Operan a sus anchas el crimen y los criminales


Al amparo de una caterva de imbéciles

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 140711

“… El que no sabe es un imbécil. El que sabe y calla es un criminal…”

Bertolt Brecht (1898-1956)

La comunidad de moradores en Venezuela, que no ciudadanos, se debate hoy entre los sesudos e impertinentes análisis jurídicos sobre múltiples problemas y asuntos que son del exclusivo  ámbito de la política y como inevitable derivado de la brutal contundencia que impone esa acumulada incapacidad de una claque política para, tanto pensar y construir como para transmitir y sustentar respuestas oportuna y consistente.

Con un Hugo Rafael Chávez Frías –presidente electo disque revolucionario–  entrampado y ante un desastre político que él mismo al amparado y bajo el paraguas  del oportunismo de unos, la complicidad y la cobardía de otros, ha construido en casi trece años de gestión continuada y quien ahora buscando nuevos aires, huye del país por casi un mes para ir a cobijarse bajo el ala del conocido criminal internacional Fidel Castro Ruz.

Un Fidel Castro Ruz, si es que aún está vivo, bajo cuya tutela edifica una tramoya al depurado estilo del también cubano Félix B. Caignet con “El Derecho de Nacer”; monta toda una telenovela por entregas con eso de un sorpresivo y hasta ahora supuesto “Absceso Pélvico”. Sujeta esta afección por cierto, a dos sucesivas intervenciones quirúrgicas en Cuba.

Detalle

Haciendo un llamado a la conmiseración, a la lastima de seguidores y de opositores, persiste en su agotado discurso eminentemente electorero.

Bien expondría en un momentos después de su sorpresivo y nocturno regreso a Venezuela el propio interesado; palabras más palabras menos diría: “… Por las casas no me pregunten, miren en el estado en que estoy…”

Se trataría de una difundida afectación de la salud presidencial que luego sería citada por el hábil socio y operador político como un “Tumor Encapsulado” (JVR dixit), pero que después, el propio supuesto enfermo, lo refiere como un cáncer en una etapa de tratamiento crítico de radio y quimioterapia, pareciera que a la vez.

Pero los más trascendente de este supuesto cuadro clínico, es que ningún reconocido y prestigioso profesional de la medicina, especialista o no, nacional o extranjero, en Cuba o en Venezuela, aún no lo ha oficialmente diagnosticado y por lo visto, no será en adelante diagnosticado.

Por tanto

Desde nuestra particular perspectiva y para esta nota, ese específico cuadro clínico en la salud de Hugo Rafael Chávez Frías, no es verdad puesto que, la existencia del ya famoso absceso, tumor o cáncer, está sujeto a una muy sencilla y práctica disyuntiva:

  • Existe esa precisa afectación de salud, no otra; ese cáncer, no otro, porque está sustentado sobre esa requerida documentación oficial expedida por un profesional de renombre en medicina y cirugía; hasta ahora tal eventualidad no ha sido cubierta.
  • No existe, es falsa esa tan específica afectación de salud y así es y seguirá siendo, hasta que ello no esté registrado y certificado por un profesional.

Tragedias sin comedias

En paralelo a esta tragicomedia personal de Hugo Rafael Chávez Frías y es personal, puesto que como adelantamos y así lo asumimos, no se trata más que de una dinámica de distracción para cubrir con el silencio sus desempeños y para no asumir la gravedad de los hechos políticos en curso, decidir y asumir sus deberes sobre estos candentes asuntos públicos.

Algunos son los otros asuntos del país que se debaten en otras múltiples y severas tragedias individuales y colectivas, que si bien de teatro y de comedia nada tienen, son los signos y determinantes del imperio de estos esquemas prepolíticos que dominan en este hacer y dejar de hacer de gobierno y de oposición y en esto que pretenden unos y otros sea el ámbito de lo político y de la política en Venezuela.

Prepolítica

Nada mejor para sintetizar ese esquema de acción que aquello que escribió René Delgado en El Siglo de Durango el domingo 25/01/04:

“… Esa es la obra de gobierno, la obra de Estado es todavía más compleja: consiste en descubrir el flanco débil, el error, el resbalón del adversario para hacer de su caída el pedestal de la propia estatua y la oportunidad para dejar en la memoria ciudadana que el otro es más imbécil que uno, por muy imbécil que uno sea…

… Esa es  la talla de nuestros estadistas y preclaros precandidatos y pregobernantes que, desde luego, practican la prepolitica…

… La prepolítica, aquella que simula el uso de formas civilizadas de competencia por el poder pero igual hecha mano de recursos no muy civilizados y que, a fin de cuentas, va siendo escuela de la forma en que se relaciona una sociedad desesperada…

… El desbocamiento de la élite política, su rijosidad, sus desencuentros, su incapacidad para llegar a acuerdos es toda una invitación a poner en juego la violencia… está invitando a poner en práctica la prepolítica y, si así no se puede, pues no resistirse a echar mano de lo que se pueda y quiera para hacerse valer por uno mismo…”

Se imponen el crimen y los criminales

“… Del diálogo se ha hecho la herramienta perfecta para reconocer la inutilidad del intercambio de ideas; de la búsqueda de acuerdos, el camino correcto para llegar a nada; de los programas de gobierno, toda una serie de ocurrencias; del equilibrio de poderes, la trinchera de las posiciones inamovibles…

… Todo eso es cultura, subcultura política y en eso está empeñada la élite política. El problema de seguir por ese camino es que a la economía la van a terminar por gobernar e impulsar los recursos ilegales de ésta: la piratería, el contrabando, el narcotráfico, el lavado de dinero, el subempleo… La economía informal e ilegal…”

Y…

Sobre ese silencio del gobierno sumado a ese ensordecedor silencio de la claque política, un acumulado de 180.000 cadáveres de asesinados a tiros en una década y el otro acumulado del millón de millones de dólares americanos (US$ 1.000.000.000.000,oo) malbaratados, dilapidados y buena parte de ellos transferidos a cuentas personales en el extranjero, en trece años del holgorio revolucionario de la izquierda nacional e importada.

A pesar de todo lo que está en juego, todo sigue girando hoy y en exclusiva, alrededor de las muestras de afectos, consideraciones y condolencias a un Hugo Rafael Chávez Frías por ésa, su supuesta y nada comprobada afectación intestinal.

Prepolítica, crimen e impunidad

Dos recientes eventos criminales en esta Administración nos permiten dejar sustentadas las evidenciadas complicidades entre un gobierno y sus ilegalidades continuadas y de la reacción de una claque política que por cobardía, prefiere esconderse en el silencio de sus miserias.

El primero de ellos, ese dramático crimen donde muere un niño wayuu de tres años y que ocasionó también las graves lesiones de su hermano de siete; el segundo, de mayor publicidad, los 31 día de sangrientos eventos en la cárcel de El Rodeo y el nada sorpresivo final que, a la sazón, habíamos ya previsto y comentado en notas anteriores.

La muerte de un infante wayuu de 3 años

Voluntaria y conscientemente el ministro Juan Carlos Loyo, presidente del Instituto Nacional de Tierras, en representación y mediante decisión del Ejecutivo y por Acto Expreso de la Administración, luego de convocar y reunir a un grupos de treinta (30) familias de la etnia wayúu, los hace desplazar con todas sus pertenencias y les hace entrega formal e insta a instalase oficialmente a partir del 07/09/06, sobre una superficie de terreno de 69.936 metros cuadrados equivalentes al 0,41% de un terreno de propiedad militar y cuyas coordenadas se ubican al interior y hacia el centro equidistante de los linderos de esa propiedad militar.

Una propiedad militar que habitualmente y por años, técnicamente ha sido utilizada por distintas y sucesivas administraciones militares, como área anexa al Polígono de Tiro de Fuerte Mara y hacia donde se disparaban y sembraban en entrenamiento o prueba de equipos, obuses, cañones, bombas y toda suerte de explosivos y municiones del viejo y nuevo arsenal militar. Por tanto, bajo cualquiera sea la argumentación o los alegatos que en descargo puedan esgrimir los interesados, corresponde esa específica superficie de terreno y se ajusta a los términos pautados para definir a un “Campo Minado” y es el mismo espacio geográfico donde se ubicó oficial y físicamente a esa población civil integrada por treinta familias wayuu y donde, en expreso, ninguno de sus miembros fuera puesto en alerta sobre la existencia de algún peligro latente,

Y esta afirmación deriva de los términos de dos actos soberanos del Ejecutivo venezolano.

Un primer acto:

La firma de la Declaración de Ottawa 05/10/96; Declaración de Bruselas 27/06/97 y ratificación de la Convención de Ottawa del 18/09/97 que entró en vigencia el primero de enero de 1999 y que hasta julio del año 2003 había sido firmada por 134 Estados y ratificadas por 133. Salvo prueba en contrario, o por denuncia ulterior de la Convención, Venezuela firmó y ratificó esa Convención, por tanto está vigente.

Consecuencialmente, las definiciones de esa Convención están vigentes y son aplicables en Venezuela; en este sentido vale acotar detalles:

“… Artículo 2 Definiciones… 1. Por ‘mina antipersonal’ se entiende toda mina concebida para que explosiones por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que incapacite, hiera o mate a una o más personas…

… 2. Por ‘mina’ se entiende todo artefacto explosivo diseñado para ser colocado debajo, sobre o cerca de la superficie del terreno u otra superficie cualquiera y concebido para explosionar por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona o un vehículo…

… 5. Por ‘zona minada’ se entiende una zona peligrosa debido a la presencia de minas o en la que se sospecha su presencia… …

Artículo 5… 2. Cada Estado Parte se esforzará en identificar todas las zonas bajo su jurisdicción o control donde se sepa o se sospeche que hay minas antipersonal, y adoptará todas las medidas necesarias, tan pronto como sea posible, para que todas las minas antipersonal en zonas minadas bajo su jurisdicción o control tengan el perímetro marcado, estén vigiladas y protegidas por cercas u otros medios para asegurar la eficaz exclusión de civiles, hasta que todas las minas antipersonal contenidas en dichas zonas hayan sido destruidas. La señalización deberá ajustarse, como mínimo, a las normas fijadas en el Protocolo sobre prohibiciones o restricciones del empleo de minas, armas trampa y otros artefactos, enmendado el 3 de mayo de 1996 y anexo a la Convención sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados…”

Un segundo acto:

“… el Directorio del Instituto Nacional de Tierras, en reunión No. 22-06, de fecha 7 de septiembre de 2006, decidió otorgar la presente Carta Agraria dirigida a un Desarrollo Agrícola Socialista, a favor del ciudadano José L. Pineda, titular de la cédula de identidad No. V-5.040.824, sobre un lote de terreno denominado La Loma, ubicado en el sector Colinas de Zamora, parroquia La Sierrita, municipio Mara del estado Zulia (…) Constante de una superficie de seis hectáreas con nueve mil novecientos treinta y seis metros cuadrados (6 ha. com 9.936 m2)… La concesión del terreno la aprobó Juan Carlos Loyo, presidente del Inti, y se registró en la Notaría Tercera del municipio Chacao a cargo de Antonio Felipe Guevara Sifontes…”

Más preciso aún

En la IX Conferencia de los 156 Estados miembro de la Convención de Ottawa en noviembre del 2008, la vicepresidenta del Comité Internacional de la Cruz Roja  Christine Beerli, exhortó a los Estados miembro a respetar los plazos previstos para destruir las minas almacenadas y para el desminado en el terreno; Ecuador, Nicaragua, Perú y Venezuela figuraban entre los 15 países que no desminaron su territorio en los plazos estipulados por la Convención.

“… Venezuela ni siquiera comenzó a desminar e inclusive sugirió que los campos de minas eran una ventaja militar contra la infiltración…” expondría indignado Stuart Casey Maslen, responsable del estudio en aquel momento.

Hasta la fecha del incidente donde muere por una explosión el menos wayuu de tres años y gravemente herido el de siete, no se conoce de ningún ulterior Acto de la Administración o Acto Administrativo que anule o modifique los términos de la citada y notariada concesión del terreno. Hechos

Quedan en consecuencia suficientemente sustentados, incontrovertibles eventos criminales, fuere ello por acción lo fuere por omisión:

  1. Si bien pudiere alegarse que el terreno donde se autorizó y permitió el tránsito, instalación y la permanencia de los civiles de la etnia wayuu –30 familias a un promedio de cinco miembros cada una, son 150 individuos–, pudiere no ser reconocida como un área expresamente minada con el tipo específico de artefactos explosivos militares conocidos como “mina”, también es cierto que como campo de prueba de un polígono de tiro militar, quedó en los hechos comprobado, que distintos artefactos explosivos fueron lanzados a mano o desde cañones y aviones, enterrados y abandonados y permanecían latentes sobre toda la superficie del terreno; arriba, abajo, enterrados, bajo o sobre el monte; todos y cada uno de esos artefactos explosivos, con la capacidad letal intacta; la muerte del niño wayuu de tres años y la herida del otro de siete, así lo confirma.
  2. Queda comprobado que antes, durante o después de la asignación, traslado e instalación de las treinta familias wayuu en el citado terreno y a pesar de los años acumulados de actividad militar en el área, no fueron en lo absoluto realizadas las operaciones de inspección, de limpieza y de verificación sobre el terreno en cuestión; hasta el punto en que, en las subsiguientes informaciones de los medios y luego de la muerte y heridas de los menores wayuu, se conoce que habían varias bombas aéreas de 70 kilos: “… Siete dispositivos detonó ayer el Grupo Antiexplosivos del Ejército venezolano en Cerro e Cochino… Al menos 300 hombres de la Región de Defensa Integral Occidente (Redi) y del batallón 105 acompañaron a los ingenieros especialistas en explosivos para activar los cinco morteros y las dos bombas de aviación de 150 libras halladas en la zona…” (http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=64145)
  3. El gobierno de Venezuela, con este Acto de la Administración, no sólo ha violado fragantemente los tratados internacionales vigentes puesto que no evitó ni impidió que la población civil tuviera acceso, llegara, transitara e hiciera vida rutinaria en zonas minadas, sino que además, sin poner en alerta del peligro a nadie ni siquiera con señalización alguna pertinente que prevenga del peligro, le otorga por documento notariado a un grupo de 150 civiles, en este caso miembros de 30 familias de la etnia wayuu, extenso permiso para acceso, transito y permanencia como zona de vivienda en ese “Campo Minado”

El affaire de la cárcel de El Rodeo

Ya en múltiples notas anteriores fueron detalladas algunas particularidades de las directas y escabrosas responsabilidades tanto del ministro del interior Tarek El Aissami, como de sus subalternos y en particular del general comandante de la Guardia Nacional Luís Alfredo Motta Domínguez y la de sus generales subalternos bajo cuyas responsabilidades estuvo el mando, desde las primeras de cambio en ese problema de la violencia interna en el Penal de El Rodeo que se iniciara el domingo 12/06/11.

Prevista había sido y comentada en notas y tips anteriores, esa única previsible alternativa para el minpopoinjust Tarek El Aissami, la GN y el gobierno y que había quedado ya como potencial salida.

La misma casi única que habría sido construida paso a paso y consolidada por años, sobre la incompetencia, la idiotez y la definitiva complicidad.

Conjunto de circunstancias que quedarían sólidamente ratificadas a partir del inicio de estos improvisados desempeños políticos y técnicos policiales y militares para la atención de los eventos en El Rodeo: Una negociada fuga del llamado “Pran” y su corte de “Luceros”: http://www.noticiascentro.com/noticias/detalle/5676

La programada “fuga”

“… El pram de El Rodeo II, Yoifre Francisco Ruiz Estanga, reveló este jueves que había matado a varios internos, pero no precisó quiénes ni la cantidad… El Ministerio Público interrogó al pram por poco más de dos horas… ‘Ellos son unos tramposos, siempre estaban en la trampa’ (refiriéndose a los Guardias Nacionales), confesó…

… declaró también que Yorvis Valentin López Cortez, alias ‘El Oriente’ huyó el pasado sábado junto con otros 79 presos. Se llevaron un tres armas R-15, una Kalashnikov, tres mil balas 9 milímetros y, además, de cerca a Bs.F. 1,7 millones…”

Es decir, según esa información no desmentida, “El Oriente”, pran de El Rodeo II, de alguna forma y junto con su corte de “luceros” abandonó en algún momento no conocido las instalaciones de la cárcel, llevando consigo en líquido el equivalente cercano a los cuatrocientos mil dólares americanos (US$ 400.000,oo) y parte del  parque de armas con el cual tanto resistieron el asedio como impidieron el asalto de la GN por casi un mes.

A tenor:

En la ocasión del inicio de las hostilidades en la Cárcel de El Rodeo, se produjo la declaración oficial de “campo de batalla” para las fuerzas militares de la GN con el apoyo de los paracaidistas del Ejército y al mando sucesivos e intermitentes  generales activos.

Una vez que El Rodeo I fuera tomado por la GN, la primera información oficial del evento estuvo a cargo del Comandante General de la Guardia Nacional Luís Alfredo Motta Domínguez quien hizo exhibición de muy particular del parque bélico que supuestamente fuera decomisado en esas instalaciones carcelarias https://rriverom.wordpress.com/2011/06/23/incompetencia-de-comando-en-operacion-policial-tiene-limites/.

Posteriormente, el 05/07/11, declara el general Néstor Luís Reverol Torres: “… informó… viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana, quien detalló que en el doble fondo de una de las paredes de la torre del referido penal fueron encontradas 52 pistolas, 7 revólveres y 35 cargadores de diferentes calibres…”.

En total en El Rodeo I, con una población de 2.500 presos fueron incautadas un total de 97 armas de fuego, entre ellas cinco armas largas, fusiles y ametralladoras de asalto y ocho granadas militares; es decir, un aproximado de un arma de fuego por cada 25 presos.

Si tomamos como referencia esa proporción de parque decomisado luego de la toma de El Rodeo I por la GN y la aplicamos a los 1.200 reclusos en El Rodeo II; deberemos además tomar en cuenta que, tratándose de una población de reclusos mucho más violenta, organizada y decidida; tanto como para resistir el asedio e impedir el asalto por continuados 27 días, deberemos asumir que la relación armas presos sería muy superior, por tanto, agreguemos un mínimo de 30% en el acumulado de capacidades bélicas.

Sobre ese parámetro, es posible estimar que los 1.200 reclusos confinados en las instalaciones de El Rodeo II bajo el mando del pran “El Oriente”, estaban dotados con un parque bélico no menor a sesenta y dos (72) armas de fuego y entre ellas, doce armas (12) largas y no menos de nueve (9) granadas de mano:

¿Dónde está ese armamento?

Y eso sin olvidar que las informaciones habían señalado que los reos de El Rodeo II, tenían para su defensa, una ametralladora .50

No han aparecido aún por lo menos ocho (8) fusiles, (8) ocho granadas, la ametralladora pesada .50 y sesenta (60) armas cortas.

A menos que, como no es difícil presumir en todo este aparataje de propaganda al cual se ha habituado y es consuetudinaria en esta administración, que se trata de todo un montaje y tanto las armas supuestamente decomisadas en El Rodeo I –cuyo primer lote fuera mostrado oficialmente por el general Motta Domíguez y el segundo por el general Reverol Torres–, no existían en esa cantidad y se trató simplemente de una habilitación propagandística con miras a dramatizar el asunto y a brindar el suficiente tiempo para que la solución negociada se hiciera indispensable a los ojos de la opinión y tomara cuerpo la alternativa; una cuya ejecución permitiera la liberación de un importante lote de los más violentos delincuentes confinados en la bien sobre poblada Cárcel de El Rodeo.

Vale preguntar:

¿Cuándo el mismo tipo de “solución” tomará cuerpo en uno u otro centro carcelario del país?

Puesto que como hemos podido recopilar en distintas fuentes, son varios los centros penitenciarios donde los reclusos exhiben a voluntad el tipo, calidad y la cantidad del parque bélico del cual disponen:

Indiscutiblemente

Aceptando una u otra sea la versión sobre los hechos que en casi un mes de zafarrancho de combate militar tuvieron como centro la Cárcel de El Rodeo; evidenciada la sostenida evasión para el tratamiento de los problemas y para la toma de decisiones por parte de Hugo Rafael Chávez Frías; materializadas las expresas y muy extrañas torpezas en el manejo de los asuntos de seguridad en todo el país tanto por el estamento militar como por el civil en posiciones de decisión; unido a la conocida y consistente distribución de capacidades bélicas –armas, municiones y explosivos– hacia sectores de la población civil, con la derivación de parte de esa importante capacidad de fuego hacia los grupos más violentos y decididos confinados en las cárceles en todo el país.

Recordemos

En abril de 2002 el más importante operador político de este gobierno, José Vicente Rangel Vale, frente a los movimientos y multitudinarias concentraciones de protesta de la oposición, gritaba en las altas esferas de gobierno “… que bajen los cerros que esos los caga…”

Ahora es un Adan Chávez en medio de la tragicomedia montada por su hermano Hugo Chávez y una vez que, de visita al “enfermo” en Cuba, supuestamente fuera ungido por los hermanos Castro, quien se atolondra y adelanta posiciones pretendiendo ser desde ya reconocido como el indiscutido sucesor y lanza su recordatorio sobre las otras vías, distintas a las elecciones para la toma y la conservación del poder.

Cuando el terror es retado o ya no paraliza ni mete miedo se reducen las capacidades para imponerlo, no queda otro camino a sus operadores que incrementar sus potencialidades por la vía más publicitada posible.

Nada de particular tiene que en algunas desesperadas, indecisas y enfermas piezas de este gobierno, se conciba y programe a la población penitenciaria –expresamente hacinada, violentada y armada–, como una fuerza de choque de ultima ratio de la cual se podrá disponer a voluntad en los momentos más críticos por venir y sobre todo para cubrir una retirada y así, corrigiendo aquel mensaje del citado operador político, ahora gritarán:

“… Que bajen los cerros con las armas que les entregamos y que suelten los presos armados, eso los caga más…”

Conclusión

Queda en los hechos confirmado y es quizás eso lo que algunas figuras de la oposición se niegan a pensar –pensar duele, mete miedo y quita el sueño– y mantiene en silencio a la MUD(os); en todo el territorio de Venezuela y como directa, actual y vigente amenaza en contra de todos y cada uno de los moradores de este territorio; al amparo de una caterva de imbéciles, operan así a sus anchas el crimen y los criminales y el resultado de ello, no puede ser otro.

Bien lo hemos adelantado cuando se nos precisa en cuanto al esperado día después y en cuanto a la salida que desde la perspectiva de la seguridad, se dibuja y percibe en el horizonte.

Ese día después, cuando un Hugo Rafael Chávez Frías, su corte de aduladores y la izquierda que le soporta en el poder, frente a la pérdida de sus posiciones de poder, tomen el camino que conducirá indefectiblemente a la matanza indiscriminada de civiles y en ese momento, al igual que cualquier país africano en el reciente pasado, como una Rwanda o como una Angola, se transitará por ese camino que irremediablemente conducirá a una implorada y luego forzada visita de: Los Cascos Azules.

Y ojalá, estemos totalmente equivocados.

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

3 Responses to Operan a sus anchas el crimen y los criminales

  1. Pingback: Serán idiotas en el papel de vivos, a la inversa o… « Rafael Rivero Muñoz

  2. Pingback: La impunidad se impone desde Miraflores « Rafael Rivero Muñoz

  3. Pingback: La Carnicera de Uribana asesinó cerca de 100 civiles confinados « Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: