Artero asesinato de Hugo Rafael Chávez Frías

Las truculencias cubanas disimulando están esta “… conspiración a la vista de todos…”[i]

Rafael Rivero Muñoz

@rarmuz

Caracas, 21/03/13

  • Slide3“… la mentira… en cuanto mentira política no es individual sino social, afecta al receptor tanto como a las formas de la memoria colectiva, a la cual modifica, destruye u oculta…”

Ana María Martínez de la Escalera

Nicolás Maduro Moros, en función de presidente encargado, firma el lunes 18/03/13 el Decreto N° 9.419 confiriendo la “Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela” en su Primera Clase “Espada”, a los siete integrantes del equipo médico cubano bajo cuyos voluntarios desempeños –individuales y colectivos, continuados y sostenidos en el tiempo–, se diagnostica, se trata y se precipita a la muerte al paciente Hugo Rafael Chávez Frías.

Con esta reciente y última incidencia sobre la programada y violentada muerte del presidente de Venezuela en funciones, Hugo Rafael Chávez Frías –un verdadero magnicidio–, se han superado en exquisiteces criminales y truculencias a cualquiera sea la realidad conocida y, definitivamente, se han dejado pálidas y sin brillo, cualesquiera fueren las patibularias descripciones del más reconocido escritor en su más elaborado y mejor narrado suspenso de novela negra.

Se condecora  a los sospechosos de un magnicidio

Y es así que el presidente encargado de Venezuela, impone la más alta condecoración oficial a siete sujetos quienes, salvo prueba irrefutable en contrario –hasta hoy y soportado en las únicas informaciones conocidas y en ausencia de un Certificado de Defunción jurídicamente válido y validado–, son de forma inapelable, los primeros responsables y directos ejecutores de los severos padecimientos físicos y de la muerte de su predecesor.

Una provocada muerte que hace de Nicolás Maduro Moros en lo individual y personal, la descollante y más visible cabeza sobre la que se posarían las miradas de todos los interesados y si fuere que alguien, asumiendo los riesgos, intentara alguna vez responder la vieja y famosa pregunta:

¿A quién beneficia el crimen?

Ya en notas anteriores hemos insistido sobre los extraños y hasta sospechosos desempeños médico–clínicos a los cuales fuera sometido Hugo Rafael Chávez Frías a partir de aquel momento del preliminar diagnóstico que, a “pepa de ojo”, le fuera anunciado  por su mentor Fidel Castro Ruz.

Algunos expertos han sido precisos al asomar la posibilidad de un primer diagnóstico errado, que fue seguido de una primera intervención quirúrgica a la que se incorporó un tratamiento contraproducente; una segunda deficiente intervención quirúrgica que, pese a corroborarle lo errado del primer diagnóstico al equipo médico, éste persistió en un tratamiento errado que, según se afirma ahora, bloqueo el sistema inmunológico del paciente al hacer resistente la veerdadera tumoración al tratamiento clásico para esa modalidad de cáncer.

Una tercera intervención que impuso una cuarta; destinada esta última, a la reparación y reforzamiento de estructuras óseas de columna y cadera, en una modalidad de desempeño médico–clínico para la cual no existe experiencia certificada en Cuba.

Sospechosos

En términos prácticos y salvo prueba en contrario, tanto el equipo médico tratante con su enunciado y no desmentido errado hacer, como el espacio físico donde una y otra vez fue intervenido el paciente en el llamado CIMEQ, se convirtieron, la última en Sala de Torturas y los primero en sus torturadores.

Salvo una investigación técnico–criminal que permita reconstruir al detalle y paso por paso todas y cada una de las intervenciones médicas y clínicas desde el mismo momento de la ejecución de los exámenes preliminares, pasando por las pruebas, los exámenes, y los resultados; siguiendo con los tratamientos; los desempeños individuales y colectivos en Sala de Cirugía en cada intervención; los cuidados y las atenciones médico–clínicas al paciente fuera en Sala de Cuidados Intensivos, en la Sala de Recuperación o en cualquiera otra área del CIMEQ; la propiedad, oportunidad y pertinencia en las aplicaciones de tratamientos químio y radio anunciadas; la prescripción, suministros y dosificación de esteroides, que a su vez, según algunos expertos, bloquean, anulan o ralentizan el sistema inmunológico de un paciente oncológico; las altas y los chequeos subsiguientes; los tratamientos ambulatorios, los asientos en el historial clínico y el control y los registro de los resultados.

Trascendencia

He allí la culminante e importante tarea destinada, tanto a la preservación de todos y cada uno de los registros, soportes documentales y los anexos incorporados al historial clínico del paciente Hugo Rafael Chávez Frías, como al establecimiento de una férrea Cadena de Custodia que impida su extravío, su contaminación, la alteración de su estado original; para impedir o al menos registrar cualquiera sea la modificación, la alteración o la adulteración:

¿A la fecha de hoy y dado el crucial asunto del cual se trata, existirán aún estos asientos, registros y soportes en el historial clínico, en su estado original y en sus condiciones de indubitable certitud estos requerimientos necesarios para una investigación técnica?

¿Quién lo garantiza?; ¿Cuba?; ¿Fidel Castro Ruz?; ¿Raúl Castro?; ¿la nomenklatura cubana?; ¿la dirección del CIMEQ?; ¿los médicos tratantes hoy condecorados?

¿Alguien en Venezuela se habrá ocupado de la preservación original y del aseguramiento preciso de ese legajo y documentación a los efectos de las ulteriores investigaciones técnico–clínicas y técnico–criminales?

¿Tendrá alguna respuesta a estos particulares la detentadora del monopolio de la acción penal en Venezuela, Luisa Ortega Díaz?

¿Tendrán los jefes de seguridad y de los servicios de Inteligencia del Estado, alguna respuesta a estas interrogantes?

¿Quién en Venezuela es el responsable que en este alevoso crimen contra Hugo Rafael Chávez Frías, si fuere el caso, no puedan ser investigados, llevados por ante los tribunales, técnicamente probados los hechos en un juicio controvertido y que los criminales sean condenados?

¿Existe alguna limitante que impida la ejecución en Venezuela de la investigación técnico–criminal de la violenta muerte de Hugo Rafael Chávez Frías y que estos hechos sean juzgados por tribunales en este país?

¿Esa limitante está pautada y aceptada por las partes en el Convenio entre el Gobierno de la República de Venezuela y el Gobierno de la República de Cuba sobre Asistencia Jurídica en Materia Penal; Ley aprobatoria GO 5.746 Extraordinaria 22/12/04 y Gaceta Oficial ordinaria N° 38.092 de la misma fecha, miércoles 22/12/04?

Entiéndase

Mientras esas investigaciones técnico–criminales no se ejecuten a cabalidad, se verifiquen y prueben los hechos para cargos y descargos y se dicten las sentencias en Venezuela por los órganos de justicia competentes, tanto el equipo médico tratante – Roberto Castellanos Gutierrez, Jorge González Pérez, Ibrahim Fernández Rodríguez, José Ignacio Fernández Cuesta y sus ayudantes Midiala Rodríguez Calvo, Laura Hernández Vidal y Pedro Águila Giñán– como el centro clínico en La Habana –el CIMEQ donde, como escenario, se ejecutaron los supuestos actos médicos–, han sido, son y serán, los primeros y principales sospechosos en la ejecución de actos voluntarios contra la integridad física,  la salud y la vida misma del paciente Hugo Rafael Chávez Frías.

Fueren esas responsabilidades, en el menor de los casos, culpa, por “mala praxis”, lo fueren en el más grave de ellos, por dolo con los actos voluntarios que sometiendo a severas torturas a un pacientes y que estaban destinados a causar daños irreparables y hasta la muerte de ese paciente.

Nuevos trascendentes datos

Se incorporan a los ya hechos y comentados conocidos dos tipos de nueva información, a cada cual más delicada o grave –según sea la óptica de observación– y, por tanto, determinantes.

Por una parte y dentro de los antecedentes profesionales del equipo de médicos quienes por instrucciones de Fidel Castro Ruz y bajo cuya exclusiva responsabilidad estaba la salud del paciente Hugo Rafael Chávez Frías, nos encontramos con siete condecorados, a saber:

  1. Roberto Castellanos Gutierrez (el segundo apellido de Roberto Castellanos es Gutiérrez en lugar de García, como aparece en la Gaceta Oficial), médico; especialista de segundo grado en Medicina Intensiva y Emergencias; profesor auxiliar del ISCM-H, Hospital CIMEQ; delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba en La Habana.
  2. Jorge González Pérez, médico; rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana; vicepresidente de la Unión de Universidades de América Latina. Experto forense y en medicina legal; fundador, presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Legal; célebre por haber dirigido un grupo de trabajo que ubicó e identificó los restos de Ernesto Rafael Guevara de la Serna, alias “El Ché Guevara” (1995/2000); ejerció la presidente de la Comisión de Salud y Deportes de la Asamblea Nacional de Cuba y es diputado desde 1998.
  3. Ibrahim Fernández Rodríguez, médico; figura en varios artículos de la Revista Cubana de Medicina Militar como el teniente coronel Ibrahim Rodríguez Rodríguez, especialista de segundo grado en cirugía y profesor titular del Hospital Militar Central Dr. Carlos J. Finlay; especialista en primer grado de Cirugía General.
  4. José Ignacio Fernández Cuesta, médico; aparece en publicaciones médicas como especialista del Centro de Investigaciones Clínicas de La Habana.
  5. Midiala Rodríguez Calvo, licenciado; es enfermera del Cimeq.
  6. Laura Hernández Vidal, licenciado
  7. Pedro Águila Giñán, licenciado

Por la otra, están las recientes declaraciones públicas de un súper agente secreto quien se dice ex oficial de inteligencia de Cuba; se identifica como “Hernando” y sus afirmaciones se sintetizan en los siguientes términos:

  1. “… Maduro vivió en Cuba, su familia vivió en Cuba…
  2. … Estudió en Cuba. Tiene una bien clara formación ideológica comunista…

10. … Está muy bien preparado en la formación subversiva…

11. … Estudió en la Escuela Superior del Partido Comunista…

12. … Siempre hubo disposición en seguir a Maduro, preparado por la inteligencia y apoyado por el gobierno cubano…

13. … Maduro es un subversivo profesional…”

  1. “…Dentro de lo más profundo de su ser, el revolucionario ha roto -y no sólo de palabra, sino con sus actos- toda Slide1
    relación con el orden social y con el mundo intelectual y todas sus leyes, reglas morales, costumbres y convenciones. Es un enemigo implacable de este mundo, y si continúa viviendo en él, es sólo para destruirlo más eficazmente…” (afirmó Sergei Nechaev, en su Catecismo del revolucionario, escrito en 1.868)

Nótense los particulares detalles

  1. Navarrete
  2. “… Un hombre abatido por una enfermedad terminal fue reelecto hasta 2018…”: El doctor Salvador Navarrete Aulestia[ii] quien había cuidado de la salud del Presidente en 2002 en el Palacio de Miraflores, en una entrevista publicada en el semanario MILENIO número 728 del 17-10-2011, revela detalles del estado crítico de Hugo Rafael Chávez Frías; derivado de ello es hostigado por los órganos de Seguridad de Estado; es interrogado en su clínica por el coronel José Álvarez Tineo –director de los servicios de inteligencia venezolanos SEBIN– sobre una supuesta conspiración oculta detrás de esa entrevista; bajo presión directa y sostenida sobre él y su entorno familiar y profesional, es silenciado; tuvo que abandonar Venezuela de forma intempestiva junto con toda su familia:
    1. “… El cáncer de Hugo Chávez Un diagnóstico exacto y un médico en fuga…”
    2. “… Nos hizo miembros del personal de la mayor confianza adscritos al Palacio de Miraflores. Éramos tres médicos venezolanos, un cardiólogo, un gastroenterólogo y este servidor como cirujano del equipo. De los tres yo era el único con militancia política, como miembro de la Dirección Nacional Ampliada del Movimiento Quinta República (MVR)…”
    3. “… Días antes de conceder la entrevista mantuve una serie de conversaciones con miembros del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) y les pedí que le transmitieran al Presidente estas inquietudes; e incluso pedía hablar directamente con él y poner mi conocimiento a la orden…”
  3. En ninguno de los datos de todos y cada uno de los citados integrantes del equipo médico cubano condecorado por Nicolás Maduro Moros y que atendió desde un principio a Hugo Rafael Chávez Frías, aparecen mencionados los estudios, los grados, las experiencias ni los antecedentes en la precisa especialidad médico–clínica oncología (del griego onkos, masa o tumor y el sufijo logos, estudio de).
  4. Y la especialidad de uno de los médicos tratantes es la Medicina Legal y se le menciona como Experto Forense. Que se conozca los médicos forenses examinan víctimas, vivas o muertas, para determinar tipo de lesiones, causas, daños de algún tipo, permanentes o pasajeros; en los casos de muerte violenta, son los llamados a examinar al detalle –por fuera y por dentro– a la víctima; realizar la autopsia del cadáver y las tomas de las distintas muestras orgánicas para ulteriores exámenes forenses y, en definitiva, para determinar las causas, las armas o instrumentos utilizados, la fecha y hora de la muerte y determinarán con precisión la causa de la muerte que será asentada en el Certificado de Defunción.
  5. Uno de los médicos tratantes y condecorados, es “delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba en La Habana”; otro es “presidente de la Comisión de Salud y Deportes de la Asamblea Nacional de Cuba y es diputado desde 1998”; otro es teniente coronel… especialista de segundo grado en Cirugía General; el cuarto médico es “especialista del Centro de Investigaciones Clínicas de La Habana”. Todos se desempeñan como profesores universitarios en cátedras de medicina en centros de estudios en La Habana: ¿Hugo Rafael Chávez Frías, en mano de este equipo de profesores universitarios, estuvo alguna vez en calidad de paciente oncológico o, por el contrario, una y otra vez, cuatro cuando menos, anestesiado se le montó en una mesa y bajo una lámpara en un pabellón quirúrgico del CIMEQ como una simple cobaya humana?
  6. Hugo Rafael Chávez Frías, oficialmente estaba con vida desde que cayó por última vez en manos de ese condecorado equipo médico del CIMEQ el nueve de diciembre de 2012, hasta que oficialmente Nicolás Maduro Moros, quien los condecora, anunció su muerte el cinco de marzo de 2013:
    1. ¿Noventa y seis (96) días en manos y tratado por médicos especializados en oncología o por Médicos Forenses, profesores universitarios, oficiales del ejército cubano, diputados y jefes de oficinas administrativas cubanas?
    2. ¿Entonces, cuándo murió realmente Hugo Rafael Chávez Frías, el mismo día 09/12/12 o cualquiera de los subsiguientes 96?
  7. ¿Cómo es que el investigador Médico Forense que ubicó e identificó los restos de Ernesto Rafael Guevara de la Serna, alias “El Ché Guevara” en Bolivia, es el que atiende, sin ser oncólogo, las dolencias diagnosticadas a Hugo Rafael Chávez Frías?; ¿qué paralelo se establece con ese hecho, entre el cadáver de Ernesto Rafael Guevara de la Serna, alias “El Ché Guevara” y el paciente Hugo Rafael Chávez Frías?.
  8. Salvo, el conocido hecho de que Ernesto Rafael Guevara de la Serna, alias “El Ché Guevara”, ya les estorbaba; murió luego que, expresamente, Fidel Castro Ruz comisionara al intelectual francés Regis Debray para viajar, ubicarlo y entrevistarlo en Bolivia y fue como derivado de la “telegrafiada” detención de Debray y las confesiones de éste, que fue ubicado por el Ejército en la Quebrada del Churo y trasladado a La Higuera donde lo matan:
    1. ¿Por qué Fidel Castro Ruz facilitó la ubicación y muerte de Ernesto Rafael Guevara de la Serna, alias “El Ché Guevara”? Una de las respuestas, se concentra en el hecho del absoluto y total fracaso de la guerrilla en Bolivia y la resistencia de El Ché a abandonar Bolivia y esa lucha armada en esas condiciones de inevitable fracaso que, a los efectos geopolíticos de Fidel Castro Ruz,  descalificaban los desempeños subversivos dirigidos desde La Habana.
    2. ¿Por qué Fidel Castro Ruz, impidió de la forma más drástica posible que Salvador Guillermo Allende Gossens materializara su rendición ante las tropas del general Augusto Pinochet que ya habían tomado el Palacio de La Moneda? Las informaciones sostienen que se suicidó, pero, la rendición de Salvador Guillermo Allende Gossens, marcaría en ese momento y en ese caso, un trascendente e indeleble fracaso que descalificaba los desempeños subversivos dirigidos desde La Habana.
    3. ¿Por qué se produce esta muerte en La Habana, a manos de cubanos, para sacar del juego a Hugo Rafael Chávez Frías? Esa respuesta, ya ha sido adelantada en notas anteriores, 14 años en el poder y aún no controla el país, ni puede garantizar estabilidad del régimen y, en los extremos y a falta de otro, para sustituirlo por quien a los efectos de los intereses geoestratégicos de Cuba, en ausencia de ese operante control personal ejercido por el propio Fidel Castro Ruz, le resulta a la nomenklatura más controlable; tanto por las debilidades intrínsecas que le son propias como por los mecanismos de control personal que han sido habilitados y operan in situ con la presencia y monitoreo –estrecho, al lado– de Nicolás Maduro Moros, por Ramiro Valdés Menéndez, alias ”Ramirito”.

Conclusión

Con “… unos funerales de nunca acabar, con más pompas que circunstancias, más fasto que solemnidad, más espectáculo que ceremonia…”; las truculencias de estilizada factura cubana, secundados por los controlados y sometidos representantes de todos y cada uno de los poderes del Estado en Venezuela, están disimulando con esta “… conspiración a la vista de todos…”, el artero asesinato de Hugo Rafael Chávez Frías.

Quede hoy para el futuro, la reseña de los eventos ya que, resulta tan elevado y fácilmente evidenciable el grado de complicidad criminal existente en este antes, durante y después del crimen de Hugo Rafael Chávez Frías que, por los momentos, nada se ha hecho y nada se hará en materia de investigación puesto que, todo el esfuerzo y la atención, no por ventura sino causalmente, está concentrado en un  nuevo proceso electoral.

Y como bien lo sintetiza Raúl Fuentes: “… todo lo acontecido a partir de la última aparición pública de Hugo Chávez en Caracas y su deceso obedece a un plan maestro que, contando con la complicidad manifiesta de legisladores y magistrados venales y prevaricadores que han despojado al TSJ y a la AN de todo vestigio de autoridad moral, si es que una vez la tuvieron, programó desde las truculentas violaciones del espíritu y la letra de la Constitución hasta su improcedente (y, aparentemente, postergada) enmienda para dar cabida en el Panteón Nacional a los restos de un mortal convertido en héroe sin ganar batallas y en santo sin hacer milagros…” (El Nacional 20/03/13))


[i] Ana María Martínez de la Escalera citando los trabajos de Hannah Arendt

[ii] Salvador Navarrete Aulestia: Médico Cirujano, especialista en cirugía baríatrica y metabólica Médico Cirujano egresado de la Facultad de Medicina, Escuela Luis Razetti, Universidad Central de Venezuela, en 1981. Post grado realizado en el Hospital Universitario de Caracas obteniendo el título de: Especialista en Cirugía General. Realizó su entrenamiento en Francia, Estados Unidos y Cuba, especializándose en cirugía laporoscópica. Asimismo, fue visitante asistente de la Unidad de Laparoscopia dirigida por el prestigioso Dr. Moisés Jacobs en el Baptist Hospital de Miami.

Como especialista en cirugía de la obesidad, cuenta con una extensa participación como panelista y expositor en congresos y jornadas médicas realizadas en Venezuela, así como en Japón, Brasil, España, Estados Unidos y Perú, entre otros países. Cabe destacar que el Dr. Navarrete tiene más de una treintena de trabajos publicados y videos científicos, los cuales le han valido una serie de reconocimientos, entre ellos: Premio Sociedad Venezolana de Cirugía, Premio Cipriano Jiménez Macías y Premio Ricardo Baquero González, entregados en diversas ediciones del Congreso Venezolano de Cirugía. Ha sido Jefe del Equipo Quirúrgico del Hospital Universitario de Caracas; Jefe de Residentes del Servicio de Cirugía II y actualmente es Jefe de la Unidad de Cirugía Endoscópica del Hospital Universitario de Caracas. Su actividad como docente en la Escuela “Luis Razetti” de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela ha sido extensa, incluyendo Coordinador General del Post-grado de Cirugía General y Coordinador del Internado de Pre-grado de Cirugía General de la Cátedra de Clínica y Terapéutica Quirúrgica B del Hospital Universitario de Caracas. Actualmente es coordinador del Post-grado de Cirugía General del Hospital Universitario de Caracas y Jefe de la Cátedra de Clínica y Terapéutica Quirúrgica B. El Dr. Navarrete comparte su actividad profesional entre el Hospital Universitario de Caracas, la Clínica El Avila y la Clínica Santa Sofía. Pertenece a numerosas sociedades científicas, entre ellas, es miembro fundador de la Sección de Cirugía Endoscópica y de la Sección de Cirugía Bariátrica de la Sociedad Venezolana de Cirugía; miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Cirugía Bariátrica y Metabólica, así como miembro de la Asociación Latinoamericana de Cirugía Endoscópica, The Society of Laparoendoscopic Surgens y de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica, entre otras

About these ads

Acerca de rriverom
http://www.home.earthlink.net/~accioncivica/ http://twitter.com/#!/rarmuz

8 Responses to Artero asesinato de Hugo Rafael Chávez Frías

  1. mariafererira dice:

    Bueno al Final el Presi murio traicionado,por el Barbudo que tanto Admiro, ni fui Chavista, pero esta cruda y patetica Relidad, con detalles a toda Prueba Me lastima, hasta donde pude llegar la Ambicion del poder de estos Sanguinarios, .. A mi no me sroprende, se de medina y cuando lei lospartes medicos me horrorizaba de las multiples complicaciones y prodecmientos absurdos e inapropiados, le decia a mi familia y amigos, pero hasta cuando torturan a este hombre, lo di por fallecido vaias veces a distancia, pero nada seguian, seguian, abusando de ese cuerpo inerte e indefenso, Creo en Dios, la justicia Divina, la justicia de los hombres que esto no quedara impune, Canallas, y nunca fui Chavista, pero no se le hace jamaz a un ser humano, Menos a un personaje venzolano, Presidente Elgido por voto popular para dolor de muchos y felicidad de otros que de paso le sobraban los millones para buscar la mejor medicina del mundo ,acabaran con el en el pais mas empobrecido y carente de Avances Tecnologia, medica Etccc, que pena senores Rojos o no,,,Cuidense mucho amigos, no hay escrupolos, etica, humanidad, menos ningun respeto por el ser humano, ya ven lo que paso…buena suerte, Dios nos Ampare..

  2. Pingback: El magnicidio de Hugo Rafael Chávez Frías | compromissum

  3. .
    Todo lo contrario, y más en esta SEMANA SANTA, debemos hacer una cruzada contra los infieles, los ateos, los que pretenden arrancarle el alma a este mundo en decadencia.

    No, no es asusar el fuego apagado. Nunca hubo un fuego apagado, sino todo lo contrario. Es una constante el estilo totalitario ateo de pretender perpetuarse en sus carnes podridas.

    880000 dólares costó el embalsamamiento de otro cretino útil, asesinado por el disparate marxista. “Schorfino” se llama la empresa italiana. Y Maduro, el colombiano nacionalizado por Chávez, preparado como marxista profesional, en Cuba, vino a dar el golpe de estado a sabiendas. so pena que si gana Capriles, habrá una revolución…???

    Nada de “fuego apagado”. El Neo Imperio comunista Ateo sigue en existiendo, como las momias de Ejipto. Pero son momias, nada más.

    Está todo acá: la ejecución entregada de Guevara, el asesinato de Allende y el magnicidio del Mico Mandante…

  4. luis pazmiño dice:

    Tanto esfuerzo y comentarios truculentos ,que solo hacen reforzar y convencer aun mas del magnicidio pero por parte de los mas interesados los yanquis y piti-yanquis

    • rriverom dice:

      Según ésta su experta o empírica apreciación, en La Habana Cuba, en el interior del CIMEQ, operó u opera entonces una unidad de servicio secreto gringa la que de alguna forma controló el hacer y dejar de hacer de todos y cada uno de los médicos, enfermeros y demás personal cubano con el objetivo de “inocular”, infestar o sembrar un cáncer en las entrañas y en cada una de las cuatro intervenciones quirúrgicas, paso a paso, fue produciendo mayores y severos daños internos y hasta lograr liquidar, primero psíquica y luego físicamente, a Hugo Rafael Chávez Frías. De ser así, me indica su apreciación que el famoso G2 de Cuba y el resto de los servicios de seguridad a las órdenes de Fidel y Raúl Castro son una pandilla de inútiles, incapaces, si no es que fueren todos, Ramiro Valdés Menéndez “Ramirito” incluido, activos agentes gringos.
      Sería importante que su tan precisa información de alguna forma, la haga usted llegar al colombiano Nicolàs Maduro Moros quien por el camino que va ya es un estorbo para Raúl Castro y, sea la CIA o sea el G2 o ambos combinados, ya le deben tener previsto su diagnóstico, la atención clínica especializada, las cirugías, la terapia intensiva, la recuperación y hasta la caja para el regreso para comenzar con la próxima visita y tan pronto el arribo de Nicolás Maduro Moros a La Habana.

  5. Pingback: Nicolás Maduro Moros franco camino hacia espiral de pánico | Rafael Rivero Muñoz

  6. Pingback: Carta abierta a Antonio José Ledezma Díaz, Alcalde Metropolitano | Rafael Rivero Muñoz

  7. Pingback: “Cuestión previa” en realpolitik[i] (II/II) | Rafael Rivero Muñoz

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.277 seguidores

%d personas les gusta esto: