La muerte como negocio o el negocio con los muertos

Reelecto ya Hugo Chávez, automáticamente se relanza la rentabilidad de funerarias

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 11/10/12

  • “… La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar sólo después de consumados los hechos…”
  • Máo Zédōng  毛澤東 (1893-1976)

 

 

 

“… El que no pueda vivir con la inseguridad, que se vaya del país…”. Fue una expresión verbal, o un dislate, atribuido al presidente de la AN Diosdado Cabello aún cuando después, de una u otra forma, se ha tratado de desmentir la especie y así en algunos videos en la red se escucharon los ocho primeros vocablos, no así los siguientes cinco que complementarían ese severo dictamen.

Veredicto eminentemente político y político es, recordemos, el hacer y el dejar de hacer de esa Asamblea Nacional.

Si lo dijo o no el teniente retirado, no es el problema; la verdadera e importante trascendencia es que –dicho o no dicho– es preciso el juicio para definir el futuro que espera a Venezuela en la materia de Seguridad Pública, ante la indolencia y la insolencia de este régimen autoritario y populista que asumió y que mantiene su férreo control sobre toda la maquinaria de un Estado absolutamente incompetente y por tanto ineficaz.

Víctima revictimizada

Para el morador común del territorio que no ciudadano, quien está desarmado frente al criminal, pero es que concomitante y en paralelo, también está inerme frente a una disque policía, a un supuesto que llaman Fiscalía y a una presunción de jueces, quienes, combinados o no y frente al ataque, el secuestro o el asesinato de allegados del que se es víctima, revictimizan sobre la marcha al quejoso o deudo en uno u otro crimen demandándole pagos en dinero líquido y/o en especies, para iniciar el proceso y poder “investigar”.

Frente a su experiencia individual y colectiva derivada de los dramáticos, bien conocidos y cifrados términos de los últimos 14 años, es esa dinámica perversa del “… que se vaya del país…” la que se ha convertido, es y será, la única alternativa que resta al morador del territorio para los próximos treinta y ocho meses; eso, si es que él y sus dependientes llegaren enteros y vivos a completar ese lapso hasta el 2019.

Las cifras no mienten

Tratando de reducir a un mínimo la especulación empírica tomemos como la más cercana referencia las cifras de diciembre de 2011 en el informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV donde se integran individualidades y equipos de los centros de estudios UCV, UDO, LUZ, UCAT, UCAB, UCLA).

En Venezuela se cometieron

“…19.336 homicidios en el año 2011…”

“… entre los años 2001 y 2011 ocurrieron en el país 141.487 asesinatos…”

“… Esta cifra nos indica que en Venezuela se cometen en promedio 1.611 homicidios cada mes, lo cual representa 53 asesinatos cada día…”

“… proyecciones de población del Censo 2011 que indican que Venezuela tiene para este año 28.500.000 habitantes, y calculamos la proporción de víctimas por el número de habitantes, tenemos para Venezuela, en 2011, una tasa de 67 homicidios por cada 100.000 habitantes…”

“… En un estudio realizado por la Universidad de Londres y el King’s College sobre los víctimas civiles de la guerra, se encontró que entre 2003 y 2010 los terribles ataques con bombas suicidas (en vehículos o a pie) mataron a 12.284 civiles. En Venezuela, en el año 2011, murieron 1,5 veces más personas que todas las fallecidas por bombas suicidas en Irak del 2003 al 2010.…”

De 19 homicidios por cada 100.000 habitantes registrados en el año 1998, como queda sustentado, sin formula de continuidad pasamos a esos 67/100.000 del 2011 que refiere en su informe el OVV.

Proyectemos

A los 155.788 asesinatos ocurridos desde 1999 hasta el mes de mayo de 2012 tendremos que sumar los que faltan por computar y por ocurrir (11.277) para un total al 31 de diciembre 2012 de 19.718 que sumado al acumulado (1999/2012) da un total de 167.065 asesinados.

Aceptemos que a partir del mes de enero de 2013 sólo un limitado y muy modesto incremento interanual se registre en los asesinatos y no significativamente mayor a la disminuida tasa del incremento poblacional interanual; fijémosla a los efectos de esta apreciación empírica, en un dos por ciento (2%).

Año Asesinatos +2%
2013 20.112 402
2014 20.514 410
2015 20.924 418
2016 21.342 426
2017 21.768 435
2018 22.203 444
2019 22.647 452
Total 144.510

Sumando lo acumulado y lo proyectado para el largo período de 20 años del teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías aposentado en Miraflores y ya con sus 20 o más Planes de Seguridad; hasta hoy, más la estimación 2013/2019.

Resumen:

Acumulado 1999/2012= 167.065 +

Proyección  2013/2019= 144.510 =

Total asesinados en 20 años: 311.575

Promedio de asesinados cada año 155.787

Promedio de asesinados cada mes     1.298

Promedio de asesinados cada día           43

Un promedio de un asesinato cada  33 minutos y 28 segundos, mientras Hugo Chávez permanezcan en el poder y continúe la labor de destrucción del equipo de expertos sobre la capacidad instalada de la Escuela de Policía de 1936 y en el manejo e instauración de este supuesto “Nuevo Modelo Policial”, al que nos hemos referido en anteriores notas como el criminal programa “El Aissami/El Achkar”.

En ello el negocio son los muertos

Asumiendo que entre la proclamación, las celebraciones, selección de candidatos para las elecciones de gobernadores y las subsiguientes para alcaldes, se olvide y no se discuta menos aún se promulgue el anunciado “Proyecto de Ley que Regula y Controla la Prestación del Servicio Funerario, de Cremación y Conexos…”; siendo así, la única actividad económica de servicios con perspectivas de rentabilidad, está en manos de las funerarias o de las llamadas empresas de pompas fúnebres.

Los casi 150.000 servicios funerarios que potencialmente deberán ser dispensados –asumiendo la mitad de ellos en el rubro de los económicos y con un tope de BsF 10.000 y la otra mitad con un tope no mayor a BsF 50.000– y sólo para los casos de homicidios, representarían en términos monetarios no menos de cuatro mil quinientos millones de bolívares fuertes (BsF 4.500.000.000,oo) y líquidos para los próximos seis años; 750 millones por año.

Cementerio Socialista

En caso contrario, con esa nueva ley y en manos del gobierno la actividad de pompas fúnebres, el régimen tendrá que optar por la selección de un amplio espacio geográfico para habilitarlo como cementerio socialista; el trabajo de tractores socialistas para cavar largas y profundas zanjas al estilo de lo que hoy es común en Siria; luego articular las actividades de los equipos móviles de hombres, camiones cavas o simples pick up, para la recolección periódica de los cadáveres derivados de las zafras criminales; sea esa tarea diaria, interdiaria o semanal; el traslado a las habilitadas fosas comunes, seguido del ulterior trabajo del mismo tractor para cubrirlos con tierra, cal y piedras hasta enterrarlos bajo varias capas y a medida que se sumen en cada viaje más cadáveres.

La reelección de Hugo Rafael Chávez Frías, con el actual o cualquier otro gabinete en Seguridad Pública y la comentada cifra estimada de cadáveres, brinda la sensación de que, automáticamente, sea se relanzó la rentabilidad del negocios de las funerarias, sea por el contrario, este socialismo del siglo XXI tendrá que optar en cada gran ciudad por programas de fosas comunes, tal y como hoy son de diaria utilización por el gobierno de su defendido Bashar al-Assad en la convulsionada Siria.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

One Response to La muerte como negocio o el negocio con los muertos

  1. Saludos señor Rivero
    la presente es para felicitarle por sus acertadas ponencias en cuanto a la realidad que estamos viviendo actualmente, estamos ante una cuerda de forajidos que no se detendran con votos sino que habra que luchar incansablemente en todas partes de venezuela oponiendonos a las politicas que quieren implantar y rechazar las ya en ejecucion, ojo por ojo es igual ellos nos meten miedo a traves de sus politicas de seguridad nosotros lo podemos a fuerza de calle no nos pueden matar a todos.
    Espero sus comentarios al respecto y su forma de ver la salida a esta coyuntura que nos ahoga y que estamos a un paso de caer al abismo con las comunas como en cuba con los CDR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: