Metodizada técnica para los asesinatos entre las bandas oficiales

A eso se le denomina: Modus Operandi

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 250612

  • “… El hábito es como un cable; nos vamos enredando en él cada día hasta que no nos podemos desatar…”

Horace Mann (1796-1859)

En y con este asesinato del inspector jefe del CICPC Christiam Francisco Olmedillo Molina en Los Chaguaramos la noche del jueves 21/06/12 sobre las 23:30 horas, cuyos pocos pero trascendentes detalles para una puntual consideración tomamos de las informaciones oficiales y oficiosas publicadas en los medios, observamos lo drástico en la efectividad en estos desempeños del programa en curso destinado a la consolidación de los objetivos revolucionarios en seguridad pública.

  1. Particularidades del crimen de Christiam Francisco Olmedillo Molina:
    1. Área física seleccionada
      1.                                               Urbanización Los Chaguaramos, Caracas.
      2.                                               Horas nocturnas con muy baja frecuencia en el tránsito de vehículo y especialmente escasa o nula circulación de peatones y en los extremos, sujeta al control policial armado.
    2. La selección del objetivo descartaría confusiones
      1.                                                En esta oportunidad se trata de un Inspector Jefe con no menos de diez años en el organismo y jefe de una de las divisiones, por años, más activas en el CICPC como es la de Vehículos
      2.                                               Por tanto, en este caso, es un funcionario suficientemente conocido por sus superiores, pares y subalternos, acompañado por otro funcionario del mismo organismo, mujer y que difícilmente, se insiste, difícilmente, puedan haber sido confundidos con cualesquiera otras personas.
      3.                                             Tripulando un vehículo particular, Toyota 4Runner plateada; fuera de su propiedad o lo fuere asignado por el organismo policial, en todo caso, es un vehículo que también debía ser ampliamente conocido de los superiores, pares y subalternos y salvo que se trate de funcionarios nuevos, de muy reciente incorporación, difícilmente pueda ser confundido ese vehículo con otro cualquiera.
    3. Ejecución:
      1.                                                Una comisión de 27 funcionarios de la División Contra Secuestros y Extorsión del CICPC.
    4. Ejecutor:
      1.                                               Francotirador dotado de un fusil M16
      2.                                               Munición del calibre 5,56x45Nato
      3.                                               Blanco a seleccionar bóveda craneal
        1. Por la combinación peso/velocidad de la bala, el disparo con este proyectil debe ser a la cabeza ya que su poder de parada es limitado y salvo excepciones, regularmente con ese calibre no existe otra posibilidad para detener a una persona de estatura y peso standard y, además, comúnmente no produce estallido de la bóveda craneal.
    5. Método:
      1.                                               Limitar daños colaterales con el aislamiento físico de una ruta de tránsito para canalización de los  vehículos hacia un cada vez más estrecho corredor.
      2.                                               Alcabala, punto de control o retén de vehículos en tránsito con el uso de patrullas y civiles ostensiblemente armados.
      3.                                               Seleccionado previamente y con precisión el objetivo, se le mantiene bajo control visual de sus movimientos con comunicación directa con la zona de operaciones y hasta que se sube a su vehículo y se desplaza en la ciudad.
      4.                                              Una vez que el vehículo llega a la zona y en medio ya de la emboscada, civiles le salen al paso, se alerta y presiona al objetivo a detener la marcha, dejando en expreso una única y prevista ruta de escape.
      5.                                               Si así fuere el desarrollo del evento, los funcionarios mas cercanos al vehículo que huye, harán uso de sus armas individuales con rápidos disparos hacia el vehículo.
    6. Una vez que ha sido alertada la llegada del objetivo a la emboscada, el francotirador desde su seleccionada posición, normalmente ubicado en una cota por encima de la calle, enfila su fusil a la espera del paso del blanco previsto.
    7. Una vez que el objetivo comienza la huida por el preestablecido corredor que le ha sido marcado, queda bajo control y dominio en la mira del fusil del ya alertado francotirador y queda en sus manos la selección del momento de su o sus disparos.
    8. Una vez ejecutada la operación, todo el contingente de funcionarios es retirado de la zona para dar comienzo a una versión preestablecida de los hechos.
      1.                                                En este caso se deja correr a los medios la información sobre la investigación de un secuestro, las características del vehículo coincidentes en tipo, modelo, color y terminales de la matricula, con las del secuestrador que acudiría al lugar para el cobro de un rescate.
      2.                                               Queda en el aire el señalamiento de que Christiam Francisco Olmedillo Molina y su acompañante, podrían ser los que cobrarían el rescate del supuesto secuestro.
      3.                                               Queda la interrogante de cómo, con qué medios económicos distintos a su salario mensual, un Inspector Jefe del CICPC, jefe en el área de investigaciones de vehículos, puede ser propietario o al menos usuario –regular o itinerante– de una Toyota 4Runner con la que se desplaza para cenas nocturnas en restaurantes.
  2. Dos precedentes del Modus Operandi en ocho continuados años:
    1. El jueves 18/11/2004 en la urbanización Los Chaguaramos de Caracas el Fiscal Danilo Baltazar Anderson.
      1.                                                Una expresa y amplia comisión de la DISIP, tomó bajo control físico la calle de desplazamiento regular de la víctima a su salida de la Escuela de PTJ por la urbanización Los Chaguaramos.
      2.                                                Bajo control visual y con comunicación directa reciben la alerta del desplazamiento de la víctima en su vehículo, se esperó que el vehículo circulara por la calle expresamente controlada y sin tránsito, para la prevista activación en tiempo, del artefacto incendiario que previamente había sido sembrado en el interior del vehículo de la víctima.
      3.                                               Apenas a los cinco minutos de la detonación y muerte de Danilo Baltazar Anderson, el propio vicepresidente en funciones, acompañado de un séquito de no menos de 300 personas, donde se contaban el FGR Isaías Rodríguez, el Ministro del Interior y varios representantes de la AN y del partido en el gobierno, se hicieron presentes en el sitio, impidieron la labor técnica policial y a partir de allí, esa contaminación expresa de la escena del crimen garantizaría el previsto devenir del caso criminal.
    2. Sábado 17/02/12 la hija del Cónsul de Chile Karen Vanessa Berendique Betancourt, cuando circulaba huyendo de civiles armados en una Blazer conducida por su hermano por la avenida ocho del barrio Teotiste de Gallegos en Maracaibo, recibe dos balas, una en el cuello y otra a pocos centímetros en la bóveda craneal.
      1.                                                Una comisión de doce funcionarios desplegados en patrulla, 4×4, camión y motos.
      2.                                                Los detalles de este asesinato han sido suficientemente tratados pero lo que aparte del silencio oficial, llama hoy poderosamente la atención es un hecho incontestable: la coincidente, casi al calco, punto por punto de la metodología –Modus Operandi– de acción del CICPC en estos dos particulares casos, el de Karen Vanessa Berenisse Betancourt y el de Christiam Francisco Olmedillo Molina.
      3.                                               Y de ese Modus Operandi, la impunidad garantizada con el expreso silencio absoluto de Luisa Ortega Díaz FGR, tanto sobre el francotirador como sobre el arma con la cual se hicieron esos certeros disparos que asesinaron a Karen Vanessa.
      4.                                              Mas aún, como recordamos en días previos al asesinato de Karen Vanessa –no mayor a 50 horas–, el vice ministro de Prevención y Seguridad Ciudadana Nelson Luís Reverol Torres, bajo instrucciones expresas del ministro del Interior Tarek Zaidan El Aissami Maddah, viajó a Maracaibo a transmitir órdenes e hizo entrega a la delegación del CICPC de vehículos patrullas, camioneta 4×4, un camión y varias motos y transmitió la instrucción de iniciar  operaciones que citó como “Un día un preso”; justamente bajo esas instrucciones del alto gobierno y con ese equipamiento se montó la “Alcabala” donde luego asesinaron a Karen Vanessa.
      5.                                               Afirmamos ya, que además de los equipos y las instrucciones ministeriales, el francotirador y el arma homicida, también fueron  llevadas en esa oportunidad desde Caracas a Maracaibo y bajo órdenes del Ministro del Interior y eso es lo que silencia Luisa Ortega Díaz.
      6.                                               Si bien no es posible afirmar que el mismo fancotirador y el mismo fusil 5,56x45Nato mataron a Karen Vanessa, ello sólo podrá ser desmentido luego de una técnicamente sustentada investigación; mientras a los efectos, ambos asesinatos, bien pudieren haber sido ejecutados por el mismo especializado tirador y con la misma arma.

Destrucción de la capacidad instalada de policía

Desde el inicio del régimen, la dinámica de desmembrar la pirámide de mando, control y supervisión de policía en un lapso no mayor a un lustro, permitió desmontar todo el andamiaje articulado por la tradición de la escuela de 1936, sus métodos de operación, de registros y su inevitable y criminal derivado en la pautada y sostenida destrucción del sistema de información y de archivos –núcleo y razón de ser de toda policía–, ha permitido al régimen, garantizar la absoluta impunidad para los seleccionados operadores en línea y sus cuadros intermedios de relación partidistas.

Esa ha sido una de las más contundentes y efectivas técnicas de la izquierda hoy operante y consolidada al interior de esta revolución militarista de Hugo Rafael Chávez Frías y que ahora se complementa con la Reforma Flores/Varela del COPP y la anulación de los antecedentes penales a los criminales.

La articulación de la impunidad como política de Estado, desde los inicios del régimen estuvo en las manos de Isaías Rodríguez Díaz en la FGR y como detentador del monopolio de la acción punitiva del Estado, tarea ya delegada en su eficiente protegida Luisa Ortega Díaz.

Con ello se daría inicio y continuidad a un soterrado proceso que, primero, centró la actividad en la estructura del Estado de menor resistencia, la policía uniformada y que avanzaría en secuencia paso por paso, sobre el resto de cada uno de los órganos –civiles y militares– destinados a la ejecución material de las operaciones y medidas de policía, hasta alcanzar y controlar, posición por posición, a todos y cada uno de los entes de este enorme complejo de lo que hoy es la funcional “Justicia Administrada”.

Una praxis en la que se resumen en sus términos, las confesiones del magistrado Eladio Ramón Aponte Aponte.

Conclusión

Como queda suficientemente sustentado, con esta metodizada técnica para crimen entre las distintas bandas oficiales que operan a su libre albedrío al interior de los órganos –civiles y militares– de ejecución material de las operaciones y medidas de policía, podemos, sin temor a errar, hablar de lo que en técnica policial se denomina Modus Operandi y que no es más que la probada y a veces especializada manera, forma, método, habituación en el actuar de algunos grupos criminales.

Bandas de criminales que, precisamente, en las técnicas y las enseñanzas de la tradicional escuela de policía, la otrora vigente del año 1936, permitían efectivas herramientas técnicas tanto para aislar como para identificar a cada grupo criminal y sus individualidades y especialidades integrantes, fuera para someterlos –por sus antecedentes– tanto a los pautados y legitimados controles regulares policiales como a los rigores de pesadas sentencias distadas por los jueces, justamente, por sus antecedentes criminales.

Eso es lo que hoy expresamente, se pretende desconocer y anular por vía ejecutiva desde el ministerio de asuntos penitenciarios, por ahora, en manos de la revolucionaria ministra y amiga o compañera de pranes, Iris Varela.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: