Incompetencia de comando en operación policial tiene límites

Los marca una desfachatez en la complicidad

Rafael Rivero Muñoz

Caracas, 22/06/11

La aceptación de la opresión por parte del oprimido acaba por ser complicidad; la cobardía es un consentimiento; existe solidaridad y participación vergonzosa entre el gobierno que hace el mal y el pueblo que lo deja hacer.

Victor Hugo (1802-1885)

Pese a la necesaria extensión de la nota, indispensable resulta cuando menos compendiar y difundir texto y contexto de algunos particulares que, pese al programado silencio oficial, han quedado crudamente expuestos y a la vista de todos con el affaire de la Cárcel de El Rodeo.

¿Cómo una Guardia Nacional, institución destinada a la seguridad pública, hoy pareciera ocupar el puesto de impactante ejemplo de la más eficientemente estructurada, vigente y letal fuente de inseguridad?

Una institución que nació como Policía Nacional con la promulgación del Decreto Orgánico fechado en Caracas el 04/08/1937 que creó el Servicio Nacional de Seguridad y que, dada la férrea oposición castrense de la época, en los artículos 2 y 3 quedó adscrita al Ministerio de Guerra y Marina y ratificado luego fue con la promulgación de la Ley del Servicio Nacional de Seguridad (30/07/1938), quedando como Servicio Auxiliar del Ejército hasta que el 22/06/46 que la Junta Revolucionaria de Gobierno (Decreto Ley 349)) la hizo cuerpo autónomo y designada como cuarto componente de la FAN (Decreto Ley 288 27/06 y 439 21/11/1958); desde aquellas fechas, como invariable misión principal asignada: “La ejecución de las operaciones materiales de policía administrativa y judicial en todo el territorio nacional”

Setenta y tres años de existencia y en más de cinco décadas de algunas graves experiencias observadas en la seguridad pública pero jamás, se podría afirmar sin temor a errar, se esperó que el progresivo deterioro, hoy un acumulado, pudiese llegar a los niveles que se están observando.

Son 24 años los que han pasado desde aquel letal evento en Abdobadú en Perijá que dejó claras evidencias de algunos severos problemas en proceso de acumulación y su acotación, permite ubicar algunos términos del problema estructural y administrativo de la seguridad pública en Venezuela y dada la permanente pretensión y obsesión de la política y de los políticos, por mantener la capacidad de respuesta orgánica policial –técnicamente de exclusivo tratamiento civil–, bajo el impertinente e inadecuado ámbito de operaciones militares.

Ayer

La Masacre de Abdobadú, Sierra de Perijá, estado Zulia junio de 1987:

  • Unidad de la Guardia Nacional en operaciones de selva y acampada en un bajo
  • Más de diez días y abandonada a su suerte y ya sin provisiones
  • A la espera de un contacto radial que se les negaba y de un relevo que no podía llegar puesto que el Jefe de Operaciones regionales en el Zulia estaba fuera de su comando y en un sarao donde sería condecorado por autoridades colombianas en Barquisimeto
  • La Comandancia General de Operaciones en Caracas, no tenía información alguna de la operación y se enteró de la masacre por la prensa
  • Los cuatro centinelas de la unidad en operaciones, sorprendidos por los primeros disparos de un ataque de la guerrilla colombiana, abandonaron sus posiciones, las armas y se despojaron de uniformes y sin siquiera avisarle del peligro a la unidad, huyeron despavoridos de la escena del ataque
  • Uno de los centinelas, el del flanco Norte, en su carrera seria ayudado por campesinos que lo orientaron y luego llevaron hacia la carretera más cercana y así se presentó a un puesto de la GN, sin arma, sin uniforme, sólo vistiendo franela, interior y descalzo.
  • En el ataque a la unidad, los tiradores de la guerrilla colombiana ocupando las mismas posiciones altas donde habían estado destacados los centinelas, aniquilaron uno a uno a los integrantes de la unidad
  • Los heridos fueron rematados y le aplicaron el “Corte de Corbata” y todos fueron despojados de sus fusiles, munición y equipos bélicos
  • Saldo 19 efectivos muertos, además de un teniente recién incorporado a las fuerzas, dado por muerto por los atacantes; herido quien sin atención sanitaria preventiva, propia o ajena, ya tenía gusanos en la cuenca ocular cuando fue rescatado
  • La institución frente a estos hechos que dejaban evidenciadas enormes y graves fallas en la estructura de mando y conducción, jamás informó al país de los resultados de la investigación técnica, de los correctivos e internamente no se emitieron las derivadas “Órdenes de Servicio” y correctivos
  • Que se tenga conocimiento, en los últimos 24 años, no han sido aplicadas sanciones a los responsables de esos hechos y menos aún, oficiales medios, superiores y generales fueron en su momento sometidos a juicio; antes por el contrario, el Jefe de Operaciones Regionales condecorado por los colombianos en Barquisimeto mientras sus subalternos eran masacrados, sería luego, en su fecha, ascendido de rango.

Hoy

Ante estas nuevas e impactantes evidencias de palmarias deficiencias técnicas, pertinente es que queden anotados y en beneficio de una mejor presencia en el futuro de toda la estructura de seguridad pública en Venezuela.

Son algunos los pormenores importantes del antes, durante y después de estos particulares desempeños cuasi o definitivamente ilícitos y ya de repetida y continuada difusión en los últimos doce años; tanto en el ámbito técnico policial de mando y conducción –el militar queda para los militares– como y en cuanto al comportamiento político y técnico administrativo de los funcionarios del alto, medio y bajo rango en el gobierno de Venezuela.

Conductas que hoy, frente a estas ilícitas y retorcidas actividades –cuando no aparatosos y si muy letales– puestas de bulto en estos eventos en curso a partir del doce de junio en el penal El Rodeo y que en sucesivas estampidas tras diez días de continuidad, siguen brindando palmarias muestras de incapacidad, de incompetencia; cuando no, de simples o de muy complejas implicaciones criminales.

Introducción

Funcionarios de uno y otro poder –cinco en la nueva Constitución de 1999– quienes en conjunto y por separado pareciera se dejan arrastrar por la resaca de un tsunami de incompetencias criminales y quienes por propia voluntad y en expreso –catadura ya de habituación; acostumbrados a la inercia de esta circunstanciada eficiencia de la maquinaria de complicidades–, que operan al amparo de la arbitrariedad que les garantiza el puesto de trabajo y un enriquecimiento rápido y, sólo por los momentos, el disfrute tanto de esos privilegios que les ciegan por los montos líquidos en dinero, como por esa creciente impunidad que a la vez que hunde a esto que llaman gobierno revolucionario, les sumerge a todos en lo personal, en las profundidades del crimen, “organizado” o no.

Ni siquiera y a pesar de sus rimbombantes títulos y experiencias universitarias, ha estado ni están en capacidad para comprender y percibir los anunciados riesgos –tampoco lo percibió en su momento el veterano Slobodan Milošević– para guardar comedimiento y compostura o por lo menos articular y simular una capacidad administrativa y profesional que eventual e individualmente pudieren exhibir y documentar ante cualesquiera fueren las instancias internas o externas que les demande en un futuro respuestas y les imponga los derivados de la ignorancia o violación de sus deberes y responsabilidades.

Militares contra civiles

Pasados ya diez días de esta cómica pero letal batalla militar en el Penal de El Rodeo, donde aún con las armas se enfrentan 4.500 y tantos Guardias Nacionales –con el apoyo de más de 400 paracaidistas– contra una población civil de 3.600 reclusos confinados en una o varias edificaciones de cuatro plantas.

Lo prosaico del asunto es lo que ha dejado al descubierto y para la historia, la chapucería de una incapacidad política y técnica jamás conocida en el mundo, al menos no en Venezuela; esa chapuza transmitida en directo y que nos trae a la memoria las hilarantes escenas de los inicios del cine mudo en el siglo pasado.

Si no fuera por la desgracia que se ensaña –en cada una de sus imágenes y cada una de las escenas captadas y registradas– en contra de seres humanos y las dolientes madres, esposas e hijas, la risa nos invadiría como en aquellos sketch del Escuadrón Mete la Pata; sólo que esta vez se trata del crudo drama que vive una decadente Guardia Nacional con su jefe político como Mascarón de Proa; un Tarek El Aissami en el papel de Penélope; todos tratando de salvarlo y de salvarse; de salir y de sacar las patas del barro de su propia cosecha.

Conflagración armada con un despliegue y posicionamiento a voluntad de unas fuerzas militares que, rodeando por todos los costados un cercada terreno no mayor a tres hectáreas de superficie sin mayores elevaciones o cotas abruptas y con obras civiles para el tránsito peatonal y vehicular que relacionan las edificaciones carcelarias y donde el contingente militar en la línea –cinco a uno para este momento– ha logrado mantener confinados a los civiles presos.

Infografía tomada de El Nacional

Táctica

Como procedimiento militar sobre el “Teatro de Guerra”, a los civiles presos se les ha privado del acceso a alimentos y agua, de los servicios de electricidad y de la asistencia sanitaria a los heridos y así, sujetos al rigor de esa batalla a “plomo limpio”, esos civiles, aparte de ver morir a los heridos sin atención médica, no cuentan más que con sus propias capacidades y reservas; no tienen apoyo externo; están y permanecen confinados bajo fuego letal y dentro de las edificaciones; lugares que no tienen vías o rutas abiertas –aéreas o subterráneas– que les permita desplazamientos o maniobras de cobertura para evadir a los efectos de las balas, las granadas y los cohetes; menos aún, tienen posibilidades de escapar de ese cerco militar.

Con fuego de armas a discreción, ambos bandos mantienen sus posiciones; diez días de disparos de fusiles, ametralladoras, pistolas, revólveres, escopetas,  granadas de fusil y de mano; con el uso de tanquetas militares y el disparos de sus cañones; con el estreno de los primeros tiros de los más recientes cohetes rusos importados por Venezuela.

De IV generación o más bien degeneración

Batalla que por cierto, después de iniciada con un primer lance el domingo 12/06/11 que dejaría saldo de muertos –que el gobierno cifra en 19 pero otras informaciones lo tasan hasta en 37– y aún a sus más de doscientas cuarenta horas de continuidad medidas a la fecha de redacción de esta nota, no ha terminado con el sometimiento, el desarme, la rendición o la muerte de los sitiados puesto que éstos, concentrados ya en una parte del complejo que se conoce como Rodeo II, reconocen para los medios de comunicación que tienen parque mientras afirman no estar dispuestos a deponer las armas y seguirán resistiendo a una sola voz: “… Moriremos con las botas puestas…”

“… La victoria es el principal objetivo en la guerra. Si se le retarda mucho, las armas se embotan y la moral baja…” (Sun Tzu)

Con novedades en el frente

Demanda nuestra atención ahora el abreviado primer balance oficial dictado a las cien horas de iniciada la batalla; esta vez y en sustitución del minpopoinjust Tarek El Aissami, por el jefe de operaciones a cargo y Comandante General de la Guardia Nacional, general Luís Alfredo Motta Domínguez; transmitido en un muy breve lapso de no más de cinco minutos y once segundos, el viernes 17 de junio (19:37) por el canal oficial VTV:

En un lugar cerrado, rodeado el general de un personal subalterno civil y uniformado y de varias mesas y contenedores habilitados al efecto y con el contenido de lo que él dice es sólo una parte de la caleta capturada en “… ocho horas de fuego…”; ya al final de su intervención, discrimina un inventario del parque y de efectos capturados:

  • Siete (7) Fusiles
  • Tres (3) Carabinas
  • Cinco (5) Escopetas
  • Una (1) Ametralladora Ingram
  • Veinte (20) Pistolas de distintos calibres
  • Cuatro (4) Revólveres de distintos calibres
  • Sesenta y tres (63) Cargadores de pistola
  • Ventiocho (28) Cargadores para fusil
  • Ocho (8) Granadas de mano
  • Cuarenta y cinco (45) kilos Cocaína
  • Varias computadoras, celulares y otros efectos no discriminados

Preliminares:

Este inventario es presentado como el balance oficial de lo que se alega es sólo una parte del parque de armas, explosivos, municiones y otros efectos incautados a los reclusos ya sometidos y bajo control del Penal de El Rodeo I, unos 2.500.

1. Sobre esta exposición del general, información y sobre todo su balance final, han de ser destacados algunos de los detalles captados en las imágenes transmitidas.Mientras el general de la Guardia Nacional Luís Alfredo Motta Domínguez eufemísticamente se refiere a los presos como “privados de libertad” y hace una distinción precisa entre “pranes” los que dominan y controlan a los presos al interior del penal; a los que menciona como  secuestrados bajo el control de los pranes, los “liberados” así denominados los ya sujetos a custodia de la Guardia Nacional; los trasladados a otros penales y los heridos en hospitales; pero expresamente nada dice de sus “privados de libertad” que murieron en la balacera.

Nada en imagen y voz indica a todo lo largo de su filípica, que el general tenga claro y pueda informar en concreto sobre el asunto militar y administrativo a su cargo puesto que, en su rendición de cuentas o información, no hace referencia menos aún muestra o demuestra, tener en su poder los indispensables instrumentos y documenrtos pautados por leyes y reglamentos y propios a las actividades regulares y legítimas de los “Órganos de Ejecución Material de las Medidas y Operaciones de Policía” que, en esta ocasión, fueron ejecutada en exclusiva por ese órgano militar a su mando y con apoyo de los otros componentes castrenses adscritos al Ministerio de la Defensa.

En este caso; nos referimos a los insustituibles e indispensables listados discriminados de presos; a saber:

La lista general del total de la población recluida en el Penal El Rodeo con indicación del particular que individualiza a cada sujeto, su causa, situación legal, tribunal que atiende su situación y que, en este caso, autoriza el traslado ejecutado; con cita, clave o marca que indique condiciones de salud o por lo menos:

i.     Una lista parcial de los reclusos trasladados a otros recintos carcelarios, con indicación del lugar y de las condición de ese nuevo confinamiento.

ii.     Una lista de los heridos y con mención de los hospitales donde fueron trasladados para su atención clínica y estado de salud al momento de emitir la información oficial.

iii.     Otra lista definitiva o parcial con las identidades de los reclusos ya cadáver, identificados a plenitud o aquellos aún en proceso de identificación.

iv.     Y la última y más importante de las listas, a todos los efectos de la subsiguiente operación militar. Aquella lista con la identidad completa de todos y cada uno de los presos que según ese balance de la población en sus manos y por descarte, aún se asume permanecen en las instalaciones no controladas por la GN, fuere que estuvieren atrincherados, voluntaria o involuntariamente, fuere muertos o heridos.

La carencia y exhibición de estos instrumentos administrativos; que después de 250 horas continuadas de actividades de policía y a todos los efectos, no se disponga de información oficial precisa sobre las individualidades que integran un contingente humano bajo custodia del gobierno, brinda evidencia cierta del tipo de tratamiento y de consideraciones administrativas ajenas a toda dignidad humana; esquemas militares o policiales sólo conocidos y aplicados en la URSS de Stalin, en la “Solución Final” de Hitler o en los programas de exterminio de Slobodan Milošević.

2. Mientras el general de la Guardia Nacional Luís Alfredo Mota Domínguez hace una distinción precisa entre los fusiles, las carabinas, las escopetas, las ametralladoras, las pistolas y los revólveres, granadas y la cocaína:

  • Nada se dice de un hecho que queda así expresamente en el olvido y bajo el silencio oficial, sobre si los efectivos que lograron tomar “… bajo intenso fuego…” parte del penal y localizaron y decomisaron ese lote de armas, drogas, celulares, computadores y otros efectos que arrebataron de manos de los presos y que mostró a las cámaras, también en la operación o en la ulterior requisa del lugar incautaron otros efectos.
  • Nada dice, repetimos, sobre la incautación de dinero en efectivo; el correspondiente a ese acumulado parcial o total de ese momento; de esas supuestas y enormes sumas de liquidez que según oficialmente –los propios voceros del gobierno lo afirman y reafirman– manejan a discreción las mafias carcelarias bajo el dominio de los llamados “Pranes”.

¿PRAN, qué, por qué, para qué, quiénes se benefician?

Extractos de informaciones no expresamente desmentidas y tomados de los más comunes y populares medios de comunicación abierta en Venezuela, El Nacional, El Universal, Últimas Noticias y algunas notas internacionales http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/06/110620_venezuela_rodeo_mafias_carceles_jp.shtml.

¿Son especulaciones; son ciertas; son falsas; son media verdad o media mentira?

Materia reservada por ley a la FGR  y no corresponde la respuesta a la redacción de esta nota.

Y no existen pruebas puesto que eso sólo podrá ser dirimido en sentencia firme. Una vez que la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, quien detenta el monopolio de la acción penal, asuma alguna vez sus deberes y responsabilidad de investigar, probar o negar técnicamente y en audiencia pública controvertida, cada pieza de información en particular.

Mientras ello no ocurra y exista esa sentencia firme, si bien es cierto que no se señala como responsables a uno u otro sea el funcionario civil y/o militar, tampoco jamás quedarán eximidos de las responsabilidades:

De por vida y hasta la eventual prescripción de la acción penal de acuerdo a la calificación del delito, seguirán ocupando un puesto en la casilla y en la frente llevarán el sello de sospechosos.

Pran ámbito político

  • “… En las cárceles hay concordancia y armonía entre los pranes y las autoridades… hay directores de cárceles que se sientan a negociar directo con los líderes… La figura de los pranes es productiva para algunos reos y para las autoridades… Y mientras más caos haya, más productivo será el negocio de venta de armas, de municiones y de droga…
  • …  El principal es el que decide a quién vende las armas, qué se vende en las cantinas, maneja la droga y hasta quién vive dentro de las distintas áreas del penal, y nosotras sólo nos limitamos a traer el dinero para que ellos adentro puedan vivir lo mejor posible…
  • … los pranes se convirtieron, desde hace 15 años, cuando comenzaron a tener auge, en la pieza clave de las mafias y en la corrupción que hay intramuros’. En las cárceles… la ley no existe, ahí el que domina es el más fuerte, el que controla las armas y el tráfico de droga…
  • … desde hace 2 años, el gran líder Tarek El Aisami le prohibió a los efectivos de la GN el pase y número (el conteo presencial) y las requisas por sorpresa a la población penal lo que incrementó el desorden el caos y la caleta de fusiles, ametralladoras y drogas, convirtiendo a los ‘pranes’ en amos y señores de las cárceles…  al igual que instituyó, permitió, se hizo el loco con las pernoctas de familiares y prostitutas y fiestas en los fines de semanas en los penales, los oficiales, GN y empleados lo responsabilizan de esta tragedia y de que ellos pongan su cuerpo como carne de cañón, “’por alcahueta, cabrón, pues permitió con sus acciones que la situación de las cárceles se nos fuera de las manos…
  • … La noche del sábado tanto el ‘Yiofre’ y ‘Oriente’ conversaron vía celular con el ministro de Interiores, Tareck El Aissami ‘no menos de 20 veces’. ‘Tienen un nivel de trastorno’, dijo El Aissami.  En esas conversaciones el par de pranes le habrían dicho a El Aissami que ellos querían morir como ‘unos héroes’…”

Pran ámbito técnico

  • “… El control del pran no es más que ese liderazgo que tal vez tenía esa persona dentro de una estructura delictiva, trasladado al encierro de la cárcel. Para el principal resulta más provechoso desde el punto de vista del estatus y de su seguridad controlar todo desde adentro de una cárcel que exponerse a los peligros de la calle, porque además, en libertad no puede tener el control de manejar a su antojo a 1.500 hombre, mientras que en la cárcel sí…
  • … son los reos, sobre todo sus líderes (conocidos como pranes) los que tienen el control de los recintos y no las autoridades, como deberían…
  • En Venezuela … el poder del pran va más allá del simple control de los centros penitenciarios. Ellos influyen en las decisiones que se toman en los tribunales…
  • … Todo lo que ocurre en una cárcel… tiene que contar con la autorización del pran… el pran tiene casi siempre la fuerza para remover a los directores de los penales, siempre tienen los números telefónicos de los Directores Generales de Servicios Penitenciarios del Ministerio de Interior y Justicia…

Infografía tomada de El Nacional

Pran ámbito económico

  • … El poder del pran son las armas y la violencia. ‘Cuando yo empecé en ese negocio (de ser pran), era malo. No perdonaba errores a nadie. Si se me ‘montaban en la acera’ (equivocarse) o si se ‘comían una luz roja’ (no permanecer en sus celdas mientras el pran guarda las armas) los quebraba en seguida sin piedad: ¡Pum! ¡Pam! Par de tiros y listo…
  • … Un informe elaborado por los funcionarios de este ministerio indica que un ‘pran’ puede ganar anualmente hasta 10.860.000 bolívares (un poco menos de 1 millón al mes), producto de los negocios que maneja, pues al final toda la economía penitenciaria gira en torno a lo que el líder permite..
  • … En recintos donde hay un solo (pran), los dividendos se reparten entre él y los luceros, por lo que cada cual puede ganar unos 20 millones de bolívares (20.000 bolívares fuertes). Sin embargo, en lugares como el Rodeo (recuerde, escrito antes de septiembre de 2009), los pranes evitan la repartición, con lo que una persona en prisión podría obtener 200 millones de bolívares (200.000 bolívares fuertes) al mes)…
  • … En las cárceles venezolanas abundan los negocios ilegales … Se trata de distribución de drogas, compra de armas, organización de secuestros, protección a reclusos, e inclusive venta de comida…

“… El ministro Tareck El Aissami los llama ‘mafiosos’, ‘criminales’, ‘que están consumiendo’ estupefacientes, Elías Jaua los acusa de ‘esclavizar’ a los internos y, desde el pasado viernes, de ser los responsables de impedir la toma del Rodeo II por parte de las autoridades… se refieren a los ‘pranes’ y sus ‘luceros’, parte de la organización que se ha desarrollado dentro de las cárceles venezolanas producto – como denuncia Humberto Prado, director de la Organización Venezolana de Prisiones- del abandono por parte del Estado venezolano…”

Infografía tomada de El Nacional

El parque incautado

En cuanto a los instrumentos sin el dinero, lo único anunciado y mostrado como resultado de la actividad hasta ahora parcial de sus subalternos, el general Comandante de la Guardia Nacional olvida mencionar detalles de importancia a los efectos tanto de una consistente información oficial que debe a sus superiores, como la pertinente documentada y sustentable frente al país, luego de 100 horas de ausencia de información oficial; a menos que, ello, siendo una orden superior del minpoppoinjust Tark El Aissami, se obvie en expreso dada las enormes y graves implicaciones derivadas.

Llaman la atención algunas particularidades de algunas piezas de ese parque militar que afirma fue incautado en manos de los presos o como se  pretende ahora denominarlos en la “humanista” calificación de gobierno, los “privados de libertad”.

En expreso o es ambiguo el general Luís Alfredo Motta Domínguez, Comandante General de la Guardia Nacional o es que no se atreve a discriminar los calibres específicos de los lotes de armas, prefiriendo cubrir ello con un genérico “de varios calibres”.

  • A la luz queda en el video y salvo prueba en contrario, la imagen de algo muy parecido a los muy conocidos cargadores curvos rusos de 30 tiros; indicaría ello que los presos tenían también en su poder fusiles de guerra de la más reciente adquisición del gobierno de Hugo Chávez y de muy reciente dotación a los efectivos de la Guardia Nacional –hace apenas dos o tres años–, bajo el mando del general.
  • Serían piezas complementarias a los ya famosos fusiles rusos Kalashnikov o AK-47 de calibre 7,62×39, arma que como es bien conocido, siendo del mismo calibre, no puede disparar el calibre 7,62×51 del otro fusil belga FAL, el viejo y ya descontinuado fusil de norma de la GN. Ninguna pieza de esos fusiles AK-47 al cual están destinados estos conocidos cargadores, aparece en el video de la información del general.

¿Cuántos fusiles rusos AK-47 tenían entonces los presos del El Rodeo I? No sabemos.

  • Se observa además a los treinta y tres segundos de correr el video, lo que aparentan ser piezas que si bien fueron comunes en los conflictos europeos son de muy excepcional presencia en un lote de armas en Venezuela. Serían dos de los muy especiales cargadores o tambores destinados a incrementar substancialmente la capacidad individual de fuego de un AK-47
  • Si es lo que parece ser; son dos cargadores de tambor de fabricación china destinado a ese fusil ruso en exclusivo y para dotar con un cargador de 75 tiros cada uno, al poseedor o usuario de esa arma.
  • Piezas como ese tipo de tambor o cargador para AK-47, sólo es posible obtenerla a buen costo y bajo preciso encargo en los predios del fabricante o de casas especializadas; no se consiguen estos tambores ni son de venta ordinaria en armerías privadas. (http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=Dnrfq7nix-I)

En cuanto a calibres:

  • En fusiles los dos citados calibres 7×62 (sea x39 AK-47 y sea el x51 del FAL); los 7,63 o calibre .30 de las viejas carabinas americanas M2 de la Segunda Guerra Mundial; los .223 ó 5,56mm de los AR-15 y de su versión militar el M-16; los calibre .38 ó 9 mm de las pistolas y ametralladoras; los .38 ó 9mm de los revólveres y los cartuchos calibre 12 para escopetas.

En cuanto a cargadores

Todos aprovisionados con proyectiles, se distinguen por sus capacidades individuales en unidades de munición:

  • Para las armas pequeñas se observan los clásicos 9mm para trece y veinte tiros de las pistolas, los adaptados para treinta y treinta y dos tiros para pistolas y ametralladoras 9mm.
  • Para las armas largas, los veinte tiros de los FAL, los treinta tiros de las carabinas, los treinta tiros de los AK-47 y las dos raras piezas de colección del AK-47 para contener setenta y cinco tiros cada uno.

Ocho (8) granadas militares de por lo menos tres modelos y dos usos y en manos de dos efectivos militares que lo muestran a las cámaras, un cuñete repleto de proyectiles de varios calibres, sin mayores detalles.

Desempeño militar de la GN en un frente de batalla

Las imágenes dicen mucho de la disciplina de fuego en el despliegue de capacidades sobre el terreno:

Precisan algunas informaciones en los medios:

“… a los GN los mandaron como ‘carne de cañón’ sin el equipamiento adecuado, sin escudos antibalas y otros equipos de operaciones especiales, entenderás que era previsible que haya muertos por fallas de comando…

… el teniente muerto fue atropellado por un tanque de asalto de la Guardia Nacional y luego fue que recibió un tiro…

… eso fue un desastre. Comenzó dirigiendo el gb Benavides Torres, la vaina era tan chambona que lo sustituyó el gd Ortega Castillo, (inscrito en el Psuv) Jefe de operaciones de la GN y el desastre fue tan vergonzoso que terminó tomando el mando el comandante general de la GN mayor general Motta Domínguez… el desastre es una vergüenza…

… creyéndose Rommel, Patton y Mc Arthur… esos carajos no tenían nada planificado, Bicha… aplicaron el POB editado por Eudomar Santos: “Como vaya viniendo, vamos viendo” y disparando… carajo!
De pronto hubo reclusos asfixiados y quemados… por qué?…

… los tres chiflados jefes de la GN intentaron disparar los lanzacohetes rusos recién estrenados y… no esplotaron… no les quitaron los seguros… se trajeron a los paracaidistas e infantes del Batallón Bolívar que les quitaron el seguro y pudieron dispararlos…

… el sábado en la tarde mandaron ambulancias y camiones de basura que luego de ser atiborrados ¿? salieron el penal a las 11 pm, no se sabe con cuál rumbo ni con cual carga, la mañana siguiente 20 colectivos del Sitsa salieron de El Rodeo, custodiados, no se sabe si con vivos o con muertos a toda velocidad, además de tres metrobuses verdes que… oh, oh.. ¡Se accidentaron en la vía a Higuerote!!!!!… (http://noticiascentro.com/noticias/detalle/5596

Antes, durante y después

Una de las constantes que abarca los tres ámbitos temporales y que señalan hacia muy precisas responsabilidades de comando y conducción de una fuerza militar como la Guardia Nacional, responsable único de la custodia externa de los penales en todo el país, está precisamente en el tema de las armas, explosivos y municiones y su presencia en manos de reclusos en las distintas cárceles de la República.

Tomada como un  ejemplo para la nota anterior, en la galería de fotos incorporada se dejó constancia gráfica de ello https://rriverom.wordpress.com/2011/06/16/tarek-el-aissami-sus-carceles-en-venezuela/ y si bien resulta grave, un detalle es a destacar, salvo la carabina .30, el resto de todas las armas, pistolas y ametralladoras, eran de un mismo calibre; el asunto con esta nuevo evidenciado parque, que sólo es una parte como lo afirma el comandante general de la GN, es la presencia de armamento mucho más potente como lo son las armas del calibre 7,62 Nato; son fusiles militares.

También en otras cárceles el asunto de las armas en cosa de rutina, en Falcón como se mostró en la nota anterior y en Margarita también:

Kalashnikov AK-47 7,62×39

Nos topamos en El Rodeo con la evidencia de que los presos tienen en sus manos ejemplares de los famosos  fusiles rusos AK-47; un tipo de arma que apenas en 100.000 unidades llegó al país a finales del año 2005 y con el cual apenas hace dos o tres años fue dotada la Guardia Nacional en sustitución de los viejos fusiles belgas FAL.

Es decir que, en apenas unos meses –iguales o menores a 24– queda demostrado, fusiles de guerra AK–47 de dotación regular de la GN, pasaron a poder de los presos, al menos en la Cárcel de El Rodeo; más aún, munición y cargadores especiales para altos desempeños bélicos, como se detallo, han sido y siguen siendo extraídos de alguna forma de arsenales militares, ofertados y vendidos a los presos y, bajo el amparo de funcionarios de la GN en distintas dependencias y estratos de mando y supervisión, entraron en ese penal y están a disposición de los pranes.

.50 BMG ó calibre 12,7 × 99 mm OTAN

Quieran las circunstancias que las informaciones y ulteriores aseveraciones de expertos conocedores del mundo militar y que la aprehensión y el temor que demuestran y embarga al comando de las fuerzas de la GN desplegadas no sea una confirmación; que sean falsas informaciones, opiniones y simples expresiones de incompetencia; que los pranes del Rodeo II no tengan realmente en su poder una pieza de armamento militar del calibre 12,7 × 99 mm OTAN o .50 BMG.

Vale recordar de nuevo a todos y cada uno de los comandos superiores ubicados en la cúspide y al mando de la Guardia Nacional, los de ayer, los de  hoy y los de mañana, precisos términos pautados por las normas vigentes en Venezuela y derivadas de su adhesión y ratificación vigente a partir del primero de julio del 2002:

Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional

… Artículo 28

Responsabilidad de los jefes y otros superiores

Además de otras causales de responsabilidad penal de conformidad con el presente Estatuto por crímenes de la competencia de la Corte:

a) El jefe militar o el que actúe efectivamente como jefe militar será penalmente responsable por los crímenes de la competencia de la Corte que hubieren sido cometidos por fuerzas bajo su mando y control efectivo, o su autoridad y control efectivo, según sea el caso, en razón de no haber ejercido un control apropiado sobre esas fuerzas cuando:

i) Hubiere sabido o, en razón de las circunstancias del momento, hubiere debido saber que las fuerzas estaban cometiendo esos crímenes o se proponían cometerlos; y

ii) No hubiere adoptado todas las medidas necesarias y razonables a su alcance para prevenir o reprimir su comisión o para poner el asunto en conocimiento de las autoridades competentes a los efectos de su investigación y enjuiciamiento.

b) En lo que respecta a las relaciones entre superior y subordinado distintas de las señaladas en el apartado a), el superior será penalmente responsable por los crímenes de la competencia de la Corte que hubieren sido cometidos por subordinados bajo su autoridad y control efectivo, en razón de no haber ejercido un control apropiado sobre esos subordinados, cuando:

i) Hubiere tenido conocimiento o deliberadamente hubiere hecho caso omiso de información que indicase claramente que los subordinados estaban cometiendo esos crímenes o se proponían cometerlos;

ii) Los crímenes guardaren relación con actividades bajo su responsabilidad y control efectivo; y

iii) No hubiere adoptado todas las medidas necesarias y razonables a su alcance para prevenir o reprimir su comisión o para poner el asunto en conocimiento de las autoridades competentes a los efectos de su investigación y enjuiciamiento.

Conclusión

Ya en la nota anterior citada, dejamos asentado suficientes elementos que señalan las potenciales responsabilidades –directas, actuales, vigentes y que no prescriben por calificación y ámbito jurídico de su juzgamiento– del Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y de Justicia de Venezuela, Tarek El Aissami; ahora se señalan las potenciales en cabeza de todos y cada uno de los comandantes de todas y cada una de las unidades administrativas de la Guardia Nacional, comenzando por sus comandantes generales actuales y quienes les han precedido en esos mandos en varios períodos.

Salvo sentencia firme en contrario y vistos los elementos de información expuestos, todos y cada uno de ellos tienen cuotas de responsabilidad en estos asesinatos individuales y en estas repetitivas masacres al interior de todos los penales venezolanos sujetos a su custodia.

Si esa exigible responsabilidad resulta ser el derivado de:

a) una programada y voluntaria ejecución de una política de Estado que sustenta el endocidio como necesaria alternativa de la revolución ante el problema de la inseguridad;

b) por el contrario se adelanta para la permanencia indefinida en el poder del líder Hugo Rafael Chávez Frías;

c) por negligencia, complicidad o cobardía.

El problema al cual están enfrentados individualmente los antiguos y nuevos comandos de la Guardia Nacional no son esas consideraciones; el problema central para ellos radica en un axioma de mucho peso en un juicio público e imparcial:

“… No es admisible y nadie puede alegar en su defensa, su propia torpeza…”

Anuncios

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

11 Responses to Incompetencia de comando en operación policial tiene límites

  1. ricoche says:

    ¿ Por qué se imagina usted , que quitaron la materia Moral y Cívica?. Aquí está la clave de todo nuestro deterioro moral social. La cuarta nos prostituyó y la quinta ( mal llamada) nos tiró prostituido a los cubanos. Este país es una desgracia. Tiene SIDA social, no tiene anticuerpo que haga defender el cuerpo social del gobierno.

  2. Pingback: Operan a sus anchas el crimen y los criminales « Rafael Rivero Muñoz

  3. adan says:

    no hijo, el que no tiene ni la mas remota idea de lo que es estar en un tiroteo eres tu, me refiero al autor de este articulo. y te lo dice una persona que si conozco de esta materia, esto no es peliculita gringa,con la que te han engañado siempre, primeramente la GN es un cuerpo entrenado, cuando el factor sorpresa prevalece,hay muertos y heridos, que fue lo que sucedio en este caso,se penetra al area en cuestion no para matar, si no para neutralizar, esto no es “CARANDIRU”, que muchos lo pedian a gritos, para luego acusar a la GN de asesinos, ellos los guardias actuaron profesionalmente,,averigua que sucedio en el penal de Brasil denominado CARANDIRU,en el año 91 o 93, bueno si no me equivoco,

  4. Pingback: “Brigadas Iris Varela” « Rafael Rivero Muñoz

  5. Pingback: Sociedad de criminales reorganiza la inseguridad « Rafael Rivero Muñoz

  6. Pingback: Comisario Rivero Muñoz: Sociedad de criminales reorganiza la inseguridad | Impacto CNA

  7. Pingback: La Carnicera de Uribana asesinó cerca de 100 civiles confinados « Rafael Rivero Muñoz

  8. Pingback: MILITARES: LA PARAGUA certifica la muerte de las FAN – Chávez - Noticiascentro

  9. Pingback: EL CONTROL DE IRIS VARELA EN LAS CARCELES DE VENEZUELA | Caballo de madera

  10. Pingback: Son 27 los suicididos o suicidados en Uribana | Rafael Rivero Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: