio y sentencia de tal modalidad criminal, que los declarados, identificados e indubitados autores del crimen hayan mantenido y mantengan para sí el control absoluto tanto del escenario del crimen, como de todos y cada uno de los elementos físicos, supuestamente recopilados y concentrados para una exhibición de este tipo 14 días o más de 336 horas después; imposible así, mantener como válida la existencia material de una “Cadena de Custodia”

Por tanto, si bien a los efectos de los medios y de la opinión pública algún efectos político deriva, no resulta así en el ámbito de una causa penal; antes por el contrario, lejos de explicar como se pretende, complica la labor y el peso de potenciales argumentos en descargo.

En cuenta además, las peligrosas y vinculantes sentencias de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos[i] y puesto que de un régimen sujeto al paradigma de la justicia de La Habana se trata, en la letra de la muy reciente sentencia sobre “continuidad administrativa” de la magistrado presidente del TSJ, Luisa Estela Morales Lamuño, encontraremos su más fiel exponente.

Conclusión

En la masacre de civiles desarmados y las supuestas armas de Uribana exhibidas catorce días después, queda suficientemente sustentada una hipótesis:

La ministro Iris Varela Rangel, sembró las armas y monta este show para intentar tapar esta bárbara matanza de civiles; si bien su torpe desempeño sólo tiene un relativo valor a los efectos de opinión pública, bien lejos está de solucionar su situación ante un eventual juicio; al contrario, la ha severamente complicado para cuando el asunto pase al ámbito de lo jurídico y en las controvertidas audiencias por ante un tribunal y en un  proceso imparcial, sea dentro o fuera de fronteras.

Bien cabe recordar aquel viejo refrán del folklore cubano sobre la responsabilidad y que fuera popularizado por el Trío Matamoros:

“… El que siembra su maíz… que se coma su pilón…”.

Buen provecho.


[i] 1. Internado Judicial de Monagas (“La Pica”), en consideración de la Corte: 2005 muerto 43 personas y al menos 25 gravemente heridas. 2004 habían fallecido 30 reclusos en hechos de violencia. 501 internos de ese establecimiento vigilados por 16 custodios divididos en dos turnos de 24 horas. Visto 13 de enero de 2006

2. Centro Penitenciario Región Capital Yare I y Yare II (Cárcel de Yare): enero 2005 y marzo de 2006 59 muertes violentas producto de disparos con arma de fuego, heridas con armas blancas, ahorcamientos y decapitaciones, 67 heridos graves. Incautado en requisas varias armas y granadas. 679 internos que albergaban las cárceles de Yare I y Yare II combinadas, estaban bajo la vigilancia de un total de 23 custodios divididos en turnos de 24 horas. Visto de 30 de marzo de 2006

3. Centro Penitenciario de la Región centro Occidental (Cárcel de Uribana): enero de 2006 y enero de 2007, 80 muertes violentas y 213 heridos, en su mayoría por arma blanca y arma de fuego. La custodia interna del penal, a cargo de 8 funcionarios para una población de 1,448 reclusos. Visto 2 de febrero de 2007

4. Internado Judicial Capital El Rodeo I y el Rodeo II, desde el 2006 hasta el 1 de febrero de 2008 se registraron 139 muertes y 299 heridos en diversos incidentes de violencia. 20 custodios en cada turno para cubrir la vigilancia de 2,143 reclusos. Visto 8 de febrero de 2008.

5. Centro Penitenciario de Aragua “Cárcel de Tocorón”, entre el 2008 y primer trimestre de 2010, 84 muertes; entre el 27 y 29 de septiembre de 2010 un motín 16 internos muertos, 36 y 46 heridos. Se dispararon armas de fuego y se detonaron 8 granadas. Movilización de 1,800 efectivos de la Guardia Nacional. 10 de octubre muerto otro preso. Visto 1 de noviembre de 2010.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

One Response to La masacre y sólo 14 días después, presentan las armas de Uribana

  1. Pingback: Son 27 los suicididos o suicidados en Uribana | Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: