Caudillo versus ciudadano (II)

Las “Cobayas humanas” es el gran negocio en los desempeños totalitarios

Rafael Rivero Muñoz

Caracas 30/07/11


“… La guerra igual que el poker, es tanto un juego de probabilidades como de habilidad y ‘bluff”… quien  sólo busca en ello certezas corre el riesgo de perder todas las oportunidades … Todo el arte de la guerra está basado en el engaño…”

Sun Tzu Siglo V ADC

Viene…

Resumen

Esta suficientemente documentado en la historia de las relaciones entre Venezuela y Cuba, que desde el mismos momento en que en los planes de la revolución continental de Fidel Castro Ruz, éste fijó como objetivo conquistar y construir de alguna forma un seguro dolarducto desde Venezuela para succionar a su voluntad parte substancial de los recursos del petróleo. Aún cuando todas las formas de logarlo fueron intentadas antes, durante y después que Rómulo Betancourt logra la expulsión de Cuba de la OEA (30/01/62), no perdió ímpetu en sus operaciones de guerra no declarada; hasta que llega al poder de nuevo Carlos Andrés Pérez y se renuevan mejores posibilidades, todas de nuevo fracasadas.

Sólo cambió todo eso, cuando su agente estrella, el más efectivo en 50 años, Hugo Rafael Chávez Frías, llega a Miraflores y de allí en adelante se abrió la espita de ese dolarducto, tanto fue que en cinco años superó anualmente 3,5 veces más el monto promedio anual de recursos que le entregara la URSS durante 30 años de subsidio. Hoy, luego de trece años de continuidad en el poder de Hugo Rafael Chávez Frías, comienza a tomar cuerpo para lo que había previsto Fidel Castro Ruz sería uno de los métodos y la mecánica para dar continuidad y seguridad al flujo de dólares petroleros venezolanos con o sin Hugo Chávez en el poder.

En función de ese objetivo, el genio criminal de Fidel Castro Ruz, percibió la oportunidad temprano en el 2000,con el fracasado intento del programa de cedulación y en esa oportunidad, comenzó a construir una capacidad que ya para 2005 estaba consolidada y comenzarían las promociones de la venta de servicios de especialidades informáticas; de seguida logra Fidel Castro Ruz lo que nunca había logrado jamás de un gobierno soberano, que Hugo Rafael Chávez Frías, le entregara el medio más expedito de control sobre los mecanismo de preparación de las decisiones políticas y económicas y las ulteriores ejecutorias y sobre toda la población venezolana: Todas las Bases de Datos de todos los habitantes.

En esta segunda parte, desarrollamos al detalle todo ese largo y escabroso  proceso que le permitirá a la Cuba improductiva y parasitaria, sobreviviente de un Fidel Castro Ruz ya cadáver insepulto, seguir subsistiendo pegada a la ubre del petróleo venezolano y para cuyo objeto éste la dejó en capacidad de logarlo por cualesquiera fueren las formas del momento, como adelantamos, con o sin Hugo Chávez en Miraflores: La negociación, el chantaje o cualquiera sea el medio lícito o ilícito, violentos o no, que las propias necesidades de existencia le imponga.

Plagio, potencialidades, estabilidad y rentabilidad del "negocio"

Desde que cincuenta años atrás Fidel Castro Ruz, aún en Sierra Maestra, fijó la mirada en Venezuela como la fuente financiera del proyecto de poder continental de su revolución, su empeño por la conquista y control de la plaza ha sido continuo y sostenido.

Lo intentó confidencialmente con su propuesta a Rómulo Betancourt el día de la toma de posesión 1959; luego impulsando a la escisión partidista de los radicales y la formación de frentes guerrilleros; con el foquismo  y las otras formas de la subversión armada –terrorismo con “Un Día Un Policía” incluido–; con los alzamientos militares del Carupanazo y Porteñazo; con las fracasadas invasiones al mando del general Arnoldo Ochoa y sus segundos al mando Luben Petkoff y Luís Fernando Soto Rojas, Chichiriviche, Machurucuto.

Lo intentó con las triquiñuelas para ignorantes e idiotas en las soterradas actividades de sus agentes dobles y triples siempre “asesorando” y a la espalda de los dirigentes civiles en uno y otro partido y militares en una u otra unidad y en los centros de estudio y preparación de las decisiones y en el ejercicio ulterior del poder político y/o militar, Orlando García Vásquez y Luís Posada Carriles lo más eficientes ejemplos; esto de forma sostenida y continuada en uno y otro gobierno en Venezuela; pero en todos y cada uno de esos desempeños, Fidel Castro Ruz fue derrotado una y otra vez; fracasó y es lo que siempre le exacerba y alimenta su revancha.

Derrotas tras derrota

Hasta el día en que, luego de ganadas las elecciones para un segundo período por Carlos Andrés Pérez, el durmiente agente en cubierta cubano, Orlando García Vásquez, el sempiterno escolta y jefe de su seguridad personal desde que Carlos Prio Socarras se lo asignó y hasta el golpe de Fulgencio Batista, que impone la apresurada salida de ambos de Cuba en el año 1952 y hacia Costa Rica para unirse allí a Rómulo Betancourt

Orlando García Vásquez expresamente le propone y convence a Carlos Andrés Pérez de la conveniencia de invitar a Fidel Castro Ruz por dos razones; la primera, la mira puesta en la  política internacional; la segunda en lo interno, al restarle los argumentos y necesidades válidas para su apoyo sostenido a la subversión de la izquierda castrista.

Después de esta decisión teledirigida, de nuevo a Fidel Castro Ruz se le abrirán de par en par las puertas de Venezuela y quedará así internacionalmente reconocida y consolidada esa apertura, con la invitación, visita y su exhibición oficial durante “La Coronación” de Carlos Andrés Pérez.

Por cierto, en algún momento previo del viaje para su renovada relación con Venezuela, Fidel Castro Ruz, quien se hospedaría con su inmensa comitiva en el hotel Eurobuilding, instalación organizada y financiada total y absolutamente por aquel a quien, precisamente, le había solicitado a Carlos Andrés Pérez se lo designara como el responsable para su seguridad personal en Venezuela y habilitado conocedor y enlace con el gobierno entrante: Orlando García Vázquez.

Triángulo para el crimen: La capacidad, la oportunidad y el motivo

Renacieron y se renovaron las esperanzas de Fidel Castro Ruz, se dispararon los ímpetus de conquista y de nuevo, a la caza de las oportunidades. Una de  éstas –en aquella fecha no la había identificado, ni considerado, ni la buscó en expreso–, simplemente le llegó en vuelo directo a La Habana y como un obsequio de sus endógenos adoradores en Venezuela: El fracasado golpista y teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías.

Cuándo, cómo, por qué, para qué, son temas muy trillados; lo que interesa para esta nota, se refiere a la habilidad criminal del activo Fidel Castro Ruz de la época, para detectar y aprovechar las oportunidades; ésta que detectaron sus servicios de inteligencia en el año 2000, con el sugerido y luego en el tiempo materializado y ulterior transitado camino que le impuso su soldado Hugo Rafael Chávez Frías a las Bases de Datos de los venezolanos; compilada información bajo responsabilidad y excluyente custodia del gobierno de Venezuela.

Sobre los trés vértices que se imponen en la dinámica para la ejecución de un crimen, se suele plantear la observación y a lo mejor las preliminares de hipótesis para dar inicio ya al análisis primario en el proceso de captación y captura de las evidencia materiales y circunstanciales en la mismas escena del crimen; luego para la planificación del ulterior programa de búsqueda e investigación; para el despeje de los sospechosos que puedan ser señalados circunstancialmente en las primeras de cambio y para el descarte, si fuere el caso, en la derivada y buscada individualización e identidad del criminal.

Y finalmente, para llevar el orden y peso en la argumentación del Ministerio Fiscal y en su tarea de presentación técnico argumental en las audiencias controvertidas, para la promoción, sustentación, acumulación y consolidación de las pruebas que impongan al jurado –si fuere el caso– y al juez de la causa, la declaración de culpable y la ulterior sentencia condenatoria.

Nada impide que el mismo enfoque y técnica de abordaje en el estudio del delito, pueda ser aplicada antes, durante o después de su comisión por tanto, apliquemos el mismo esquema a lo que se percibe como un crimen cometido si, pero también a una secuencia de crímenes en curso de ser cometidos contra innumerables víctimas en Venezuela, no ya por un individuo en solitario, sino también por catervas de maleantes amparados en toda una estructura funcional articulada por un país, un gobierno y un sistema a esos efectos.

La Oportunidad

Cuando en el año 2000 Luís Alfonso Dávila Ministro del Interior publica los anuncios sobre el Proyecto de Cedulación, resulta indiscutible que el primer interesado en el asunto, puesto en alerta por su servicio de inteligencia, fue Fidel Castro Ruz, quien para ese momento disfrutaba aún de suficiente capacidad física a la cabeza del gobierno de Cuba.

Nunca mejor oportunidad se presentaría para Fidel Castro y Cuba en su imperiosa necesidad de garantizar la única forma de  subsistencia económica que les quedaría después del retiro de la ayuda soviética: Venezuela, su petróleo y sus ingresos en dólares americanos.

En quella época, se puede inferir, nace la idea y un proyecto más preciso sobre actividades de control sobre Venezuela y la forma de diversificar medios de control sobre gobierno y oposición; sobre las individualidades y grupos en funciones de poder y/o con posibilidades de ascenso político en los entes pertinentes vinculados a la preparación y a la toma de las decisiones de Estado con o sin Hugo Chávez Frías despachando desde Miraflores.

Luego vendría la concepción, investigación y puesta apunto del proyecto político, seguido de una adecuada e impresionante parafernalia de proyección internacional; la fundación de la UCI y su puesta en acelerado funcionamiento que permitiría la exhibición de “cifras de eficiencia”; después, la presentación de esa estructura como una vitrina de potencialidades y de capacidades técnicas de pantalla; ya para 2005, comienzas los primeros escarceos en la promoción y mercadeo de “productos” en Venezuela.

Es en ese momento, cuando enterada del asunto, la antigua directora de ONIDEX, Delia Da Sulva, hace pública su opinión sobre la injerencia de cubanos en la cedulación; dijo “… de acuerdo con que el gobierno inicie un proceso de modernización del sistema de cedulación nacional, aunque estima que Cuba no tenga los equipos necesarios para desarrollar esta actividad… imposible porque Cuba no tiene esos equipos, de repente la asesoría será en el área de registro de antecedentes penales, para buscar personas, áreas en las que a lo mejor tienen algo que aportar…” (19/08/2005 http://www.diarioeltiempo.com.ve)

Declaraciones que coinciden justamente en el tiempo, el tema, empresas y personajes, con las informaciones en los medios y la publicación del texto titulado “Aprender produciendo” de la pluma de Ray Guardarrama, jefe del Grupo de Mercadotecnia de ALBET S.A, empresa que comercializa desde el 2005 los productos de la UCI, quien indicaba, como argumento de promoción, que cuarenta de las producciones de la Universidad se exportan a México, España y Venezuela.

La Capacidad

La Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), ocupa un área de 268 hectáreas, se dice está integrada por más de 10 mil estudiantes de pre grado, dos mil 200 profesores especialistas y con más de tres mil puestos de producción.

Su sede formativa central ubicada en la Calle 288 #4305 e/ 43 y 45, área de la ciudad conocida como La Lisa, en la Ciudad de La Habana. Fue creada a partir de la orden emitida en el año 2002 por Fidel Castro Ruz y en mayo del 2003 abrió las puertas a los primeros estudiantes.

La UCI, no por casualidad, está ubicada precisamente en un espacio territorial, infraestructura e instalaciones al suroeste de La Habana, de lo que por años funcionó como el centro de espionaje soviético; entre otros, en los años sesenta, el lugar desde donde se centralizaba la actividad de seguridad e inteligencia en el despliegue de los cohetes transcontinentales de la URSS justo a pocos kilómetros del territorio norteamericano y desde dónde luego, se realizaría el monitoreo y ejecución de de los acuerdos Nikita Kruschev, John Kennedy sobre desarme nuclear y retiro de los cohetes e infraestructura de lanzamiento del territorio de Cuba; funcionó allí ese centro de inteligencia de la URSS, hasta el anuncio del retiro de Cuba de los siete mil y tantas tropas rusas en noviembre del año 1991.


Según la información oficial que la promociona, hoy la UCI es la sede principal de la infraestructura que ya registra 44,000 estudiantes, 8,000 de ellos en la sede central y el resto distribuido en otros 14 centros provinciales a todo lo largo y ancho del país. Con la excepción de los jóvenes familiares de los altos miembros de la cúpula dirigente, el resto, después de ser escu
driñados por la policía política y pasar todos los requerimientos de confiabilidad política, son admitidos; el 80% de los estudiantes son miembros de la juventud comunista, deben poseer cocientes de inteligencia muy por encima de la norma y mucho más exigentes que la afamada escuela Lenin.

La infraestructura del programa de informática tiene un doble propósito: El primero, público, conocido y publicitado, la formación de personal profesional destinado a administrar, proteger y asegurar las redes cubanas junto al diseño y mantenimiento de sitios de internet y la creación de software comercial.

El otro propósito mantenido en secreto, la formación del personal escogidos entre las mentes más privilegiadas y reclutadas para el programa de guerra asimétrica del Ministerio de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior, donde se incluye en forma prominente, la guerra cibernética a través de las “herramientas cibernéticas defensivas y ofensivas” y otras disciplinas vinculadas a la guerra informática y cibernética.

De las mismas fuentes de información y según la propaganda oficial, la UCI tiene más de 160 proyectos en tecnologías de la información y las comunicaciones que identifica con las sigas TICs. Con más de seis mil cuatrocientos graduados.

Se han titulado más de cinco mil informáticos en cuatro graduaciones, contiene 135 edificios de residencia, 664 apartamentos, ocho edificios docentes, 12 mil 500 puestos de producción, 20 canales de televisión por cable y 250 locales culturales, deportivos y de salud.

Denominan como Centro de Producción, los siguientes: Identificación y Seguridad Digital; Información Universitaria; Telemática; Informatización de la Seguridad Ciudadana; Informática Industrial; Consultoría y Desarrollo de Arquitecturas Empresariales; Tecnologías de Gestión de Datos; Informática Médica; Tecnologías para la Formación;  : y Señales Digitales;  Gestión de Información y Tecnologías Libres;  Gobierno electrónico; Informatización de Entidades; Calidad para soluciones Informáticas;  Soporte Técnico, Innovación y Calidad en la Educación; Desarrollo de Villa Clara; Desarrollo de Holguín y Tecnologías para la Defensa.

En 2008 cuando la UCI lanzó al mundo su página web http://www.uci.cu, marcó el inicio de los primeros días de la vida virtual en el sitio; al ingresar en el link, se entraba a la página de la Dirección de Servicios Penitenciarios de Venezuela.

Problemas con la seguridad interna de la UCI

Máximo Tomás del Departamento de Investigaciones escribiría en La Nueva Cuba el 15/05/2006 y bajo el título : “… Crisis sacude los cimientos del programa cubano de seguridad informàtica y guerra cibernética… Universidad de las Ciencias Informátcas (UCI)…”

“… El aparato de seguridad del régimen tomó la decisión de crear este video a fin de enfrentar lo que ellos consideran ha sido una seria ruptura de seguridad en el propio seno de programa cubano de seguridad informática y guerra cibernética…

… Un número de estudiantes de la UCI y profesores, en absoluto desafío a la prohibición de navegar la red fuera de cuando sea parte de un ejercicio autorizado, utilizaron mecanismos y ‘herramientas’ para obtener acceso libre a la Internet y burlar así la férrea restricción contra ellos mismos, supuestos a ser los “guardafronteras virtuales” de la tiranía, crearon chats clandestinos en servidores dentro de la UCI, tuvieron contactos con otras personas en la Internet que no viven dentro de la Isla, evadieron los propios sistemas de seguridad que estaban supuestos a implementar y mantener contra nuestro pueblo y compartieron contraseñas y cuentas de acceso con un sinnúmero de personas dentro y fuera del programa cubano…”

El motivo

Cuando la URSS retiró sus cohetes y luego sus tropas de Cuba pese a la férrea oposición de Fidel Castro Ruz, comenzó éste a transitar por el camino de la precariedad y peso político en referencia a sus pares de otros países; la esperada capacidad bélica para imponer sus intereses sobre otros se diluyó con ese acto; luego, la más grave de las incidencias, la Caída del Muro de Berlín y el hundimiento del la URSS que se llevó consigo el subsidio que mantenía viva a la revolución cubana.

Apenas Cuba se quedó sin el ingreso de la URSS, los problemas internos de la Cuba de los Castro que ya no producía nada porque expresamente la revolución había acabado con todo el aparato productivo, se hicieron presentes; citan los cubanólogos que al poco tiempo ya la grave desnutrición en la población se hizo presente y en un sólo momento, sesenta mil habitantes perdieron la visión, quedaron ciegos, como derivado de su desnutrición.

Casi podríamos afirmar que de esa severa experiencia, arranca la tan cacareada especialidad clínica cubana para la atención y el tratamiento de las afecciones de la vista.

Ese motivo en sus cifras

Para comprender la importancia de Venezuela para Cuba es necesario recordar que entre los años 1960 y 1990, la URSS entregó a Cuba entre préstamos y ayudas 65 mil millones de dólares americanos.

Venezuela entre 2005 y 2010 le ha otorgado a Cuba fondos por un total de 34 mul millones de dólares americanos; es decir, comparativamente, mientras la URSS subsidió a Cuba con un promedio de 2 mil millones de dólares por año, Venezuela le ha entregado 7 mil millones por año; 3,5 veces más de dinero fresco.

El 52,3% del total que le entregó la URSS en 30 años, Venezuela se lo entrega en seis años: “… Venezuela le da a Cuba la mitad de lo dado por los soviéticos en la quinta parte del tiempo…”

Más de cinco lustros de Fidel Castro en el poder y “… la política nunca fue desarrollar la economía, sino atender una agenda política. Por esa razón Cuba dependió de la asistencia económica soviética y ahora de la asistencia venezolana.  ” (ICCAS, Universidad de Miami-UM, marzo 2011 )

Si a Cuba se le suspende por cualquiera sea la razón el flujo continuado de fondos en dólares que les remite Hugo Rafael Chávez Frías, la tragedia humanitaria cubana, será de pronóstico reservado.

Mutatis mutandi, la República Federal de Alemania (RFA) voluntariamente decidió y asumió para alimentar a sus coterráneos en una escindida y empobrecida comunidad a la cual unían ancestrales intereses consanguíneos, la Alemania del Este (RDA); con las distancias del caso, a Venezuela y a los venezolanos, se les impone por sobre, en contra de su voluntad por la vía de variantes modalidades de una guerra no declarada, pero sí ejecutada por Hugo Rafael Chávez Frías y en beneficio de una población cuyo vínculo con Venezuela nada tiene que ver con consanguinidad, parentesco o comunidad de intereses colectivos.

Entre 1960/90, en 30 años, Nikita Kruschev sus pares y sus bandas en la nomenklatura, le sacaron del bolsillo a cada habitante de la URSS  7,38 dólares americanos por cada año para regalárselo al criminal Fidel Castro Ruz; Hugo Rafael Chávez Frías y su banda de revolucionarios, entre 2005/10, en 5 años, le ha sacado del bolsillo a cada venezolano 1.206,9 dólares americanos por año con el mismo fin; 163,36 veces más y ambos, Hugo Rafael Chávez Frías y los herederos de tal prebenda, pretenden aumentarla y perpetuarla.

Allí está el motivo, no es ya un Fidel Castro Ruz anciano y decrépito –cadáver insepulto afirmaría Rómulo Betancourt– quien sabe y expresa esa vital necesidad del subsidio económico venezolano; ha sido y es toda la nomenclatura y por sobre ella, todo habitante en ese territorio de Cuba y en función de ello, a sabiendas que con los paleros y las jineteras no obtendrán jamás suficientes dólares, están dispuestos a explotar cualquiera sea la oportunidad para que Venezuela y cada uno de los venezolanos, aún en contra de su voluntad, les sigan entregando esos 1.200 y tantos dólares cada año para mantenerlos en su programada incapacidad de subsistir por sus propios medios: las variantes del crimen incluidas en forma preponderante; las más expeditiva formas que conocen y que dominan.

Conclusión

Si bien ya Fidel Castro Ruz no está al frente del poder en Cuba, en manos de la nomenclatura quedaron los medios ilimitados para subsistencia económica y que habilitó con la manipulación de la ignorancia la dejadez y la cobardía de los venezolano articulada luego bajo una pantalla de eficiencia de la UCI.

Resulta indiscutible que Cuba ha de edificar rápido un medio que le permita mantener ese ingreso subsidio de los dólares petroleros venezolanos con y sin Hugo Chávez en Miraflores; son no menos de siete mil millones de dólares americanos por año y resulta que la dinámica de los hechos dibujan ya en el horizonte, la sombra del desastre: Hugo Rafael Chávez Frías, ya comenzó a dar muestras de no poder garantizar nada en un futuro y en una eventualidad cada vez más cercana.

Con las Bases de Datos de todos y cada uno de los venezolanos en sus manos; los programas de control social ya desarrollados y puestos en sistema centralizados para el manejo de data, queda ahora lo más sencillo por hacer, el diagrama del negocio y poner en ejecución los mecanismos para convertir en un flujo constante de dólares, la capacidad instalada: Definir el nicho.

La vía para estandarizar la venta abierta o clandestina de la información fuere a empresas o individualidades interesadas tiene variantes de dúctil acomodación, fuere por conexiones y accesos directos; sea por operadores fijo o terminales remotos de consultas en línea; por cierto, de incrementada velocidad y rentabilidad a futuro una vez que pagados los servicios, el cable óptico tendido de Venezuela a Cuba entre en operación.

Lo hemos adelantado, entre plagios y estafas ya argumentalmente sustentadas –falta ser comprobadas– y algunas  otras delicadezas no violentas del mundo del crimen, nadie en Cuba y menos en Venezuela está en capacidad para garantizar la seguridad sobre la integridad y uso de las informaciones en esas Bases de Datos que Venezuela le entregó a Cuba.

Nadie puede garantizar hoy una escalada en busca de beneficio directos de la organización, de sus cuadros de dirección, de supervisión o simplemente, de uno u otro sea el operador con acceso a terminales y que, la rentabilidad mucho más elevada para la venta de información sobre los venezolanos, la brinden el asesinato, los secuestros, las desapariciones, las extorsiones bajo amenaza o aplicación regulada de la violencia; los chantajes y demás especialidades de los conocidos grupos, pandillas, banda o paramilitares al estilos de las FARC, ELN, ETA, FBL.

En estas expresiones materiales de esa sempiterna batalla entre el caudillo y el ciudadano; el uno por mantenerse indefinidamente en el ejercicio ilimitado del poder el otro por la simple identidad, reconocimiento y uso de la condición de ciudadano, es precisamente el campo donde los negocios relancinos hacen de las suyas.

El ¿cuánto hay p’a eso? de vieja data, jamás ha estado en esta revolución tan activo y ha sido tan rentable como en este gran negocio propio de los desempeños totalitarios y cuando el objeto está definido: Convertir y mantener de hecho y derecho a todos los habitantes de un territorio, en simples “cobayas humanas”.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

4 Responses to Caudillo versus ciudadano (II)

  1. Rafael L. Landaeta Arizaleta says:

    ¿Qué será de la vida de M.C. Machado quien solicitaba la entrega de la data electoral a los partidos políticos como condición para unas elecciones limpias y se las negaron aduciendo el secreto de la base de datos?

  2. Pingback: Con o sin cáncer, despierto o dormido, consciente o no, lúcido o aturdido; vivo quizás… « Rafael Rivero Muñoz

  3. Pingback: Expresa destrucción de la Capacidad Instalada de Policía (CIP) « Rafael Rivero Muñoz

  4. Pingback: Franquicia COCALBA en su guerra por la silla permanente en MERCOSUR « Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: