La cobardía de Hugo Chávez dinamizó la trasposición de actividades económicas

En esta derivada dinámica de los dos “mejores nuevos amigos”

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 160212

  • “… Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena…”

Ana de Austria (1549/1580)

Resumen

Sobre esta dinámica de los declarados dos “mejores nuevos amigos”, las habilidades de Juan Manuel Santos Calderón sostenidamente han desplazado la exportación de cocaína desde el territorio colombiano, no así ese necesario generador de recursos económicos locales como la siembra, la colección de la coca y la ulterior más especializada elaboración del producto de exportación.

Paralelamente, la conocida y probada cobardía de Hugo Rafael Chávez Frías ha sido canalizada, entre otros, por órgano de la traición del premiado general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva, ahora designado ministro de la Defensa y así, dinamizando la transferencia de las actividades económicas de exportación de cocaína desde las áreas geográficas que esa quizás atolondrada política de tierras facilita y que han brindado sólido cuerpo a una derivada –a lo mejor programada– ventaja comparativas que opera en función de los intereses económicos y financieros de los asociados a complejos delictivos, con especial prominencia, a los miembros del Secretariado de las FARC, a tenor, los sempiternos e insustituibles jefes de las unidades paramilitares de combate, los mismos irregulares que periódicamente masacran a soldados y a civiles en el territorio de Venezuela.

Palabras más, palabras menos, afirmó el indiscutido ganador de las primarias: “… Santos y Chávez se traen un jueguito”.

Notamos que por primera vez de pasada y sin mayores detalles, en la rueda de prensa del lunes trece y en la voz del ganador y recién electo candidato a las presidenciales del siete de octubre de este año, Henrique Capriles Radonski, se pone al fin sobre el tapete político, uno de los temas de mayor trascendencia en las últimas tres décadas del historial criminal de Venezuela.

En tiempos, en espacios y sus derivados, álgido y en extremo delicado resulta esta capacidad instalada y en manos del crimen, organizado o no, que si bien en el antes y en el durante de este período adquiere y consolida su presencia y acción, conforma a futuro un ámbito que debería ser de especializado interés dado lo trascendente no sólo para el día después a la pautada elección sino también en la potencialidad de las previsibles escaladas en los subsiguientes para el nuevo período de gobierno de ello derivado.

A menos que, fuere por la sempiterna comodidad de la evasión al conflicto; por persistir en algunos responsables designados la ignorancia sustentada en las conveniencias o  cobardías, heredad o habituación a la conocida política del pasado.

Como veremos más adelante, marcado en este caso del asunto de la cocaína, por el rentable desinterés o displicencia de los cuadros políticos y técnicos, superiores, medios y de línea al frente de la Administración para hacerse cargo y para articular esfuerzos en función de políticas de Estado.

Son los inevitables derivados de habituales conductas sustentadas en la ausencia de rendición de cuentas: En Venezuela, nadie pide cuentas, tampoco nadie rinde cuentas.

“Jueguito”, no juegote

Tendrán que afinar la pluma los especializados asesores allegados al candidato tanto para brindarse a sí mismos capacidad para la captación de los detalles, percepción y proyección de derivados, como para permitir a su asesorado un mejor ángulo de observación y de perspectivas en ese campo que, a lo mejor por no estar al tanto de detalles, abordó y pretendió abarcar con esa simple idea expuesta en esas siete palabras.

Resulta en extremo delicado y complejo y de jueguito no tiene absolutamente nada el tema, se trata ya de un inmenso juegote en el cual Venezuela ya ha pasado a ocupar el más relevante puesto mundial como centro de acopio y cabotaje para la exportación de la producción colombiana de cocaína, tanto con destino a USA vía Centro América, como a Europa vía África.

Según informaciones de algunos organismos especializados en la dinámica internacional del negocios de las drogas, en Venezuela se almacena y desde Venezuela se estiba, embarca y sale a los mercados de consumo más del cincuenta por ciento del total de la producción mundial de cocaína.

Articulación

En este dando y dando entre los dos “mejores nuevos amigos”, por un lado Juan Manuel Santos Calderón presidente de Colombia y por el otro Hugo Rafael Chávez Frías presidente de Venezuela, los acuerdos personales y como cabezas de Estado, fueren políticos, económicos, militares, sociales, de publicidad y de cualquiera fuere otro el género, tienen hoy una muy particular y precisa expresión material para Venezuela, fuere ello deseado o no por uno u otro de estos dos “mejores nuevos amigos”.

Mientras Juan Manuel Santos Calderón abre franca las puertas al capital humano venezolano, asumiendo los venezolanos sus propios riesgos y apuntalados por su propia capacidad financiera e intelectual; un complejo de circunstancias que con esa experticia y experiencia venezolana probada en décadas, está sostenidamente incrementando las capacidades técnicas de Colombia para la prospección, la perforación y la extracción del petróleo de su subsuelo; hasta el punto de que ya se registran cifras por sobre el millón de barriles diarios en la producción petrolera colombiana.

En paralelo, Juan Manuel Santos Calderón mantiene un constante y sostenido programa de hostigamiento bélico sobre las FARC con muy severos derivados políticos, económicos, financieros y sociales en el territorio colombiano, dificultándoles a los cuadros de dirección el acostumbrado despliegue de sus capacidades en sus habituales asentamientos territoriales y muy en especial, las equivalentes para sus bien conocidos medios de financiamiento para su subsistencia; entre otros y de forma prominente, sobre la siembra, colección, procesamiento, almacenamiento, embarque y exportación directa de la producción de cocaína desde territorio colombiano, hacia los mercados internacionales.

En contrapartida y mediando la expresa voluntad y obra de Hugo Rafael Chávez Frías y la caterva de encumbrados militares y civiles vinculados al negocio de la cocaína, a esos mismos cuadros de dirección de las FARC y en Venezuela, se les han abierto de par en par las puertas y éstas les funcionan a la perfección de sus intereses, no ya con la tolerancia sino con el soporte expreso de la estructura del Estado y del funcionarizado venezolano y así, han estado trasladando en forma sostenida a territorio venezolano –y eso por los momentos–, la infraestructura para el traslado, acopio y depósito de la producción de cocaína; ésto bajo algunas muy particulares condiciones de seguridad.

Se trata de la acrecentada y racional explotación de unas programadas, derivadas e instaladas ventajas comparativas, trascendentes y necesarias a la operación de puertos y aeropuertos en las rutas marítimas y aéreas para la exportación de la creciente producción de cocaína hacia los mercados de consumo norteamericanos y europeos.

Cocaína, la principal fuente de financiamiento para las FARC

Baste consultar estudiosos sobre la evolución y la ya trascendental dependencia de las FARC bajo el paraguas del dinero generado por el negocio de la cocaína, para comprender lo delicado del asunto en cuanto al futuro de este tema que hoy ya se ha trasladado y asentado en el territorio de Venezuela, de la mano y ahora asociado con la revolución de Hugo Rafael Chávez Frías.

Desde aquellos primeros pasos de las FARC destinados al control de siembra y de la recolección de la coca en el Caguán (1977), que luego derivaría en el cobro de impuestos a los comerciantes de la pasta de coca, a los laboratorios de procesamiento, a las rutas de traslados de la producción y a los vuelos de carga (1982/98), se llegó a la concesión de una mayor importancia a las actividades económicas y financieras del negocio de la cocaína y de soporte militar en las áreas de asentamiento (1986/91) y así paulatinamente la Secretaría y todas las capacidades y actividades de las FARC, han abandonado el ámbito de la política para concentrarse en lo criminal , derivando hacia la dependencia casi exclusiva de los fondos líquidos generados por el negocio de la cocaína.

Ya la extorsión y el secuestro, parecieran, no representar rubros de la importancia económica del pasado y para la explotación y captación de fondos para el financiamiento de las FARC.

Antecedentes

Bien lo apuntó en su trabajo publicado en marzo 2000, el profesor de la Universidad Javeriana Bogotá, Juan Guillermo Ferro Medina:

“… Cualquier ejército necesita una financiación… hombres con armas…

… si ese dinero del narcotráfico no hubiera aparecido habría sido muy difícil sostener y darle alimentación a miles de hombres…

… dinero del narcotráfico ha jugado un papel fundamental… en el enriquecimiento de la guerrilla… el aumento de su poderío militar…

… Las relaciones comerciales de las FARC con el narcotráfico han permitido la adquisición de ingresos económicos considerables para el sostenimiento y crecimiento material de la organización…”

Remata Juan Guillermo Ferro Medina asegurando que la resolución del conflicto armado colombiano: “… va a depender en gran medida de lo que suceda en la relación de las FARC con la economía de la coca… el control de la economía de la coca… se está convirtiendo en un instrumento fundamental para el control territorial…  control social y económico de la población… definen la correlación de fuerzas político-militares…”

Justamente

Sobre esa particular última acotación tomada del texto del profesor Juan Guillermo Ferro Medina, desde hace años hemos venido observando y comentando el desarrollo del complejo en múltiples notas.

Ese silenciado acumulado de circunstancias al cual, de pasada y en sólo “siete palabras”, hizo referencia el recién electo candidato Henrique Capriles Radonski.

Este asunto del llamado Crimen Organizado; de su más rentable y dinámico rubro y estructura para la rápida acumulación de ganancias líquidas, la cocaína bajo control de las FARC y el programado asentamiento de las redes para la exportación de la producción colombiana desde el territorio de Venezuela, tiene una larga y a veces no visible cola que se extiende desde los primeros ensayos ejecutados durante el gobierno de Luís Herrera Campins con Cantaura y Yumare; luego, con la articulación de las operaciones militares–policiales para la consolidación de un “Corredor Seguro para la Cocaína” (CSC) en el período de Jaime Lusinchi con su CEJAP, “Los Amparito” y “El Amparo”, seguido de la ignorada sino tolerada actividad en la soterrada consolidación durante el período de CAP; la expresamente decidida e ignorada restricción para la investigación policial durante el lapso presidencial de Rafael Caldera Rodríguez y hasta llegar a este importante relanzamiento sostenido, durante los trece años de esta llamada revolución bolivariana de Hugo Rafael Chávez Frías.

Ventajas comparativas

Tal es así, que hasta nuevos nombres oficiales le han sido endilgados por el propio Hugo Rafael Chávez Frías al espacio geográfico que cubre el conocido CSC citado: “Eje Orinoco Apure” (EOA); “Eje Cipriano Castro” (ECC).

Al menos, si no fuere ello expresamente así decidido por Hugo Rafael Chávez Frías, las denominaciones no han sido más que solapamientos y coinciden, causal o casualmente, con aquel diseño original que comenzó con los desplazamientos forzados de moradores a partir del año 1986, ejecutados por un CEJAP y en el terreno de las ejecuciones o pases por las armas, bajo el mando de Ramón Emilio Rodríguez Chacín para el componente militar y Henry López Sisco para el civil.

La conocida obra iniciada por aquel CEJAP ha tenido en estos últimos diez años, un acelerado y sostenido seguimiento, soportado y derivado en sus mismas técnicas, las operaciones de desplazamiento forzado de población en los seleccionados y solapados espacios territoriales tanto del CSC como de los ahora oficialmente identificados como  EOA o ECC.

Hoy bajo ese politizado argumento de la “… recuperación de predios…” y/o la “… guerra contra el latifundio…”, pautado inicialmente en el programa Aló Presidente número 234 realizado desde la finca La Marqueseña el domingo 25/09/05 y en la voz y argumentos del propio Hugo Rafael Chávez Frías: “… En Venezuela se acaba el latifundio o yo muero en el camino…”; así acabando con el latifundio lo único visible en la praxis, ha sido la muerte de las actividades económicas lícitas y con la apertura de estas oportunidades para las FARC y sus asociados, el emerger sostenido de lo ilícito con el negocio de la cocaína.

Se trata de la sostenida dinámica de propaganda que hasta ahora hasta finales de 2010 ha tomado posesión de 3.672.033,23 hectáreas distribuidas en 2.340 predios ubicados en 23 entidades federales y que hoy ha quedado, según GO No 39.856 de fecha 03/02/12, en manos del recién designado (02/02/12) hombre fuerte del INTI, el mayor general y ex comandante de la Guardia Nacional, Luís Motta Dominguez.

Inapelable

Es decir, esas 3.672.033,23 hectáreas distribuidas en 2.340 predios ubicados en 23 entidades federales que conforman el solapamiento del CSC, EOA y del ECC han sido tomados por la fuerza con la utilización de contingentes de las fuerzas militares venezolanas, desplazadas han sido las poblaciones, los trabajadores y las actividades de lícita producción y comercio.

Sea el espacio del CSC, EOA o ECC, los territorios tomados por las armas están bajo un excluyente control absoluto del gobierno; en otros términos, todo lo que en esos predios acontezca en materia de producción, de transporte y tránsito, de depósitos o almacenamientos, de comercialización, de carga aérea y estibado de rubros comerciales y de exportación de cualquiera sea el ítems de comercio, es responsabilidad única, absoluta y exclusiva, del gobierno.

Ese solapamiento o coincidencia en la demarcación de espacios geográficos es la resultante de negociaciones o “políticas” acordadas entre los operadores del negocio en territorio colombiano y sus pares en el venezolano, fuere desde aquella remota época de Jaime Lusinchi, lo fuere en estas renovadas y reajustadas operaciones en este período del revolucionario Hugo Rafael Chávez Frías.

La dinamizada circunstancia en el negocio de la cocaína no puede ser negada, aún cuando para que sean indubitablemente afirmadas, será necesario una técnica y pormenorizada investigación criminal, la derivada y pertinente sustanciación de esos resultados en audiencias controvertidas para la identificación de los responsables en cada uno de los escalonados ámbitos de la Administración.

¿A quién beneficia el crimen?

Sin embargo, por los efectos derivados en ambos momentos de la historia criminal en Venezuela, ayer en los ochenta del siglo pasado con los puntuales importantes cargamentos frustrados; hoy, con este indiscutible ascenso de Venezuela al sitial de ser el exportador de más del cincuenta por ciento del total de la cocaína que se produce en el mundo.

El resultado es que, en 26 años continuados de tráfico de cocaína, tanto las operaciones del CEJAP ayer, su estancamiento o solución de continuidad y el relanzamiento con las operaciones del INTI hoy, destinadas al control territorial absoluto de actividades, población y los predios en las zonas de esos solapados ejes citados, hasta ahora, con la sola aplicación del procedimiento, han beneficiado cada vez con mayor propiedad el acelerado crecimiento del rubro de comercio cocaína, por tanto, a las FARC y sus asociados en Venezuela, fueren éstos revolucionarios o no y en el cada vez más fluido  funcionamiento de la red de tráfico de cocaína: Y así permanece la producción en Colombia y han trasferido la exportación al territorio de Venezuela.

FARC sus conocidos socios en Venezuela

Viene a colación la particular designación por Hugo Rafael Chávez Frías del nuevo ministro de la defensa en Venezuela, del también recién ascendido general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva, quien a tenor, en su última presencia en los medios en su reunión con su par colombiano, habría expresado haber descartado “… la posibilidad de demostrar con pruebas que no ha tenido relación con el máximo jefe de las FARC, alias ‘Timochenko’, porque es ‘mentira’…”

Como primera observación sobre esta expresión con la que trata de banalizar el tema, cabe recordar que, independiente de toda consideración política, jurídica y técnica, sólo una investigación criminal, la derivada sustanciación de los resultados en un juicio controvertido y una sentencia del tribunal donde se dirima el asunto y su ulterior ratificación, podrá liberar de responsabilidad al general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva y de la carga por los señalamientos que nacional e internacionalmente, pesan sobre su conducta en sus vínculos con el secretariado de las FARC y el tráfico de cocaína.

Mientras ese procedimiento técnico jurídico no se lleve a cabo y no exista esa sentencia y quede ésta definitivamente firme, si bien al amigo de “Timochenko” no le sería aplicable el criterio de culpable, tampoco lo será, el de inocente.

El encumbrado militar

Hace apenas noventa días que Rodrigo Londoño Echeverri, más conocido por los sobrenombres de “Timoleón Jiménez”, ‘Timochenko” o “Timochenco”, reemplazó a Alfonso Cano como jefe supremo de las FARC y sobre las relaciones personales y directas entre el general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva y el nuevo jefe de las FARC, existen varias acotaciones en los archivos y registros de los servicios de seguridad nacionales y extranjeros que han de ser consideradas; entre otras:

En marzo de 2005, siendo aún coronel y viceministro de vivienda Henry de jesús Rangel Silva y “Timochenko” miembro del secretariado de las FARC, se realizó una reunión clandestina entre ambos personajes; días antes de esa reunión una columna e las FARC había atacado a una comisión del Ejército venezolano cerca de la frontera, mueren cinco soldados y una ingeniera; de ese ataque se tenían suficientes pruebas, tal como lo mencionare Raúl Reyes al Mono Jojoy; en ese contexto ,”Timochenko” hizo una invitación a Rangel Silva que éste aceptó y de esa reunión “… surgió el matrimonio Chávez–FARC…”

Comentaría luego “Timochenko” al secretariado: “… Rangel quería empaparse de cómo estamos en general… como señal de reconciliación con Chávez se comprometían a nunca secuestrar en territorio venezolano… Rangel se despidió diciendo ‘primero tengo que mirarlo a los ojos y ahí sí definir si le planteo el tema… No vaya a ser que salga regañado por meterme en algo en lo que él no me ha mandado…”

… De ahí en adelante comenzaron a descongelarse las relaciones y a crearse la alianza entre la revolución bolivariana y las Farc…

“Timochenko”:  “… tuvo una segunda reunión con Rangel, esta vez con la bendición de Chávez, quien había ascendido a su nuevo enlace con las Farc a jefe de la Disip…

Destacan los medios algunos otros detalles: “… Es necesario… organizar un mecanismo que se encargue de esa relación… Rangel les pidió que tuvieran comprensión con la situación de Chávez ya que los gringos los tienen  asediados por los cuatro costados… nos recomienda que nos mantengamos del otro lado.. que cuando necesitemos cruzar lo hagamos sin visaje y con el cuidado del caso…”

Henry de Jesús Rangel Silva “… se reunió también con Iván Márquez… en un correo a Tirofijo… dice que, a través de Rangel, Chávez manda a decir que ‘no ve con malos ojos a la insurgencia colombiana. Es la misma lucha…”

A finales de 2007, la reunión en el Palacio de Miraflores donde Hugo Chávez recibió a Iván Márquez y Rodrigo Granda y en el correo de reporte a Tirofijo, Márquez y Granda señalaron: “… en todo momento estuvo presenta el general Rangel Silva gran amigo de Timo (“Timochenko”) a quien quiere visitar después del 2 de diciembre… tenemos amistad y buena empatía por lo menos con cinco generales. Chávez impartió delante de mi la instrucción de crear en la frontera sitios de descanso y atención de enfermos y designó una especie de Estado Mayor para estas relaciones. Chávez dio a entender  que ayudaría, sin importar que se diera una situación de confrontación…”

Otras notas internas de las Farc tratan el tema del préstamo a 4 y 6 años (de 300 millones de dólares de Venezuela a las Farc); refieren aprovechar las compras de armas de Venezuela a Rusia para incluir algunos contenedores con destino a las Farc.

Henry de Jesús Rangel Silva, es grabado por el FBI y está registrado como el hombre clave en el escándalo de la valija con 800.000,oo dólares americanos en efectivo que Antonini Wilson trató de meter de contrabando en Argentina; otras agencias de policía, norteamericanas e inglesa, lo tienen registrado como miembro del Cartel de los Soles y sería por esos hechos incluido en la Lista Clinton en el año 2008.

Pormenores

Quizás el más impactante hecho político y militar que queda suficientemente evidenciado en este largo pero necesario relato sobre los peligrosos avances, el asentamiento y la consolidación de las actividades de exportación de la cocaína de las FARC en territorio venezolano, sean con precisión, todos y cada uno de los elementos de convicción –del antes, del durante y de un después– que definen y confirman sin lugar a la más mínima duda por sus efectos, el silenciado e históricamente más sonoro acto de cobardía y de traición de un oficial general activo.

El 17 de septiembre del año 2004, una comisión militar del 241 Batallón de Cazadores “G/D Manuel Sedeño” acantonado en el Fuerte Yaruro, El Nula, Municipio Páez en el estado Apure, en misión de acompañamiento y seguridad para una comisión de PDVSA en labores técnicas, cuando sobre las 16:30 horas regresaban de la misión en una embarcación a motor y sobre el cause del río Sarare, en sector “Mata de Caña” pasando por el sitio conocido como “La Rompida”, sorpresivamente fueron emboscados y cubiertos por una cortina de fuego de fusilería y metralla por un contingente de las FARC y desde sitios a cubierto en una siembra de plátanos a la orilla del río.

Muertos resultaron el subteniente Carlos Alberto Pérez Fernández (V-14.535.330); el sargento segundo Jean Carlos Narváez Valdés (V-17.217.901); el cabo segundo Luís Alexander Rojas González (V-14.911.986) y la ingeniero de PDVSA Ana Laura Carrasco Alvarado (V-14.483.660); heridos, el soldado Luís Alexis Contreras Roa (V-17.492.222) y el ingeniero de PDVSA Carlos Vargas (V-4.868.103).

Por citar sólo algunos, se suma este artero ataque contra unidades del ejército venezolanos a otras múltiples matanzas, entre las que se cuentan La Masacre de Cararabo de febrero de 1995 y la Masacre de Agdobadú en junio de 1967.

En otros términos, ha quedado, queda y quedará suficientemente comprobado y sin lugar a ninguna duda, que las unidades de las FARC a todo lo largo y ancho de los dos mil y tantos kilómetros de fronteras con Colombia, dentro y fuera de ese territorio, han sido, son y seguían siendo enemigos declarados de las fuerza militares venezolanas sobre las que, independiente de lugar, fecha, momento y hora, las FARC han aplicado y aplicarán, todo su poder de fuego hasta liquidarlas físicamente.

Frente a esas irrefutables evidencias de enemigos en tiempos de paz y de guerra, apenas seis meses después de esa última matanza de soldados venezolanos (septiembre 2004 a marzo 2005), el coronel activo del Ejército de Venezuela, por tanto superior jerárquico de los soldados y oficiales masacrados en Mata de Caña, Henry de Jesús Rangel Silva, desempeñando en ese momento el cargo de vice ministro de Vivienda, solicita y obtiene una entrevista secreta y se declara luego amigo de uno de los principales miembros del Secretariado de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri alias “Timoleón Jiménez”, ‘Timochenko” o “Timochenco” para aquel momento reconocido y aceptado miembro del Secretariado, hoy jefe máximo de las mismas unidades militares de las FARC, que a traición y en forma alevosa, masacraron y seguirán masacrando a sus subalternos y conciudadanos.

Más aún

Quedaron en los textos publicados en diferentes medios de comunicación, algunos detalles que nos permiten profundizar en el asunto hasta determinar y confirmar no sólo el acto de cobardía, sino también, los motivos y objetivos que llevaron al hoy ministro de la defensa de Venezuela, general en Jefe Henry Rangel Silva, a solicitar en aquel momento aquella reunión y llegar a acuerdos denigrantes para cualquiera sea el oficial de una fuerza militar cuyos efectivos hayan sido consecutivamente masacrados por ese enemigo y luego vejados sus cadáveres

1. Cuando “Timochenko” en su reporte precisa: “… Rangel se despidió diciendo ‘primero tengo que mirarlo a los ojos y ahí sí definir si le planteo el tema… No vaya a ser que salga regañado por meterme en algo en lo que él no me ha mandado…”, deja en evidencia dos circunstancias:

a)    Esa precisa expresión indica la existencia de un requerimiento del en aquel entonces coronel Henry de Jesús Rangel Silva, de forma de dejar suficientes indicios de que él habría solicitado y acudido a la cita, por propia iniciativa.

b)   Derivado de esa exigencia del coronel Henry de Jesús Rangel Silva, se dejan muy precisas evidencias de la no participación y conocimiento de esa solicitud y reunión por parte Hugo Rafael Chávez Frías.

Si en aquel lapso del reporte de “Timochenko” a sus superiores, pudiere haberse sustentado la idea de la no intervención, en ese momento, de Hugo Rafael Chávez Frías, todos los eventos subsiguientes hasta la reciente designación de Henry de Jesús Rangel Silva como ministro de la Defensa, anulan esa primera impresión por tanto, el desempeño del coronel Henry de Jesús Rangel Silva en aquel momento, fue una expresa misión confidencialmente asignada por el propio Hugo Rafael Chávez Frías; de allí deriva el ulterior y casi inmediato nombramiento de Henry de Jesús Rangel Silva como director del Servicio de Seguridad de Estado; posición desde donde, por instrucciones también de Hugo Rafael Chávez Frías, intervino directamente en el affaire Antonini Wilson y cuya grabación conserva en sus archivos el FBI.

2. Cuando “Timochenko” en su reporte específica su acuerdo con Henry de Jesús Rangel Silva y “… como señal de reconciliación con Chávez se comprometían a nunca secuestrar en territorio venezolano…”, queda a la luz el verdadero objetivo de Hugo Rafael Chávez Frías y para lo cual asignó esa misión al coronel:

  1. La escalada en complejidades por los continuados y sostenidos escándalos derivados de los secuestros, que se iniciaron con Mely Carrero y Richard Boulton y para cuya solución habría utilizado frente a las FARC los vínculos conocidos, relaciones y habilidades de Ramón Emilio Rodríguez Chacín.
  2. El desempeño de Ramón Emilio Rodríguez Chacín, se limitó a lograr el pago de los rescates y la liberación de los secuestrados y de ello no derivaría ninguna otra ventaja, distinta a las relaciones de negocios y personales entre las FARC y el citado Ramón Emilio Rodríguez Chacín: Cocaína, secuestros y extorsión.
  3. Hugo Rafael Chávez Frías, buscando neutralizar ese frente y dadas las probadas capacidades de operación de las FARC en Venezuela, ofrece a cambio acuerdos políticos, militares y financieros y para ello, designa como su vocero al entonces coronel Henry de Jesús Rangel Silva.

3. Los acuerdos definitivos entre Hugo Rafael Chávez Frías y el Secretariado de las FARC son el resultado de las coordinaciones de su especial delegado, el coronel Henry de jesús Rangel Silva y así:

  1. A finales de 2007, la reunión en el Palacio de Miraflores donde Hugo Chávez recibió a Iván Márquez y Rodrigo Granda.
  2. En el reporte a Tirofijo, Márquez y Granda señalan:
    1. “… en todo momento estuvo presenta el general Rangel Silva gran amigo de Timo (“Timochenko”) a quien quiere visitar después del 2 de diciembre…
    2. … tenemos amistad y buena empatía por lo menos con cinco generales.
    3. … Chávez impartió… la instrucción de crear en la frontera sitios de descanso y atención de enfermos…
    4. … designó una especie de Estado Mayor para estas relaciones…
    5. … dio a entender  que ayudaría, sin importar que se diera una situación de confrontación…
    6. … allí se pautaron los primeros términos del préstamo de US$ 300 millones…
    7. … allí se pautaron las condiciones para agregar contendores de armas rusas a las importaciones venezolanas y destinados a las FARC…

Queda por tanto establecido en los hechos que el hoy reconocido y premiado ministro de la Defensa general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva, desde la fracasada asonada militar de febrero de 1992, se convirtió en la más dúctil pieza militar en manos de Hugo Rafael Chávez Frías  y en función de ello, voluntariamente ha participado en todas y cada una de las etapas de planificación, orquestación y ejecución del acto de máxima cobardía.

Cuando se afirma que es a partir de esa primera misión ejecutada por Henry de Jesús Rangel Silva y de “… ahí en adelante comenzaron a descongelarse las relaciones y a crearse la alianza entre la revolución bolivariana y las Farc…”, las complementa y lleva adelante hoy desde su nueva posición de ministro de la Defensa para mantener ahora toda la infraestructura orgánica de las fuerzas militares venezolanas, sujetas a actos continuados de traición, mediante la sumisión política, militar, económica, financiera y criminal del Estado, a los particulares intereses de un sempiterno y declarado enemigo: Las FARC

De las FARC, esos Niños Soldados

Si han sido develado estos actos de cobardía y de traición continuada de Hugo Rafael Chávez Frías, orquestados voluntariamente y como suma obra del premiado general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva, queda aún por citar el subsiguiente y derivado acto de cobardía, esta vez, frente a las capacidades de colectivos civiles que han sido organizados, financiados, pertrechados con equipo bélico y amparados en la impunidad y por las mismas razones de la orquestada traición frente a las FARC y que de una u otra forma éstas han logrado someter a sus intereses políticos, económicos y militares.

Justamente, uno de los brazos armados que bajo tutela y entrenamiento de las FARC, con la asistencia de la ETA y otros grupos subversivos, se ha consolidado en el control territorial por las armas y la violencia del barrio 23 de Enero, ubicado apenas a un kilómetro y medio de Miraflores –en línea recta significa, a tiro de punto cincuenta (.50), fuere en la conocida versión de ametralladora pesada o en la moderna de fusil para francotiradores con alcance efectivo de 2.000 metros– predio del llamado Grupo o Colectivo La Piedrita.

Recientemente en acto público con la presencia y actividad de un representante de la Asamblea Nacional y la presencia y el despliegue de un contingente de la Guardia Nacional, hizo público La Piedrita el uso de sus Niños Soldados incorporados a sus capacidades bélicas, una especial modalidad en la preparación y el apresto de unidades de combate irregular en la cual se ha especializado las FARC.

No existe duda posible del por qué Hugo Rafael Chávez Frías y su cómplice en la orquestada traición, general en jefe Henry de Jesús Rangel Silva no se atreven a entrar al 23 de Enero –de hecho a ninguna de las unidades militares y de policía se les permite autonomía en ese particular caso– y mucho menos, a buscar, capturar y someter a la justicia al organizador e indiscutido jefe de La Piedrita, Santana Torres David Valentín (V-7.251.960)

Alternativa

Si eventualmente a alguno de los expertos y asesores en seguridad sugiere a interesados o se engancha en la reedición del tipo de negociaciones –gobierno/delincuentes– que en diciembre de 1968 el recién electo gobierno de Rafael Caldera Rodríguez, en nombre de la pacificación iniciaría  por vía de su experto y jefe de la Oficina de Asuntos Especiales del MRI, Remberto Uzcátegui Bruzual, con los representantes del exilio cubano y para mantener y garantizar los privilegios a los cubanos instalados en posiciones de gobierno, bastaría en esa circunstancia referirles una resultante y sus potencialidades:

a) Esa sostenida permanencia de los cubanos en los sucesivos gobiernos a partir de las conveniencias políticas, ha sido quizás uno de los más favorables hechos políticos, convertidos en ventajas comparativas, cuya adecuado manejo y aplicación, permitieron superar a un Fidel Castro Ruz la secuencia de sostenidas y contundentes derrotas que en el terreno político y militar, le fueran propinadas una y otra vez por las fuerza militares y policiales venezolanas; hasta el punto de haber podido convertirlas, muchos años después de su propuesta a Rómulo Betancourt, en su triunfo con la llegada de su pupilo y soldado Hugo Rafael Chávez Frías a Miraflores.

b)  En el caso que nos ocupa con la presencia de las capacidades desplegadas por las FARC en territorio venezolano y en sus actividades destinadas a la exportación de su producción de cocaína, vale a tenor recordar que la estructura de soporte si bien comenzó su edificación y a ser consolidada en el período de Jaime Lusinchi con la creación del CSC, hoy ya cubre una mayor extensa parte del territorio donde cada morador, involucrado o no en el negocio de la cocaína, sabe a qué se enfrenta en caso de convertirse en peligro para la estructura en funcionamiento y complementando ese criterio, baste observar con detenimiento cómo en sólo tres años se organizó la estructura más recientemente conocida para la exportación de cocaína y en manos de un simple broker, que no capo, Walid Makled García.

Conclusión

Si un eventual nuevo gobierno, por las razones que fueren, no tomare en cuenta las circunstancias comentadas sobre esta presencia, despliegue y capacidad de fuego de las FARC y sus Colectivos con sus Niños Soldados; recursos bélicos que se movilizarán en función de sus particulares intereses económicos y financieros derivados de la exportación de su producción de cocaína en el territorio de Colombia, muy limitadas quedarán las capacidades para la maniobra en el ejercicio del poder político en el ámbito de la seguridad pública, menos aún con una estructura militar y policial contaminada, y muy poca o casi ninguna posibilidad le quedan para zafarse de esta versión moderna de nudo gordiano.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

10 Responses to La cobardía de Hugo Chávez dinamizó la trasposición de actividades económicas

  1. Rafael says:

    Con absoluta razón están dejando perder la industria petrolera y la ferrominera.
    Antes de desayunaba con pasta de coca, tanto le gustó que ahora también la trafica….
    ¡Pobre país! Gobernado dictarorialmente por un narcotraficante y consumidor.

  2. marioconcha says:

    Muy interesante su información. Además es muy valiente. Se le debería dar más difusión

  3. Pingback: Imponen papel de mensajero y entregan el mensaje al… « Rafael Rivero Muñoz

  4. Pingback: Traición: el sine qua non del cobarde « Rafael Rivero Muñoz

  5. Pingback: La cobardía se suma a la incompetencia para materializar la traición « Rafael Rivero Muñoz

  6. Pingback: Venezuela: en tránsito del narco–Estado al “Estado Forajido” (I/II) « Rafael Rivero Muñoz

  7. Pingback: Cártel del Caribe industrializa a Venezuela | Rafael Rivero Muñoz

  8. Pingback: LA COCAINA – FARC INDUSTRIALIZA A VENEZUELA SANTOS, CASTRO Y RAMÍREZ SACAN LA CUENTA… | E7radio noticias, de Venezuela y el mundo

  9. Pingback: ¿Cuándo sonará el disparo? | Rafael Rivero Muñoz

  10. Pingback: ¿Zar de la Droga[i] y en Venezuela? | Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: